El Viajero Fisgón

Registrarse

Consejos para que viajar con mascotas sea fácil y sencillo

mascotas Consejos para que viajar con mascotas sea fácil y sencilloAdemás de ser animales de compañía y afecto, una mascota es también una gran responsabilidad. A lo largo de nuestra vida nos pueden surgir cambios laborales o familiares o simplemente planeamos unas vacaciones que nos obligan a viajar bien por territorio nacional o bien en el extranjero con nuestras mascotas. Es necesario que conozcamos las condiciones y el protocolo para viajar con mascotas en coche, tren y avión para que tanto ellas como nosotros disfrutemos de un magnífico viaje. En El Viajero Fisgón te damos las calves para que los viajes y el turismo con mascotas no os empañe el placer de viajar.

 

1. VIAJAR EN COCHE
El coche es el medio de transporte más cómodo para nuestra mascota, además puedes estar a su lado durante todo el viaje y parar en la primera estación de descanso cuando tú o tu mascota lo necesitéis.

Antes de comenzar un largo viaje en coche es necesario que antes acostumbremos a nuestros animales al vehículo mediantes trayectos cortos. De esta manera podremos evitar posibles mareos.

Viajar con mascotas no es tarea del todo fácil, pero para que así lo sea, la DGT tiene su propia normativa que es aconsejable revisar, entre los puntos más signficativos, no llevar a nuestro animal suelto en el coche para evitar molestias al conductor, además encontramos estos otros consejos:

- Llevar a los animales en transportín (sobre todo si el animal es pequeño). En el caso de que sean grandes, es útil colocar en el coche redes o rejas que separan los asientos delanteros y traseros, de manera que los animales no molesten al conductor.
- En el caso de trayectos cortos, utilizar cinturones de seguridad que existen para perros. En distancias largas el perro puede estar incómodo al ver limitados sus movimientos.
- Además la mascota puede ir en el maletero siempre y cuando este se comunique con el interior del coche.
En cualquier caso es recomendable visitar la página web de la DGT y revisar su normativa para que el viaje con nuestra mascota sea mucho más placentero.

 

2. VIAJAR EN TREN
En caso de que viajemos en tren es necesario ir provistos de la “guía de sanidad de nuestra mascota” en la que se detallan las características higiénico sanitarias y de seguridad de nuestro animal.

En el caso del AVE o trenes de Larga Distancia, el transporte de animales se limitará a pequeños animales domésticos (perros, gatos, hurones y aves que no sean de corral) y cuyo peso no sobrepase los 6 Kg. Sólo se admite un animal por viajero y este debe ir acomodado en una jaula cuyas dimensiones no superen 60 x 35 x35 cm y que disponga de un dispositivo que le permita contener los residuos y luego retirarlos. Por otro lado, tendremos que tener en cuenta que deberemos pagar una tarifa especial por el transporte de nuestro animal o la plaza que ocupe.

En trenes Media Distancia y Avant, Renfe admite el transporte de pequeños animales domésticos (max 6 Kg), siempre bajo la vigilancia del viajero que los lleve y siempre y cuando no se opongan otros viajeros. Las condiciones de viaje son similares a las que se aplican en el caso del AVE o trenes de Larga Distancia. En cualquier caso es necesario que tengamos en cuenta que en los trenes Media Distancia, el transporte de animales puede limitarse por saturación de viajeros.

Por último, en el caso de los perros guía de invidentes, podrán acompañar a su dueño de manera gratuita, siempre con cadena, y bozal en el caso que sea necesario.

 

3. VIAJAR EN AVIÓN
Pero si lo que quieres es viajar con mascotas en avión, antes es necesario que consultemos previamente el protocolo para viajar con animales en las distintas compañías aéreas, ya que en función del peso, podrá viajar con el pasajero en un trasportín o bien en la bodega. Por lo general, aquellas mascotas con un peso superior a los 6-7 kilos deberán viajar en bodega.

Es necesario que antes de afrontar un viaje en avión consultemos con él veterinario la posibilidad de administrar algún sedante a nuestra mascota y evitarle el estrés al que puede estar sometido durante el viaje, sobre todo si viaja en bodega.

Consultar las compañías aéreas, con el veterinario son cuestiones generales antes de viajar en avión con nuestra mascota, pero hay otros aspectos que puede que desconozcamos. Por ejemplo los trámites burocráticos que hay que realizar previos al viaje. En el caso de los viajes intercontinentales, desde el 1 de octubre de 2004 es necesario que todos los animales que viajen dentro de la Unión Europea lo hagan con su correspondiente pasaporte veterinario. Este pasaporte es imprescindible, lo exija o no la compañía aérea con la que viajemos, para poder ingresar en alguno de los países de la Unión Europea.

Además es importante que te informes sobre las exigencias sanitarias para que nuestro animal pueda ingresar en el país elegido, ya sea dentro de la Unión Europea o no, y seguir correctamente las indicaciones que nos proporcionen en el consulado del país al que viajamos. Todos estos trámites requieren un tiempo y como mínimo necesitarás diez días para que se certifique el estado de salud del animal, por lo tanto ¡cuidado con los plazos!

Si viajas en el territorio nacional, todo será mucho más fácil. Por ejemplo en el caso de Spanair, la compañía requiere que al hacer la reserva hagas una petición de animal de compañía indicando el tipo de animal y las características básicas del mismo. En 24 horas la compañía te comunicará si el animal es aceptado. Otra cuestión a tener en cuenta es si nuestro animal viajara en cabina o en bodega. En el caso de Iberia, la compañía exige que para que el animal viaje en la bodega deberá ir en un contenedor adecuado, con buenas condiciones de resistencia, seguridad y ventilación. En cabina el peso del animal, incluyendo el transportín, no puede superar los ocho kilos. Igualmente, el tamaño del habitáculo no puede superar los 105 cm en el largo, ancho o profundidad. En ningún momento permitirán que tu mascota viaje a la cabina si desprende mal olor o pueda molestar a la tripulación o el pasaje.

Es necesario que recuerdes que tu animal de compañía pagara un pasaje que dependerá de las tarifas establecidas por cada compañía y país. Generalmente son precios elevados que van en función del peso del animal.

Por último las personas invidentes no tendrán problemas para que su animal viaje en cabina junto a ellos. La tripulación será la responsable de asignarle un asiento en el que vayan cómodamente y el animal no moleste al resto del pasaje. El perro lazarillo es el único exento de pagar las tarifas de animales.

 

4. ALOJAMIENTO CON MASCOTAS
El alojamiento es un problema menor a la hora de viajar con  mascotas, cada vez hay más hoteles que admiten mascotas o incluso casas rurales que te permiten llevar a tu animal contigo. De manera que nos podemos olvidar de pensar que hacer con nuestras mascotas, dejando a  la familia, el vecino o los amigos liberados.

Tanto a escala nacional como internacional, encontramos hoteles que admiten mascotas y  que harán lo posible para que  tenga la mejor atención y los mejores cuidados. Es el caso del Petit Palace Tres Cruces en Madrid, el Hotel Luciani en Roma, el Lisboa Bungalows en Lisboa, entre muchos otros.

Hacer turismo con mascotas cada vez es menos complicado, solo tienes que informarte bien sobre los requisitos que te exigen en el país de origen para admitir a tu mascota en caso de que viajes al extranjero y buscar un hotel en el que admitan sin problemas a tu animal. Algo muy fácil hoy en día gracias a la Red que te ofrecen miles de opciones entre las que poder elegir.

Esperamos que todos estos consejos de El Viajero Fisgón os sean de gran utilidad, ¡feliz viaje!