10 consejos para viajar al sudeste asiático

28 octubre, 2016 - David García

Angkor, en Camboya. F9photos (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Es uno de esos viajes que uno suele hacer una vez en la vida, de esos que preparas durante mucho tiempo y del que esperas mucho a cambio. El sudeste asiático está lleno de lugares mágicos y enigmáticos que cada vez más gente se atreve a descubrir. Pero como ya hemos adelantado, se trata de un viaje que hay que tener preparado por lo que nosotros te aconsejamos que tengas en cuenta algunas consideraciones antes, durante y después de disfrutarlo.

1. Asuntos legales: visados.

Cada país del sudeste asiático es un mundo. Con toda la antelación que puedas, mira la fecha de caducidad de tu pasaporte y no viajes con uno al que le queden menos de seis meses de validez. Revisa la política de entrada de turistas de cada país. Para algunos, como Vietnam, necesitarás un visado previo que debes sacar en España. Para otros como Tailandia no hará falta sacar visado, y en otros como Camboya o Laos puedes sacarlo al llegar.

Pasaportes. Isaac Medina Alcázar (iStock)

Pasaportes. Isaac Medina Alcázar (iStock)

2. Cuida de tu salud.

Revisa con tiempo si al país al que vas a viajar requiere de vacunas y de qué tipo. El Ministerio de Sanidad mantiene actualizada una página web dedicada a la vacunación internacional donde detallan qué vacunas son necesarias para viajar a qué países.

Para viajar a algunos países es recomendable vacunarse. Amawasri (iStock)

Para viajar a algunos países es recomendable vacunarse. Amawasri (iStock)

3. Mira el tiempo.

El sudeste asiático es sacudido cada año por tormentas, monzones, tornados y demás tipos de fenómenos atmosféricos de ese tipo. Está claro que esos fenómenos no son evitables, ni puedes saber qué tiempo hará dentro de seis meses por ejemplo, pero sí puedes informarte de cuál es la época de tormentas y monzones y evitarla en la medida de lo posible.

Calle de la India tras una lluvia. Pjhpix (iStock)

Calle de la India tras una lluvia. Pjhpix (iStock)

4. Avisos del Ministerio de Exteriores.

No nos engañemos, el sudeste asiático es un área políticamente inestable y eso en algunos casos produce cierta inseguridad al turista. Por eso, el Ministerio de Exteriores ha puesto a disposición de los ciudadanos una completa guía (que actualiza frecuentemente) con recomendaciones de seguridad a la hora de viajar a un país hasta el punto de aconsejar o incluso desaconsejar categóricamente un viaje a la zona.

Famoso triángulo dorado en el río Mekong, en la frontera entre Tailandia, Laos y Birmania. Bonilla1879 (iStock)

Famoso triángulo dorado en el río Mekong, en la frontera entre Tailandia, Laos y Birmania. Bonilla1879 (iStock)

5. Tipo de ropa que debes llevar.

Adecúa tu maleta al lugar al que vayas y a las condiciones de tu viaje. Es decir, mira las temperaturas que suele haber, si hay peligro de picaduras de mosquitos (para llevar ropa fina pero de manga corta y pantalón largo), calzado adecuado para andar por zonas de barro o caminos, chubasqueros o impermeables y trata de llevar el mínimo peso posible, sobre todo si vas de ‘mochilero’.

Turista en mercado flotante de Vietnam. Gilitukha (iStock)

Turista en mercado flotante de Vietnam. Gilitukha (iStock)

6. Sé cauto con quien trate de ayudarte.

No vamos a ser los tipos más desconfiados del mundo pero tampoco tenemos que confiarnos en exceso de aquél que nos ofrezca su ayuda en el país de destino o aquellos que se acerquen a nosotros. Por tanto, hay que ser cauto con quien nos relacionemos allí, tratar de no meternos en líos con la Justicia de aquellos países.

Calle en Camboya de noche. Siraanamwong (iStock)

Calle en Camboya de noche. Siraanamwong (iStock)

7. Regatea en tus compras.

El comercio en los países del sudeste asiático (sobre todo el callejero) es muy diferente al que conocemos. Allí, regatear los precios es un hábito más que asentado entre comerciantes y turistas y por eso te recomendamos que saques a la luz el negociador que llevas dentro para llevarte ese artículo que tanto te ha gustado. Ten en cuenta que el precio de inicio está muy por encima de lo que están dispuestos a aceptar así que tienes mucho margen de mejora en el montante final.

Mercadillo de insectos en Laos. OscarEspinosa (iStock)

Mercadillo de insectos en Laos. OscarEspinosa (iStock)

8. Respeta las tradiciones.

Dice el refranero español que ‘allá donde fueres, haz lo que vieres’. Y como el refranero español es muy sabio, lo mejor es hacerle caso. No nos referimos a hacerte budista, por ejemplo, sino a respetar las tradiciones: guardar silencio allí donde tengas que guardar silencio, descalzarte donde sea necesario, saludar como lo hagan allí… unas mínimas normas de educación y respeto, vamos.

Monje en un templo de Laos. Dima266f (iStock)

Monje en un templo de Laos. Dima266f (iStock)

9. Cuidado con los animales.

La relación de los habitantes de esta región asiática con los animales es muy especial. Vacas, elefantes y monos son algunos ejemplos. Trátalos con respeto y ten cuidado con todos ellos, y evita así tener algún percance indeseable con ellos que acabe con tus huesos en un hospital o en una comisaría.

Monos en Camboya. Oknopo (iStock)

Monos en Camboya. Oknopo (iStock)

10. Agua y otros hábitos de higiene.

No bebas agua de cualquier sitio, asegúrate que sea potable o mejor, embotellada. Hidrátate, lávate (sobre todo las manos), y vigila también lo que comes ya que la gastronomía asiática dista mucho de la mediterránea. Vigila tu cuerpo en el país de destino y también semanas después de volver a España y ante cualquier eventualidad acude a tu médico.

Sudeste asiático. Kattiyaearn (iStock)

Sudeste asiático. Kattiyaearn (iStock)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter