10 destinos para descubrir la arquitectura española

20 mayo, 2016 - David García

Museo Guggenheim de Bilbao. (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Arquitectura y turismo son dos conceptos que van siempre unidos. Cuando visitamos algún sitio, resulta imposible no admirar sus edificios, sean del tipo que sean, y comprarlos con el lugar del que procedemos. Podríamos decir que la arquitectura da a la ciudad una personalidad propia. En España tenemos la suerte de tener entonces muchos lugares con personalidad propia gracias a su arquitectura. Aquí destacamos algunos.

1. Barcelona.

Si hablamos de Barcelona, lo hacemos también de Modernismo y Gaudí. El arquetecto catalán es todo un reclamo para los miles de turistas que recorren las calles de la Ciudad Condal cada día. Desde la Sagrada Familia hasta el Parque Güell, pasando por la Pedrera o la Casa Batlló, la ruta del Modernismo es un referente del turismo nacional e internacional.

Sagrada Familia de Barcelona. Luciano Mortula (iStock)

Sagrada Familia de Barcelona. Luciano Mortula (iStock)

2. Valencia.

La capital levantina se ha convertido en todo un icono de la arquitectura de vanguardia gracias a la Ciudad de las Artes y de las Ciencias y a Santiago Calatrava, uno de los arquitectos de mayor renombre internacional.

Ciudad de las Artes y de las Ciencias. PEDRE (iStock)

Ciudad de las Artes y de las Ciencias. PEDRE (iStock)

3. Bilbao.

Otro paradigma de vanguardia es Bilbao. Desde la llegada a finales de los 90 del Museo Guggenheim (otro icono de la arquitectura contemporánea), la capital vizcaína es destino para miles de turistas. Y no solo por el centro de arte, sino por todo lo que se ha levantado a su alrededor como el puente de Deusto.

Museo Guggenheim de Bilbao. (iStock)

Museo Guggenheim de Bilbao. (iStock)

4. Ruta de Don Quijote.

No todo es arquitectura contemporánea en España. Nos fijamos ahora en el siglo de oro, XVII, y en el Quijote como hilo conductor de esta aventura urbanística: la plaza Mayor de Tembleque, los molinos de Campo de Criptana, Consuegra, el Corral de Comedias de Almagro… grandes hitos de la arquitectura clásica manchega y española de hace 500 años que aún podemos contemplar.

Molinos en Campo de Criptana. VYCHEGZHANINA (iStock)

Molinos en Campo de Criptana. VYCHEGZHANINA (iStock)

5. Granada.

Retrocedemos unos cuantos años para trasladarnos a Al Andalus y al reino Nazarí de Granada, ciudad que conserva como ninguna esa esencia árabe que impregnó el sur peninsular antes de la Reconquista. Con la Alhambra como centro neurálgico, sus alrededores nos acercan a lo que fue el urbanismo musulmán de la época.

Vista de la Alhambra y sus alrededores. Ivan Bastien (iStock)

Vista de la Alhambra y sus alrededores. Ivan Bastien (iStock)

6. Ávila.

¿Cómo era una ciudad medieval amurallada? Ávila tiene la respuesta. Ciudad paradigma del recogimiento y de vida monacal, podemos ser partícipes por ejemplo de una ruta arquitectónica basada en la vida de Santa Teresa a través de sus iglesias, conventos y calles que rezuman historia por cada rincón.

Vista parcial de Ávila y su muralla. JackF (iStock)

Vista parcial de Ávila y su muralla. JackF (iStock)

7. Toledo.

La ciudad imperial, con su imponente Alcázar presidiéndola, ofrece al visitante toda una lección de la arquitectura y el urbanismo dominantes en España durante el Renacimiento. Calles estrechas, la llamada ‘Judería’, son solo un ejemplo de los atractivos que ofrece la capital castellano manchega.

Vista de Toledo con su Alcázar en lo alto. Freeartist (iStock)

Vista de Toledo con su Alcázar en lo alto. Freeartist (iStock)

8. Madrid.

¿Austrias o borbones? La capital de España te ofrece la posibilidad de comparar ambos estilos arquitectónicos en un mismo espacio. Recorre las calles estrechas de los alrededores de la Plaza Mayor (austrias) o la plaza de Oriente con el Palacio Real, o el Paseo del Prado con la pinacoteca más famosa del mundo (borbones).

Plaza Mayor de Madrid. Kislez (iStock)

Plaza Mayor de Madrid. Kislez (iStock)

9. Tarragona.

Cuando hablamos de arquitectura del Imperio Romano en España, rápidamente nos viene a la cabeza el acueducto de Segovia. Sin embargo nosotros te vamos a proponer otra ruta para conocer esta época: Tarraco. Las ruinas de esta ciudad romana son Patrimonio de la Humanidad (lo dice la Unesco) y allí conservan el anfiteatro, el arco de Bará, un acueducto, un sepulcro, la Torre de los Escipiones, sarcófagos, y decenas de vestigios más que puedes disfrutar en el Museo Arqueológico de la ciudad.

Anfiteatro romano de Tarragona. Josfor (iStock)

Anfiteatro romano de Tarragona. Josfor (iStock)

10. Ruta de vinos.

Para finalizar os invitamos a una degustación no solo a través de la vista, sino también del paladar. Y es que las rutas por las bodegas más vanguardistas están más de moda que nunca. Por un lado en la Rioja Alavesa tienes Ysios (de Santiago Calatrava) y Marqués de Riscal. Y por otro en la Ribera del Duero puedes disfrutar de Portia (de Norman Foster) y Protos.

Fachada principal de las bodegas Marqués de Riscal (http://www.marquesderiscal.com)

Fachada principal de las bodegas Marqués de Riscal (http://www.marquesderiscal.com)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter