10 secretos de la Gran Vía de Madrid que no conocías 

6 octubre, 2016 - Carmen Díaz Lázaro

La Gran Vía de Madrid (wikimedia.org)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Sin duda, la Gran Vía es una de las avenidas emblemáticas de la ciudad de Madrid. Su trazado urbanístico y la grandiosidad arquitectónica de los icónicos edificios que la recorren han sido testigos directos de décadas de historia de España y de su capital. Gestada a finales del siglo XIX, las obras de inauguración de esta imponente avenida no llegaron hasta el año 1910. Las crónicas periodísticas de la época no dudaban en ensalzar el faraónico proyecto urbanístico y la modernidad de sus altos edificios que colocaban a la ciudad de Madrid, según esos diarios, en la órbita del avance y la vanguardia de Nueva York. Sin embargo, hasta llegar a su construcción final, el proyecto tuvo que superar la oposición popular de parte de los madrileños, sortear convulsos acontecimientos históricos como la Guerra Civil Española y hasta continuos cambios en el diseño y en la ejecución de hasta 3 fases consecutivas. El resultado, la avenida con más encanto de la ciudad de Madrid que a día de hoy presume de un latido centenario. Nosotros hemos buceado en su magnética historia para descubrirte 10 secretos de la Gran Vía de Madrid que no conocías.

1. La Gran Vía en cifras

Nada menos que 1.316 metros a lo largo de esta ilustre avenida madrileña conectan la emblemática calle de Alcalá con la Plaza de España. Con una anchura variable entre los 25 y los 35 metros, para los tramos de bulevar, las obras de este faraónico proyecto urbanísticos ascendieron a 29 millones de pesetas y fueron adjudicadas a un banquero francés, Martín Albert Silver, mediante escritura firmada el 19 de febrero de 1910 por el entonces alcalde de Madrid, José Francos Rodríguez.

La Gran Vía de Madrid supera los 1.300 metros de longitud (wikimedia.org)

La Gran Vía de Madrid supera los 1.300 metros de longitud (wikimedia.org)

2. Comienzos difíciles con la oposición de los madrileños

Pero uno de los 10 secretos de la Gran Vía de Madrid que no conocías es quizá que este megalómano proyecto para la sociedad de la época contó con un rotundo rechazo de los madrileños que vivían en las zonas aledañas. No en vano, la construcción de esta avenida motivó la demolición de más de 300 edificios y la expropiación de hasta 33 terrenos. Con su construcción se sepultó, además, el trazado de 14 calles y se redujo el de otras 34, como fue el caso de las calles de Jacometrezo y San Miguel.

La polémica envolvió en sus orígenes a la Gran Vía madrileña (iStock)

La polémica envolvió en sus orígenes a la Gran Vía madrileña (iStock)

3. Una célebre zarzuela con el mismo nombre recuerda esos litigios ciudadanos

Inspirado por ese rechazo unánime de los madrileños de la época, el compositor Federico Chueca dedicó una de sus célebres zarzuelas a este faraónico proyecto: “La Gran Vía”, que se estrenaba en Madrid en el año 1886.

"La Gran Vía" es el título de una zarzuela de Federico Chueca (iStock)

“La Gran Vía” es el título de una zarzuela de Federico Chueca (iStock)

4. Se construyó en tres tramos y su numeración provisional fue complicada y caótica

La primera de las fases de su construcción materializó el trazado entre las calles de Alcalá y Montera, entre 1910 y 1917 y recibió el nombre de “Avenida B” y, más tarde, de calle del Conde de Peñalver, como tributo al alcalde de la ciudad que rubricó el comienzo de las obras. Por su parte, el segundo tramo denominado como “El Bulevar”, urbanizó el tramo entre la Red de San Luis y la Plaza de Callao entre los años 1917 y 1922. Por último, el tercer tramo se completó entre 1925 y 1929 para conectar la Plaza de Callao con el margen norte de la Plaza de España y, a continuación, con la calle Princesa.

La construcción de la Gran Vía se realizó en tres fases (wikimedia.org)

La construcción de la Gran Vía se realizó en tres fases (wikimedia.org)

5. El bisabuelo del rey Felipe VI fue el encargado de inaugurar las obras

Si tuviéramos que conectar en tres niveles al actual rey de España, Felipe VI, con la Gran Vía de Madrid, encontraríamos la conexión perfecta en la persona de su bisabuelo: Alfonso XIII. El entonces monarca fue el encargado de firmar el acta de inauguración de las obras en abril de 1910.

Imagen de la firma del acta de inauguración de las obras por parte de Alfonso XIII (granvia.memoriademadrid.es)

Imagen de la firma del acta de inauguración de las obras por parte de Alfonso XIII (granvia.memoriademadrid.es)

6. El trazado sufrió modificaciones para preservar tres icónicas iglesias

El trazado original de la Gran Vía, definido en el proyecto de José López Sallabery y Francisco Andrés Octavio, defendía una majestuosa avenida que cosiera esa zona de Madrid en estricta línea recta. Sin embargo, la presencia de la parroquia de san José, el Oratorio de Caballero de Gracia y la iglesia de San Francisco de Borja (demolida más tarde) impulsaron a los arquitectos a desviar el trazado en otro eje longitudinal desde el punto de la Plaza de Callao.

El trazado fue modificado para preservar tres iglesias (iStock)

El trazado fue modificado para preservar tres iglesias (iStock)

7. Sobrevivió a los bombardeos de la Guerra Civil Española y cambió de nomenclatura política

La Gran Vía de Madrid sufrió en primera línea los rigores de la contienda que desangró a España, enrocada en dos bandos fratricidas. Y, como testigo de esos vaivenes histórico-políticos del país, entregó su denominación al grupo de poder de turno. Seguramente que otro de los 10 secretos de la Gran Vía de Madrid que no conocías era que llegó a llamarse en distintas épocas Avenida de Conde de Peñalver, Pí y Margall y Eduardo Dato (hasta la Guera Civil) o Avenida de Rusia, de la URSS, de la CNT, de México, de la II República, “avenida de los obuses” o del “quince y medio”, en referencia al calibre de los proyectiles que asolaban la Gran Vía durante la guerra. A partir de 1939, pasó a denominarse Avenida de José Antonio como tributo a Primo de Rivera. Y ya en 1980 recibió el nombre definitivo de Gran Vía de Madrid.

La Gran Vía ha recibido diferentes nombres a lo largo de su historia (Flickr)

La Gran Vía ha recibido diferentes nombres a lo largo de su historia (Flickr)

8. Alojó al primer rascacielos de Europa de la época

En el año 1930, se inauguraba el Edificio Telefónica que por aquel entonces se consideró el primer rascacielos de Europa, con el “skyline” de Nueva York como ejemplo cosmopolita. Este emblemático edificio, diseñado por el arquitecto Ignacio de Cárdenas, conservó además el título de edificio más alto de España hasta que, en 1953, se completó la construcción del Edificio España en la plaza homónima de la ciudad de Madrid.

El primer rascacielos de Europa se levantó en la Gran Vía de Madrid (iStock)

El primer rascacielos de Europa se levantó en la Gran Vía de Madrid (iStock)

9. Escenario de viandantes ilustres

Ernest Hemingway, Antoine de Saint Exupéry y John Dos Passos fueron testigos directos a través de sus crónicas periodísticas de la Guerra Civil Española. Las enviaban desde el antiguo hotel La Florida, que fue derruido en 1964 para la construcción de los grandes almacenes Galerías Preciados.

La Gran Vía acogió a destacados escritores durante la Guerra Civil (wikimedia.org)

La Gran Vía acogió a destacados escritores durante la Guerra Civil (wikimedia.org)

10. Plató de cine para el recuerdo

La relación de la Gran Vía madrileña y el cine no es una sorpresa para nadie… Distintas generaciones de aficionados al séptimo arte guardan en su memoria alguna estampa de la avenida como protagonista de excepción en películas como “El crack”, de José Luis Garci; “El día de la bestia”, de Álex de la Iglesia; o “Abre los ojos”, de Alejandro Amenábar. Además, por la icónica coctelería de Chicote (inaugurada en septiembre de 1931 en su número 12), desfilaron grandes estrellas de Hollywood como Frank Sinatra y Ava Gardner. Ellos y mucho otros nombres sucumbieron al esplendor de esa avenida cosmopolita en la capital de España.

La Gran Vía de Madrid la hemos visto en películas como "Abre los ojos" (wikimedia.org)

La Gran Vía de Madrid la hemos visto en películas como “Abre los ojos” (wikimedia.org)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter