10 lugares que ver en Andalucía

28 diciembre, 2015 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
10 lugares que ver en Andalucía

Si algo tiene Andalucía es que tanto los rincones más sencillos como los más espectaculares tienen la virtud de dejar huella en el corazón del viajero. Es algo inexplicable, pero cierto. Y si a eso sumamos que también alberga algunos de los lugares más insólitos de España, la elección de tu próximo destino es más que sencilla. Déjate llevar por uno de estos 10 mágicos parajes.

1. Ronda, en Málaga. Todo un pueblo pendiendo en el abismo. Si quieres disfrutar al máximo de este espectáculo que combina la naturaleza y la mano del hombre no dejes de verlo desde el río Tajo pues desde ahí la perspectiva de esta ciudad-monumento es impresionante.

Ronda, en Málaga. Foto de Flickr, Creative Commons / Martina Oefelein

Ronda, en Málaga. Foto de Flickr, Creative Commons / Martina Oefelein

2, Las cuevas de Nerja, en la cercanías de Maro.  Una ‘catedral prehistórica’ en toda regla que fue descubierta más bien tarde, en 1959, pues la entrada fue durante mucho tiempo inaccesible debido a las brutales estalactitas que cubrían la entrada.

Cuevas de Nerja. Foto: Flickr. Creative Commos / Isidro López

Cuevas de Nerja. Foto: Flickr. Creative Commos / Isidro López

3. Olvera. Rodeado de un bello paisaje y declarado en 1983 conjunto Histórico Artístico, este pueblo, al que se considera la puerta al Parque Natural de la Sierra de Grazalema, se sitúa en la ruta de los pueblos blancos de la sierra de Cádiz. En época de girasoles, la belleza del espectáculo se multiplica.

Olvera. Foto Flickr. Creative Commons / Labete

Olvera. Foto Flickr. Creative Commons / Labete

4. El Faro y el arrecife de las Sirenas, en Cabo de Gata, Almería. Las vistas, los rompientes y la diversidad de colores y formas del arrecife son embriagadoras. El arrecife es el resto de una antigua chimenea volcánica, aunque debe su nombre a una colonia de focas monje que se instaló allí hace décadas y a la que los pescadores bautizaron como sirenas.

Arrecife de las Sirenas, Cabo de Gata. Flickr /Creative Commons / Juan Mercader

Arrecife de las Sirenas, Cabo de Gata. Flickr /Creative Commons / Juan Mercader

5. Río Tinto, Huelva. Nace en la Sierra del Padre Caro y recorre 100 kilómetros hasta fundirse con el río Odiel. Debe su nombre a la coloración de sus aguas, pues sus rocas se descomponen tiñéndolo de rojo. Los microorganismos que alberga, capaces de adaptarse a hábitas extremos, hicieron que la NASA estudiase su posible similitud con lugares del planeta Marte.

Río Tinto, en Huelva. Flickr / Creative Commons / Loreto Martín

Río Tinto, en Huelva. Flickr / Creative Commons / Loreto Martín

6. El torcal de Antequera, en Málaga. Las rocas calizas de su paisaje han ido modelándose con el paso de los años dando lugar a formas curiosas. Sus famosos “champiñones’ y la roca más popular, conocida como El Tornillo, hacen de este paraje uno de los lugares más singulares en el que además se puede observar de maravilla las estrellas.

Torcal de Antequera. Flickr / Creative Commons / Antonio Martínez

Torcal de Antequera. Flickr / Creative Commons / Antonio Martínez

7. El Cerro del Hierro, Sevilla. Un monumento natural que alberga antiguos fondos marinos ricos en arrecifes y esponjas que fueron calcificándose durante millones de años hasta convertirse en una cordillera blanca que ver en Andalucía

Cerro del Hierro en Sevilla. Flickr / Creative Commons / Jepeto

Cerro del Hierro en Sevilla. Flickr / Creative Commons / Jepeto

8. Pinsapar de la Sierra de Grazalema. Un paisaje singular pues solo aquí habita el pinsapo, familia de los abetos centroeuropeo que encuentra en el Parque Natural Sierra de las Nieves y el de Sierra Bermeja, en Málaga, su particular refugio.

Pinsapar en la Sierra de Grazalema

9. Los banquetillos, en Véjer de la Frontera. Este paraje que evoca un paisaje lunar debido a los cráteres formados por la erosión de las piedras incluye además cuatro tumbas antropomorfas labradas en piedra que tiene simbología cristiana que ha sido vinculada a pequeñas comunidades que debieron habitar estos lugares

Los banquetillos, en Véjer de la Frontera / Foto: Fuerte Hoteles

Los banquetillos, en Véjer de la Frontera / Foto: Fuerte Hoteles

10. Setenil de Bodegas, Cádiz. No es un secreto que en lugares del interior de Andalucía, donde hace mucho calor, los habitantes se fueron asentando aprovechando los huecos entre roca y suelo. Sus singulares hogares son el encanto de este pueblo gaditano, cuyo entramado urbano sigue el curso del río desde el castillo nazarí acomodándose bajo la ladera de la montaña.

Setenil de las Bodegas. Foto: Flickr / Creative commons / José Luis Sánchez Mesa

Setenil de las Bodegas. Foto: Flickr / Creative commons / José Luis Sánchez Mesa

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter