10 pueblos con encanto en Tarragona que te encantarán

11 mayo, 2017 - David García

Miravet. Miguel Campo (Flickr)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
10 pueblos con encanto en Tarragona que te encantarán

Cataluña tiene mucho aún por descubrir. Más allá de la capital, Barcelona, y de sus famosas y célebres playas a orillas del Mediterráneo, esta comunidad autónoma tiene mucho que ofrecer a sus visitantes. Por eso nosotros vamos a descubrirte parte de esa Cataluña más desconocida, concretamente la situada en Tarragona, a través de sus pueblos con más encanto.

1. Horta de Sant Joan

Vamos a dar un dato importante para empezar, y para que os hagáis una idea del valor de este municipio situado en un promontorio: su casco antiguo está declarado bien cultural de interés nacional. Y lo está por su patrimonio gótico y renacentista, los estilos predominantes en su trazado. Perderse en sus calles, imprescindible para el visitante.

Horta de Sant Joan. Manel Zaera (Flickr)

Horta de Sant Joan. Manel Zaera (Flickr)

2. Siurana

Siurana es uno de los pueblos con más encanto de Tarragona, sobre todo por las espectaculares vistas que le otorga la privilegiada situación en la que se encuentra ya que está asentado sobre un enorme peñón de roca caliza y rodeado por el torrente del Estopiñá. Desde allí, las vistas del valle del río Siurana y su embalse son realmente bellas, lo que le valió ser declarado paraje pintoresco en 1961.

Iglesia románica de Siurana. Peresanz (iStock)

Iglesia románica de Siurana. Peresanz (iStock)

3. Tortosa

La capital del delta del Ebro, más que un pueblo con encanto de Tarragona es una pequeña ciudad ya que tiene 33.000 habitantes. Tortosa es una plataforma ideal para conocer el Parque Natural de los Puertos de Tortosa-Beceite (creado en 2001) y la Reserva Nacional de Caza, la vía verde que discurre por el antiguo trazado del ferrocarril del Val de Zafán y el Parque natural del Delta del Ebro.

Tortosa, a orillas del Ebro. Tanaonte (iStock)

Tortosa, a orillas del Ebro. Tanaonte (iStock)

4. Poblet

Este pequeño núcleo poblacional tiene su principal atractivo en su archiconocido Real Monasterio de Santa María de Poblet, el prototipo de abadía cisterciense española. Fue panteón real de la Corona de Aragón, desde finales del siglo XIV1 hasta la extinción de la casa real de Aragón en el siglo XV y desde 1991 es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Monasterio de Poblet. Mmeee (iStock)

Monasterio de Poblet. Mmeee (iStock)

5. Riudecanyes

Este es uno de los pueblos con más encanto de la provincia, gracias sobre todo a su ubicación, cerca del pantano de Riudecañas. Dentro ya del casco urbano destaca el aire románico de sus calles, que se hace más patente en el edificio más destacable del término municipal: el Monasterio de San Miguel de Escornalbou.

Iglesia en Riudecanyes. Peter Broster (Flickr)

Iglesia en Riudecanyes. Peter Broster (Flickr)

6. Vilella Baixa

Ya a simple vista este pueblo de Tarragona te va a encantar. Sus casas colocadas en la falda prácticamente de un acantilado. Dentro destaca la calle que no pasa (carrer que no passa) que perteneció al antiguo núcleo medieval. Se trata de una calle a la que se accede a través de un portalada y que termina en una plaza; de ahí el nombre, ya que no tiene salida. Se utilizó como lugar de defensa durante las Guerras Carlistas ya que permitía cerrar la puerta en caso de peligro. Sobre las aguas del río Montsant puede verse también un antiguo puente de estilo románico.

Vilella Baixa. Miguel Campo (Flickr)

Vilella Baixa. Miguel Campo (Flickr)

7. Miravet

Es posible que si decimos que este pueblo está a orillas del Ebro, nos quedemos cortos. ¡Está prácticamente encima! Solo por eso merece la pena. Y además por su castillo templario, monumento declarado Bien de Interés Cultural, por su encantador transbordador que aún funciona sin motor y que puede pasearte por el Ebro, o por su vieja iglesia que recuerda el estilo de Brunelleschi.

Miravet. Miguel Campo (Flickr)

Miravet. Miguel Campo (Flickr)

8. Altafulla

Altafulla es un municipio costero enclavado en la vertiente suroriental de una montaña de 52 metros de altitud. Una situación que le hace ya encantador, junto con su origen medieval y la celebración de celebración de castellers, correfocs y diablos.

Paseo marítimo de Altafulla. Alberto Gonzalez Rovira (Flickr)

Paseo marítimo de Altafulla. Alberto Gonzalez Rovira (Flickr)

9. Montblanc

¿Te imaginas estar en el lugar donde Sant Jordi mató al dragón? Pues ese lugar es Montblanc, en el interior de la provincia. De hecho allí podemos encontrar el Portal de Sant Jordi, donde según la tradición el santo mató el dragón. Además de todo ello, podemos encontrar una buena cantidad de edificios religiosos históricos y civiles, así como museos.

Montblanc. Miguel Campo (Flickr)

Montblanc. Miguel Campo (Flickr)

10. Aiguamurcia

Con menos de mil habitantes, este municipio es uno de los que más te sorprenderá en Tarragona, sobre todo porque en él hallarás el espectacular Monasterio de Santas Cruces.

Monasterio de Santas Cruces. Angela Llop (Flickr)

Monasterio de Santas Cruces. Angela Llop (Flickr)

Más información sobre pueblos de España:

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter