10 norias del mundo en las que no marearse

21 enero, 2015 - Miguel Á. Palomo

¿Te ha gustado nuestro articulo?
10 norias del mundo en las que no marearse

Algo tienen estos cacharros giratorios que siguen fascinando a la población. Desde que el ingeniero George Washington Gale Ferris destapara en la Expo de Chicago de 1893 la primera noria de feria de la historia, muchas han sido las ciudades del mundo que han querido instalar dentro o fuera de sus parques de atracciones, este ingenio todavía difícil de superar en belleza y capacidad de generar emoción. Tan simbólicas son, tan de nuestra historia reciente asociadas a la modernidad industrial que, mientras nos siguen viniendo a la cabeza la inolvidable escena de El tercer hombre con la noria de Viena de fondo, van surgiendo nuevas máquinas redondas cada vez más avanzadas y cada vez más altas. Parece que las norias siempre han estado ahí, y seguirán estando siempre. Puro romanticismo. Estas son nuestras preferidas. Subid, prometemos no marearos. ¡Que gire la rueda!

1-Ferris Wheel (Chicago)

Ferris Wheel / Foto: Kool Cats Photography over 3 Million Views

The original. Ahí sigue la noria más antigua, aunque en realidad la rueda Ferris –también se la conoce como la vuelta al mundo, viaje a la luna o rueda de la fortuna– fue reemplazada a principios del siglo XX por la actual, un poco más modesta en altura. Pero sigue funcionando igual de bien como atracción turística en el Navy Pier de la ciudad.

2-Wiener Riesenrad (Viena)

Wiener Riesenrad / Foto: shangols.canalblog.com

Es la noria más romántica, la de El tercer hombre, un personaje más de la legendaria película de Carol Reed inmortalizada por las presencias de Joseph Cotten y Orson Welles. Ya en ese año 1949 era famosa por su monumentalidad y por haber sobrevivido en el parque del Prater a las grandes guerras. Una superviviente con 15 cabinas todavía intactas desde su construcción en 1897.

3-Wonder Wheel (Nueva York)

Wonder Wheel

Irresistible decadencia la del parque de atracciones Luna Park y Coney Island en general, todavía parada obligada en el extremo del barrio de Brooklyn. Desde 1920 la noria gira y gira, como también se mantiene en pie la montaña rusa de madera. Un icono en una ciudad llena de iconos.

 

4-Singapore Flyer (Singapur)

Singapore Flyer

La carrera frenética por levantar la noria más alta no es distinta a la de batir otros récords con los que exhibir poderío. No es de extrañar, por tanto, que uno de los cuatro tigres asiáticos ande siempre metido en el ajo y desde 2008 cuente con la noria más alta del mundo con sus 165 metros. Un coloso a la espera de una competencia que nunca llega: la Great Berlin Wheel (175 metros), la Beijing Great Wheel de China (208 metros) y la Dubai Eye (210 metros).

 

5-La Grande Roue (París)

Grande Roue

Si bien la Torre Eiffel fue uno de los detonantes para lanzarse a crear estos gigantes de hierro, la Ville lumière tiene su propia noria –no confundir con la otra Grand Roue, construida para la Expo de París en 1900- aunque ésta no pare quieta y, gracias a su capacidad de desmontaje, haya pasado por Birmingham, Manchester, Ámsterdam, Bangkok o Rimini. De momento está en la Plaza de la Concordia, el mejor emplazamiento para contemplar París a 60 metros de altura.

 

6-London Eye (Londres)

London Eye

Tal vez esta Millennium Wheel represente mejor que ninguna la nueva edad dorada de las norias. Una vez superado la consiguiente polémica que siempre depara este tipo de progresos tecnológicos, el ojo es LA atracción de Londres. Nadie se quiere perder media hora de insuperables panorámicas del Támesis y el Palacio de Westminster, reducido a una diminuta maqueta desde el cénit de esta rueda cuando suspende cada una de sus 32 cabinas climatizadas a 135 metros de altura. Una obra maestra de la ingeniería del siglo XXI.

7-Cosmo Clock 21 (Yokohama)

Cosmo Clock 21 / Foto: www.japanesesearch.com

Ser el reloj más alto del mundo le da además ese punto tan nipón que cuando de noche se enciende nos traslada a imágenes futuristas al más puro estilo Blade Runner. En el parque de atracciones Cosmo World, en el distrito Minato Mirai 21, la noria de 112,5 metros es parte de un todo que es un festival de luces de neón y rascacielos de infarto. Japón tiene otras norias de relumbrón como Tempozan y HEP Five Wheel, en Osaka, o Daikanransha y The Big O, en Tokio.

8-Pacific Wheel (Los Ángeles)

Pacific Wheel

Otro icono de siempre, una noria de postal acompañada de la también eterna montaña rusa y con el Pacífico de fondo. No es la más alta ni la más moderna pero no se entiende el muelle de Santa Mónica sin esta noria recortada al atardecer en el Pacific Park. Además, se mueve con energía solar y unas 160.000 bombillas LED la contemplan.

 

9- Tianjin Eye (Tianjin, China)

Tianjin Eye / Foto: kenner116

No son pocas las norias que abundan en tierras chinas (Suzhou Ferris Wheel, Zhengzhou Ferris Wheel, Star of Lake Tai, Changsha Ferris Wheel y, sobre todo, la Star of Nanchang, la noria más alta del mundo hasta que fue desbancada por la Singapore Eye), pero esta nos gusta más por su originalidad al estar construida sobre un puente que atraviesa el río Yongle Hai. Menudo shock subirse a esta especie de rueda de bicicleta gigante. O pasar por debajo de ella.

10-Eurowheel (Rávena)

Eurowheel

Ahí la tenemos, una noria de lo más clásica que con sus 90 metros no la impide ostentar la segunda posición en el ranking de altura europea. Instalada en el parque de atracciones Mirabilandia, obtiene las mejores vistas de la ciudad italiana y de sus playas del Adriático.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter