10 cosas que hay que hacer y ver en San Miguel de Allende

1 julio, 2016 - David García

Vista de San Miguel de Allende. BornaMir (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

México es sin duda uno de los países más turísticos del mundo. Playas paradisíacas, sol, fiestas, naturaleza… pero el territorio azteca esconde otros muchos tesoros en su interior y uno de ellos es la localidad de San Miguel del Allende, en el Estado de Guanajuato. Para que os hagáis una idea de la importancia de la ciudad, os diremos que el 7 de julio de 2008 fue inscrita por la Unesco como el Patrimonio Cultural de la Humanidad y hay quien asegura además que es la ciudad más bonita de México ¿Qué hacer si pasas por allí? Muy atento…

1. Su barroco mexicano.

No es fácil (o tan fácil) encontrar vestigios barrocos fuera de Europa. San Miguel del Allende los tiene y por eso te proponemos que hagas un recorrido por su arquitectura barroca que incluye varias iglesias de la ciudad. La más espectacular es la Parroquia de San Miguel Arcángel, una mole de cantera rosa construida en el siglo XVIII con una portada en estilo barroco.

Parroquia en San Miguel de Allende. Bpperry (iStock)

Parroquia en San Miguel de Allende. Bpperry (iStock)

2. Fuentes termales.

Su agradable temperatura a lo largo de todo el año ha provocado que gran parte de sus casi 70.000 habitantes sean extranjeros, que empezaron a llegar a la ciudad a partir de los años 50 atraídos por sus aguas termales que aún hoy siguen siendo muy famosas en la zona.

Agua y naturaleza. Ana Rey (Flickr)

Agua y naturaleza. Ana Rey (Flickr)

3. El Charco del Ingenio.

La naturaleza es uno de los aspectos más importantes de la vida de este municipio. Dentro de su término municipal se encuentra el jardín botánico y reserva natural El Charco del Ingenio, que ocupa una superficie de 70 hectáreas en la cuenca del río Laja, que atraviesa el pueblo. La reserva es un espacio consagrado a la conservación de la vida silvestre, así como de colecciones de plantas cactáceas y de otras familias de suculentas, tanto endémicas de la región como procedentes de otras partes del país. Muchas de las especies que allí hay se consideran raras, amenazadas o en peligro de extinción. Durante su visita a México en 2004, el Dalai Lama declaró la reserva de El Charco del Ingenio como una zona de paz, un espacio libre de violencia, dedicado a la conservación de la naturaleza y al desarrollo comunitario.

Naturaleza en los alrededores de San Miguel de Allende. Chris Doelle (Flickr)

Naturaleza en los alrededores de San Miguel de Allende. Chris Doelle (Flickr)

4. Carácter colonial.

Aunque el punto de partida artístico del pueblo es su carácter barroco, no nos olvidemos que hasta que obtuviera su independencia de España, la ciudad fue colonia española, circunstancia que se refleja en su arquitectura y su urbanismo. No dejes de hacerte una ruta colonial por sus calles y viaja a un pasado no tan lejano a través de tu paseo.

Arquitectura colonial. Bpperry (iStock)

Arquitectura colonial. Bpperry (iStock)

5. Museo del juguete.

San Miguel cuenta con un museo turístico del juguete nacional en México que está en la calle de Núñez esquina con San Francisco. Además de poder admirar la historia del juguete mexicano, su visita nos permitirá también hacer un análisis del desarrollo del país en el ámbito de sus artesanías.

Muñeco luchador de juguete en San Miguel de Allende. S. Alexis (Flickr)

Muñeco luchador de juguete en San Miguel de Allende. S. Alexis (Flickr)

6. Semana Santa.

San Miguel de Allende conserva un espíritu católico muy arraigado. Tanto es así que en Semana Santa son muchos los mexicanos de otras zonas que llegan hasta aquí a llevar a cabo un cierto retiro espiritual durante algunos días. Uno de los eventos de Pascua más importantes es la procesión del Santo Entierro, en la que participan de manera activa más de mil personas interpretando diferentes cantos de pasión.

Escultura religiosa en San Miguel de Allende. Patrick Denker (Flickr)

Escultura religiosa en San Miguel de Allende. Patrick Denker (Flickr)

7. Fiesta de San Miguel Arcángel.

La fiesta grande de San Miguel de Allende tiene lugar cada 29 de septiembre, con motivo de su patrón, San Miguel Arcángel. Así que si tienes la oportunidad, visita la ciudad en estas fechas porque además de su típica alborada y procesión se llevan a cabo eventos sociales, artísticos, deportivos y culturales, además de sus famosas corridas de toros.

Fiestas en San Miguel de Allende. Bpperry (iStock)

Fiestas en San Miguel de Allende. Bpperry (iStock)

8. Sentirte como un auténtico vaquero.

Los alrededores de la ciudad tienen un aspecto semidesértico que se asemeja a Colorado y a un paraje de películas de western. Así que no dudes en lanzarte a la aventura a través del denominado Cañón de los Coyotes y sus cañadas, laderas, lagos y ríos a lomos de un caballo. Desde lo alto disfrutarás de unas vistas de la ciudad envidiables.

Amazona. Ashva (iStock)

Amazona. Ashva (iStock)

9. ¡A comer!

No podemos irnos de San Miguel de Allende sin probar su peculiar cocina, o mejor dicho esta vez, de sus componentes. Porque lo que os proponemos es la visita al llamado Tianguis Orgánico del Parque Juárez, justo en el corazón de San Miguel de Allende. Se celebra todos los sábados y en él los productores locales acuden a vender sus cosechas y demás productos de origen orgánico, como pan, quesos, chocolates, miel, conservas, tortillas hachas a mano, café… Todo producido de manera artesanal. Muchos de los restaurantes del municipio utilizan estos ingredientes para elaborar sus platos, unos ingredientes producidos con una agricultura sostenible en pequeños huertos propios. Todo un ejemplo.

Pimientos típicos que se venden en San Miguel de Allende. Paul Asman and Jill Lenoble (Flickr)

Pimientos típicos que se venden en San Miguel de Allende. Paul Asman and Jill Lenoble (Flickr)

10. De compras.

San Miguel de Allende es uno de los centros neurálgicos de la artesanía mexicana gracias a sus mercados, como ocurre en casi todo México. Decenas de galerías y artesanos ofrecen todo tipo de productos en metal, papel mache, vidrio soplado, vitrales, cerámica y muebles. El mercado de artesanías de San Miguel de Allende es el lugar ideal para hacer estas compras pero tendrás que ser un gran negociador para llevártelo por el mejor precio porque el regateo allí está a la orden del día.

Mercadillo en San Miguel del Allende. Chris Doelle (Flickr)

Mercadillo en San Miguel del Allende. Chris Doelle (Flickr)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter