10 playas para el invierno

13 diciembre, 2014 - Jordi Pastor

¿Te ha gustado nuestro articulo?

Soledad, amplitud y baños de luz natural verdaderamente reconfortantes. La playa en invierno también cobra sentido. Es tiempo de largos paseos sin muchedumbres en bañador, de cavilar y ordenar pensamientos mecidos por la inalterable cadencia del oleaje o de hacer algo de ejercicio al sol sin temor a desfallecimientos por exceso de calor. La playa en invierno es incluso mejor.

01 La Salvé

CANTABRIA

Foto: TrIco741

El arenal de La Salvé discurre paralelo al ensanche urbanístico de Laredo, desde el viejo puerto de esta localidad cántabra. Más de cuatro kilómetros de fina arena para pasear, darle al running frente al Cantábrico o disfrutar de la puesta de sol. La Salvé se prolonga hasta la afilada punta que marca el acceso a la bahía de Santoña, para prologarse después por la playa interior de Regatón.

02 Oliva

VALENCIA

Foto: oliva.es

Playa refrescante durante el tórrido verano y un hermoso y coqueto campo dunar durante el invierno, que se extiende unos 10 kilómetros frente al Mediterráneo entre Gandía y Denia. La larga lengua de arena de Oliva, al sur del Golfo de Valencia, mantiene su encanto en los meses más fríos e invita a pasear sin prisas ni griterío cuando el viento fresco ahuyenta a los bañistas y ruidosos chiringuitos del tiempo estival.

03 Calblanque

MURCIA

Foto: Arnaldo Gutiérrez González

A salvo de la extinguida (actualmente) pujanza urbanística en el litoral murciano, el parque regional de Calblanque abre un maravilloso trocito de costa trufado de calas escondidas y grandes arenales, acantilados de oscura roca y dunas fósiles. Un paraíso verdadero y cercano.

04 Bordonares

ALMERÍA

Foto: mojacar.es

Apartada del turístico pueblo de Mojácar y sus urbanizaciones colindantes, y custodiada por la torre nazarí del Pirulico, la almeriense playa de Bordonares se entrega tranquila y libremente al nudismo, especialmente desde que la autoridad local así lo reconociera oficialmente, para regocijo de su habitual (y naturista) público. No se apuren quienes no deseen desvestirse del todo, con textiles también hay permiso de acceso municipal.

05 Playazo

CABO DE GATA (ALMERÍA)

Foto: Jason Priem

El nombre lo dice todo. En una de las calas más buscadas del parque natural del Cabo de Gata-Níjar, junto al pueblo de Rodalquilar. Una composición perfecta de acantilados dorados y agua esmeralda que consigue justo eso: dejar atónitos a sus visitantes.

06 La Herradura

GRANADA

Foto: Maximo López

Que a este rincón del litoral andaluz se le llame Costa Tropical es muy indicativo: en esta zona se cultivan frutos propios de otras latitudes como la papaya o el mango. La playa de La Herradura, además, se estira en una ensenada protegida por los abruptos de la Punta de la Mona y el Cerro Gordo. Se podría decir que aquí no existe el invierno, salvo porque las pistas blancas de Sierra Nevada no quedan lejos.

07 Bolonia

CÁDIZ

Foto: Jesús Monrabal

La meca del jipismo se mantiene a la última gracias a sus chiringuitos cool –como La Cabaña o la novedosa terraza lounge del Sirocco–, a sus posibilidades para el buceo y a sus zonas nudistas. La arena fina de la ensenada tarifeña, sus aguas azules y poder contemplar África cuando el horizonte está limpio permanecen como valores inalterables. También el dichoso viento, pero sin él ¿qué sería de sus surfistas…?

08 Mazagón

HUELVA

Foto: David AH

23 kilómetros de playa sin urbanizar separan Mazagón de Matalascañas y en todos ellos hay un momento clave cada día: el ocaso. El cielo de marciano debe ser algo parecido a esto, probablemente. Si nos ponemos sibaritas, hay que afinar con el mirador que escogemos para contemplar el chapuzón solar en el Atlántico: hay diferencia de opiniones, pero la terraza del Parador de Mazagón o el faro de Matalascañas son apuestas seguras.

09 Cala Mitjana

MENORCA

Foto: Raúl Hidalga

Si no te gusta andar y, mucho menos, quedarte sin cobertura, olvídate de una de las calas más límpidas y transparentes de la isla menorquina. El kilómetro y pico de camino desde el aparcamiento ayuda a disuadir a muchos bañistas, incluso en verano.

10 Corralejo

FUERTEVENTURA

Foto: LisArt

Una franja de arenas fósiles y desérticas que la calima canaria ha transportado desde la costa africana aguarda silenciosa al norte de Fuerteventura. El parque natural de las Dunas de Corralejo sintentiza lo que el bañista puede disfrutar en este paraje: sol, viento, la amplitud del océano, tranquilidad y silencio, roto si acaso por el batir del oleaje atlántico. Cuesta regresar, sin duda.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter