10 pueblos con encanto en Almería que debes visitar sí o sí

16 mayo, 2017 - Miguel Á. Palomo

Vista de Agua Amarga (fraboof, Foter)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
10 pueblos con encanto en Almería que debes visitar sí o sí

Almería es territorio distinto. Una Andalucía de paisaje extremo, marcado por el desierto y el mar Mediterráneo. Plató de western y enclave de escaramuzas piratas. Recuerdo neolítico del símbolo rupestre indalo. Una luz que parece diferente a otras. Un clima seco que en realidad encuentra variados ecosistemas. Espacios naturales muy numerosos, con el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar como excepción casi nacional de playa virgen. Y sus pueblos, pueblos con encanto de Almería, blancos y no tan blancos, de Mojácar a Rodalquilar. Almería nos sigue pareciendo inexplorada. Sigue leyendo y conoce más sobre los pueblos más bonitos de Andalucía.

1. Mojácar

Si hablamos de pueblos con encanto en Almería, Mojácar pasa por su mejor embajador. Es un hecho que ha crecido en demasía, pero la estampa del remolino de casas blancas encaramadas en la montaña sigue siendo una vista cien por cien reconocible. No en vano, Mojácar entró en la ilustre red de Los pueblos más bonitos de España.

Mojácar (nainenn, Foter)

Mojácar (nainenn, Foter)

2. Agua Amarga

Sobrado de encanto va este pueblecito dentro del Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar, con una de las mejores playas urbanas de las que puedes disfrutar. Casitas bajas y de encalado escrupuloso, explosión de buganvillas en verano y enclave pintoresco entre cabos de caprichosas formas calizas.

Vista de Agua Amarga (fraboof, Foter)

Vista de Agua Amarga (fraboof, Foter)

3. Las Negras

Antiguo pueblo de pescadores que vive una renovación y embellecimiento respetuoso en lo arquitectónico pero cuya expansión puede poner en peligro el encanto del que todavía disfruta. El Cerro Negro, que esconde detrás la legendaria Cala de San Pedro, marca la postal.

Las Negras desde el Cerro Negro (ferran_casarramona, Foter)

Las Negras desde el Cerro Negro (ferran_casarramona, Foter)

4. Vélez-Blanco

Una preciosidad en un entorno severo, en la Almería de interior. Casitas blancas y de tejados de teja, con el Castillo de los Fajardo como imponente vigía. El terreno accidentado sobre el que se asienta el pueblo ha dificultado su expansión, y casi que eso nos gusta. Aunque haya que soportar las cuestas. Su otro hito son sus cuevas prehistóricas, sobre todo la Cueva de los Letreros, Patrimonio de la Humanidad, en donde se descubrió la pintura del indalo.

Vélez-Blanco (Antonio Periago, Foter)

Vélez-Blanco (Antonio Periago, Foter)

5. Níjar

También de interior, este pueblo supone una de las entradas al Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, en la línea del horizonte de Sierra Alhamilla. Nos conquista su arquitectura tradicional inalterable, de casas blancas con las puertas y dinteles repintados de azul o albero.

Níjar (excauboi, Foter)

Níjar (excauboi, Foter)

6. Sorbas

Lugar de asentamientos prehistóricos, como tantos otros de la comarca, tiene en el karst de yesos uno de sus principales atractivos. Impresionante este complejo de cuevas y volúmenes geológicos. Pero el mismo pueblo destaca por su belleza, con la vista del afa, el cortado al que se asoman las casas colgadas, como principal imagen.

Casas colgadas de Sorbas (Héctor García, Foter)

Casas colgadas de Sorbas (Héctor García, Foter)

7. Berja

Al pie de la sierra de Gádor, pueblo de casas palaciegas y barrios de personalidad independiente, gracias sobre todo a que Berja está definida por manantiales y fuentes. El agua del pueblo es motivo de inspiración desde que los poetas árabes se fijaron en ella. Los barrios de Río Grande y Río Chico, la calle del Agua, Benejí y sus baños hispano-musulmanes, Chirán y sus cortijadas… Berja da mucho de sí.

Berja (ryangs, Foter)

Berja (ryangs, Foter)

8. Rodalquilar

En pleno parque natural, Rodalquilar no se parece a ningún otro pueblo de alrededor. Aislado como un oasis en la planicie desértica, esta especie de barriada nijareña ha sido escenario de películas. Pero la gran curiosidad del pueblo es su vieja mina explotada durante la fiebre del oro iniciada a finales del siglo XIX. La mina en lo alto y, abajo, el pueblo minero abandonado, suponen todavía hoy una rareza encantadora.

Rodalquilar (Antonio Cañas Vargas, Foter)

Rodalquilar (Antonio Cañas Vargas, Foter)

9. La Almadraba de Monteleva

En los límites del parque, cerca del faro de Cabo de Gata, esta pedanía pesquera conserva el aliciente de las salinas, si bien ve amenazado su encanto por la especulación urbanística. Aun así, permanecen las sobrias casas de los trabajadores de las salinas, un testimonio único del patrimonio doméstico industrial del siglo pasado.

Iglesia de la Almadraba de Monteleva (Gabriel Villena, Foter)

Iglesia de la Almadraba de Monteleva (Gabriel Villena, Foter)

10. Abrucena

Uno de los pueblos más bonitos de la Sierra Nevada almeriense. Su historia se remonta al Neolítico, pasa por poblado íbero y por asentamiento romano y árabe. El Castillejo, cuyas ruinas se observan en lo más alto del monte, cuenta el paso del tiempo.

Abrucena (josealoly, Foter)

Abrucena (josealoly, Foter)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter