10 curiosidades de la Casa de Campo de Madrid

7 abril, 2017 - Miguel Á. Palomo

Lago de la Casa de Campo (Kus Cámara, Foter)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

El pulmón verde más grande de la ciudad. La Casa de Campo de Madrid es un lujo instalado a un paso del corazón de la capital y en el de todos los madrileños que sienten devoción por ella. Además del lago, del Parque de Atracciones, del Zoo y del Teleférico, la Casa de Campo, que fue declarada Bien de Interés Cultural por la Comunidad de Madrid, alberga curiosidades y secretos que queremos recordar.

1. El mayor parque público de la ciudad

De todos los parques públicos de la ciudad de Madrid, de todos los históricos que incluyen el del Retiro, el parque del Oeste, la Quinta de la Fuente del Berro, el del Capricho, la Quinta de los Molinos, la Quinta de Vista Alegre, el Campo del Moro y el Real Jardín Botánico, la Casa de Campo se lleva la palma con una extensión total de 1722,60 hectáreas.

Plano de Madrid de Pedro Teixeira, 1656 (Pedro Teixeira Albernaz, Wikipedia)

Plano de Madrid de Pedro Teixeira, 1656 (Pedro Teixeira Albernaz, Wikipedia)

2. Tamaño comparado

Ya que estamos midiendo la Casa de Campo, no está de más destacar que el parque es cinco veces más grande que Central Park de Nueva York y casi siete más que Hyde Park, el parque más representativo de Londres.

3. El pasado más remoto

Todo lugar tiene un pasado, es evidente. La Casa de Campo ocupa terrenos en la ribera derecha del río Manzanares que pudo ser habitado desde tiempos inmemoriales, desde el Paleolítico tal vez. Ya en tiempos de la Hispania Romana este territorio fue seguramente sede de una villa romana y, más tarde, como así fue encontrada, se instaló aquí una necrópolis visigoda.

4. Coto de caza de la corona

Pero la Casa de Campo como tal tiene su origen en 1519, con Carlos I en el poder y como finca recreativa de la corona que dispuso del Palacio de los Vargas, remodelado por Sabatini en 1773, nuevamente en el siglo XX y por último hace un par de años. Felipe II quiso después ampliar el cazadero de El Pardo. Y ya durante el reinado de Fernando VI, el lugar fue declarado Bosque Real.

Paisaje de la Casa de Campo, de Félix Castello (Museo de Historia de Madrid, Wikipedia)

Paisaje de la Casa de Campo, de Félix Castello (Museo de Historia de Madrid, Wikipedia)

5. Disfrute público

Tras la proclamación de la Segunda República el pueblo recuperó la Casa de Campo. Abierto el parque al público el 20 de abril de 1931, ese mismo día hasta 300.000 madrileños entraron al recinto para celebrar una fiesta multitudinaria.

6. Los restos del conflicto

Pero claro, ¿qué fue de la Casa de Campo durante la Guerra Civil? Pues precisamente la línea del frente atravesaba el parque desde el puente de los Franceses hasta el actual Paseo de Extremadura, concretamente hasta el punto conocido como Vértice Paquillo. En el cerro de Garabitas se instaló la artillería del bando nacional. Hoy pueden verse algunas construcciones militares, todavía en pie, como trincheras y búnkeres. La Casa de Campo se reabrió al público en 1946.

7. Puente de la Culebra

El arquitecto italiano Francesco Sabatini está muy ligado a la historia de Madrid. De todas las obras artísticas y decorativas que han sobrevivido al paso del tiempo en la Casa de Campo, el puente construido por él en 1782 por orden de Carlos III es la más llamativa. En la zona poco transitada de El Zarzón, se trata de un puente poco funcional por el que no cabían carruajes y que era conocido como el puente Estrecho. Lo de la Culebra es por su serpenteante trazado motivado por pretiles de granito que a día de hoy no son más que reproducciones ya que los originales fueron sustraídos en un acto vandálico.

Puente de la Culebra (Edescas, Wikipedia)

Puente de la Culebra (Edescas, Wikipedia)

8. Viñas en la Casa de Campo

Al lado de la puerta de Batán, bautizada como puerta de Dante, se puede ver un viñedo plantado por la Escuela de la Vid y el Vino de Madrid. Además, una bodega que puede llegar a producir 200.000 litros de vino, una planta piloto de productos lácteos, otra de aceite de oliva, un horno de panificación y otras instalaciones relacionadas.

9. Árboles singulares

Capítulo aparte el de la flora de la Casa de Campo. De acuerdo que el parque es sinónimo de encina y retama, su vegetación natural, pero da para más ya que se conservan ejemplares que están catalogados y que, por ejemplo, se recogen en el blog Disfrutando de Madrid. Algunos de ellos: Cedro del Reservado, Plátano Gordo, Taray del Humedal, Pino del Pinar de las Siete Hermanas, Roble del Puente de Hierro, o el Fresno del Arroyo Meaques, conocido como el árbol del ahorcado.

Pinar de Siete Hermanas (Edescas, Wikipedia)

Pinar de Siete Hermanas (Edescas, Wikipedia)

10. Leyenda del Cerro Garabitas

Ya hemos mencionado este enclave como un punto caliente durante la Guerra Civil. Pero además, corre la leyenda de que por este paraje se pasean las almas de los muertos antes de dejar definitivamente este mundo.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter