El Viajero Fisgón

Registrarse

¿Vacaciones con perro?

Aunque resulta bastante sencillo acostumbrarles a los viajes en coche, es muy frecuente que los perros se mareen y se pongan muy nerviosos, especialmente si el viaje es largo. Ahora que aún queda tiempo para las vacaciones de verano, si tienes previsto viajar con tu perro es el momento de acostumbrarle al coche.

Además de tomar las medidas de seguridad necesarias para cumplir las normas de circulación, es importante asegurar el bienestar del perro durante el viaje. Si es un viaje de más de dos horas, intenta parar en una zona de descanso o un área de servicio para que pueda estirar las patas, tomar el aire, y, si lo necesita, hacer sus necesidades. Exactamente igual que las personas.

Intenta que no coma ni beba dos horas antes del viaje, para evitar que vomite si se marea, y en ocasiones muy extremas, puedes darle (siempre recetada por el veterinario), una pastilla para el mareo antes de empezar el viaje.

Muy importante: no dejes que el perro saque la cabeza por la ventanilla, porque además de resultar peligrosísimo, el fuerte aire que impacta al ir el coche en marcha puede provocarle enfermedades como otitis o conjuntivitis. Intenta que se mantenga en la parte trasera del coche, para no distraer al conductor, y nunca, nunca, le dejes encerrado en el coche con las ventanas cerradas mientras paras para descansar o para tomar algo por el camino.