10 lugares que nunca te imaginarías que están en Andalucía

20 septiembre, 2016 - Redacción

Cuevas de Nerja, en Maro (Málaga)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
10 lugares que nunca te imaginarías que están en Andalucía

Quizá te suenen, por aquello de que siempre hay nombres de lugares que te resultan familiares. Pero lo que más te va a sorprender es que están más cerca de lo que crees. ¡En la mismísima Andalucía! Su peculiaridad, su encanto y sus características quizá te hagan pensar que pertenecen a otro país, o incluso a otro planeta, pero en ellas se respira aire andaluz.

Descubre la selección de estos 10 insólitos lugares de Andalucía.

1. Se llama Río Tinto y está en Huelva.

Aunque cuando lo ves por primera vez puedes tener la sensación de haberte teletransportado a Marte. Este río nace en la Sierra del Padre Caro para al final fundirse con el río Odiel. Debe su nombre al color de sus aguas, teñidas de rojo por la descomposición de las rocas del entorno. Dicen que sus microorganismos se adaptan a todo y que la NASA llegó a estudiar una posible similitud de esas aguas con algunas zonas del planeta Marte.

Minas de Riotinto, en Huelva

2. Estalactitas y estalagmitas de lo más tétricas.

Le llaman la catedral prehistórica de Andalucía pero en realidad se trata de las cuevas de Nerja, en Maro (Málaga).  De reciente descubrimiento, a comienzos de años sesenta, fue inaccesible durante mucho tiempo debido a las gigantescas estalactitas que bloqueaban la entrada.

Cuevas de Nerja. Foto: Flickr. Creative Commos / Isidro López

Cuevas de Nerja. Foto: Flickr. Creative Commos / Isidro López

3. El Cerro de Hierro, situada en Sevilla

Parece un decorado cinematográfico, pero en realidad es un monumento natural que fue labrándose durante millones de años debido a la progresiva calcificación de arreciges, esponjas y todo tipo de fauna y flora marina hasta alcanzar la forma actual.

Cerro del Hierro en Sevilla

4. Las formas del torcal de Antequera, en Málaga son caprichosas.

La erosión debido a los fenómenos meteorológicos y el paso del tiempo ha sido la encargada de moldear la maleable roca caliza, que ofrece un espectáculo de variopintas esculturas. La roca llamada ‘El Tornillo’ y los ‘champiñones’ son algunas de las formas que han alcanzado fama por su singularidad.

Torcal de Antequera. Flickr / Creative Commons / Antonio Martínez

Torcal de Antequera. Flickr / Creative Commons / Antonio Martínez

5. El encanto o la originalidad de Setenil de Bodegas, en Cádiz.

No es otro que haber convertido la gran montaña en un refugio frente a los áridos días de calor del interior de Andalucía. Los huevos entre la roca y el suelo se fueron adaptando a  modo de viviendas, al tiempo que el entramado urbano seguía el curso del río, desde el castillo nazarí, pero sin perder de vista la ladera de la montaña, bajo la que se fueron acomodando los curiosos hogares.

Setenil de las Bodegas. Foto: Flickr / Creative commons / José Luis Sánchez Mesa

Setenil de las Bodegas. Foto: Flickr / Creative commons / José Luis Sánchez Mesa

6. Villaluenga del Rosario,

Tiene la peculiaridad de ser el pueblo que está situado a mayor altitud de la provincia y también es el más pequeño. Su forma es alargada y estrecha, como indica parte de su nombre, porque la denominación “del Rosario” se debe a la devoción de los habitantes por la patrona, la Virgen del Rosario.

7. El castillo de la Iruela, en Jaén.

Parece un lugar de cuento de hadas, pues a sus pies se erige la Sierra de Cazorla. Su torre más alta se asienta sobre un peñasco de difícil acceso. Tiene un aire tan egregio, porque parece que desafía a la cordillera desde las alturas, como misterioso,que es más propio de la época en la que fue casa de los templarios.

castillo_iruela

8. Los banquetillos de Véjer de la Frontera

Si con el Río Tinto de Huelva parecía que habíamos viajado a Marte aquí podríamos sentirnos perfectamente como en la luna Los cráteres del paisaje, formados por la erosión de las piedras, forman un curioso conjunto aliñado por la aparición de tumbas antropomorfas labradas en piedra que debieron crear pequeñas comunidades que habitaron la zona en la antigüedad.

Los banquetillos, en Véjer de la Frontera / Foto: Fuerte Hoteles

Los banquetillos, en Véjer de la Frontera / Foto: Fuerte Hoteles

9. Todo el Parque Natural de Cabo de Gata en Almería.

Ya es como de otro mundo, por su belleza, por su aire salvaje y por su mezcla de entornos diferentes en un mismo lugar. El Faro y el arrecife de las Sirenas es uno de los más vistosos, por los rompientes y por la diversidad de colores y formas del arrecife.

Arrecife de las Sirenas, Cabo de Gata. Flickr /Creative Commons / Juan Mercader

Arrecife de las Sirenas, Cabo de Gata. Flickr /Creative Commons / Juan Mercader

10. ¿Dónde dices que está la Playa de Rompeculos?

Pues en Huelva. Esta playa aislada, de difícil acceso (hay que bajar por un camino situado en el acantilado) y llena de dunas es usada por los naturistas aunque no es oficialmente nudista. Debe su nombre jocoso a la existencia antiguamente de un cauce de agua en la zona que se abría paso entre las dunas.

playa_rompeculos

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter