10 rutas senderistas para todos los públicos

6 diciembre, 2014 - Jordi Pastor

¿Te ha gustado nuestro articulo?

Puesto que el último de los parques nacionales españoles, el de la Sierra de Guadarrama, acaba de cumplir su primer año de vida, nos echamos al monte para celebrarlo con 10 rutas senderistas para todos los gustos y dificultades, de uno o varios días y por toda la península (y Baleares).

Desde rutas por el litoral de la Costa Brava o el Cabo de Gata, hasta ascensiones clásicas y sencillas en el País Vasco, un valle tranquilo y poco transitado en la sierra de Madrid, retos algo más exigentes como el Valle de Ordesa o el parque Nacional de Aiguestortes, en los Pirineos, o la reapertura del que fuera considerado como el sendero más peligroso del mundo: el Caminito del Rey, en Málaga.

01 Cabo de Creus

GIRONA

Tan turístico y tan aislado, el parque natural del Cabo de Creus, extremo noreste de la Península, regala un escenario costero y alucinante a quienes se adentra por sus caminos de ronda. Un buen itinerario es caminar desde Cadaqués hasta el mismo Cabo de Creus, pasando por Portlligat, donde se encuentra la casa donde vivió y pintó Salvador Dalí con su amada Gala. Esta ruta, sin dificultad y de 2 horas y media (solo ida) permite, paralelos al Mediterráneo, empaparse del verdadero y salvaje paisaje de la Costa Brava.

Foto: Santiago Almada

02 La Barranca

MADRID

Paradójicamente, es uno de los valles más tranquilos de la sierra de Madrid. Y resulta extraño, por la belleza que ofrece. Bajo la cima de La Maliciosa y las antenas de la Bola del Mundo, la senda Ortiz conduce, atravesando una preciosa ladera de bosque y un posterior tramo de pista, hasta el mirador de las Canchas, donde las vistas hacia dichas cumbres ya merecen el paseo. Después, se completa el recorrido por la cómoda pista forestal en unas tres horas y media sin dificultades técnicas.

Foto: Héctor Esteban Menéndez

03 Senda de los Cazadores

HUESCA

La ruta recorre el valle de Ordesa a media altura regalando las mejores vistas posibles –como desde el mirador de Calcilarruego– de uno de los rincones más hermosos de todo el Pirineo. Eso sí, requiere mayor esfuerzo que las anteriores. Primero por el desnivel del tramo inicial, la propia Senda de los Cazadores (asciende 650 metros en kilómetro y medio), y después por el resto de la caminata (unas tres horas y media en total) por la llamada Faja de Pelay hasta la elegante cascada de Cola de Caballo. El regreso posterior se realiza por el fondo del valle, siguiendo el curso del río Arazas. En total, unas 5 horas de recorrido, de dificultad moderada, para una de las mejores rutas de montaña de España.

Francisco Antunes

04 Vega Urriellu

ASTURIAS

Para disfrutar del imponente monolito que conforma el Naranjo de Bulnes, en Picos de Europa, no hace falta escalarlo: subir hasta su base y pasar una noche en el refugio de Vega Urriello (o realizando un vivac bajo las estrellas en verano) ya proporciona una jornada montañera fabulosa. La ruta de ascenso habitual parte desde Sotres (en la web del refugio se explica con detalle) y lleva entre tres y cuatro horas de caminata, de una dificultad moderada. El tramo final resulta algo tedioso, pero reconforta el majestuoso perfil del Picu al fondo.

Foto: Txus Pérez

05 Valle del Tiétar

ÁVILA

De clima más agradable que la fría vertiente norte, el valle del río Tiétar recorre la espalda de la sierra de Gredos a través del GR 180, un sendero de gran recorrido (200 kilómetros en total) perfectamente balizado (dos rayas horizontales blanca y roca) que engarza los 24 pueblos del valle. Se puede completar íntegramente en varias etapas, o realizar tramos escogidos del mismo (hay paneles de información sobre la ruta a la entrada y salida de cada pueblo), para disfrutar de panorámicas tan espectaculares como la del castillo de Mombeltrán con las cumbres de Gredos al fondo.

Foto: Luis Miguel García

06 ‘Carros de foc’

LLEIDA

Originalmente era una ruta de servicio que conectaba las comarcas del Pallars, Alta Ribagorça y Val d’Arán. Después fue bautizada como Carros de foc, se convirtió en una célebre carrera de montaña y actualmente es la mejor manera de recorrer el Parque Nacional de Aigües Tortes i Estany de Sant Maurici. La ruta, de dificultad moderada (55 kilómetros, 9.200 metros de desnivel acumulado), propone una travesía circular de entre cinco y siete días que recorre el parque conectando los nueve refugios guardados que hay dentro. Un buen punto de inicio es el propio Estany de Sant Mauric, cercano al acceso al parque por la localidad de Espot.

Foto: Francisco Antunes

07 Volcanes y flores

CABO DE GATA (ALMERÍA)

Enmarcada dentro de la Ruta de los Volcanes y las Flores, este recorrido a pie plantea un entretenido paseo por las enormes laderas de corteza magmática del parque natural del Cabo de Gata-Níjar, salpicado con calas pequeñas y solitarias, desde la playa de los Genoveses hasta el arenal de Monsul. Un sube y baja incesantemente en el que se suceden playas como Los Amarillos, cala Príncipe, cala Chica y cala Grande, Barronal… Sorprende el paisaje en los tramos rocosos cuando, en primavera, sobre la oscura roca volcánica aparecen brotes de color amarillo, morado y verde. El recorrido se puede estirar hasta el propio Cabo de Gata, caminando unos 13 kilómetros de ida y otros tantos de regreso.

Foto: Jason Priem

08 Camí de Cavalls

MENORCA

A caballo recorrían esta ruta los soldados que, en tiempos, defendían la costa menorquina de piratas e invasores. Ahora, convertido en el GR 223, andarines y cicloturistas son quienes recorren los 185 kilómetros del Camí de Cavalls que, distribuidos en 20 tramos, atraviesan las principales zonas de interés natural y paisajístico de la isla; desde el parque natural de la Albufera des Grau a la cueva des Coloms, entre otros.

Foto: Ramón Fritz / Turismo de Menorca

09 Gorbea

ÁLAVA/BIZKAIA

No hay excursión más clásica en el País Vasco que la subida al monte más alto de Vizcaya y Álava, ubicado, precisamente, en la linde de ambas provincias. Desde las campas de Sarria (en Álava), o desde el aparcamiento de Pagomakurre (en Bizkaia), la ascensión hasta la mítica cruz del Gorbea (1.481 metros), situada en la cima, es especialmente aconsejable en época otoñal, cuando mejor lucen los espectaculares hayedos que se atraviesan durante el recorrido. Un must del senderismo vasco.

Foto: Eleder Jimenez Hermoso

10 Caminito del Rey

MÁLAGA

La última propuesta es algo distinta. Considerado el camino más peligroso del mundo por su lamentable estado de conservación (se han registrado en él varios accidentes mortales), el aéreo recorrido del Caminito del Rey, pasaje que discurre colgado de las verticales paredes del desfiladero de Los Gaitanes, en la malagueña sierra del Almorchón, a un centenar de metros de altura sobre el cauce del río Guadalhorce, se reabrirá al público a principios de 2015, después de un proyecto de reconstrucción con fines turísticos, que incluirá tramos de suelo transparente (metacrilato) para añadirle más picante al voladizo sendero. Habrá que pagar entrada (6 euros por trayecto) y, probablemente, recorrerlo en compañía de un guía y equipado con material de seguridad (arnes, cabo de anclaje y casco).

Foto: Matthew Karsten

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter