3 rutas diferentes por Cantabria

19 julio, 2016 - Redacción

Vista de San Vicente de la Barquera (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Si quieres huir del calor de la gran ciudad, las aglomeraciones de las playas del Mediterráneo o simplemente probar con unas vacaciones diferentes ni se te ocurra salir de España. Nada mejor que disfrutar de las maravillas y la naturaleza que ofrece el norte de nuestro país.
Rutas en bici, caballo, descenso de ríos, playas, monumentos, gastronomía, tiempo que deja respirar su aire puro… ¿Qué más se le puede pedir al Norte? Las rutas por Asturias, como las que se describen en este post de Territorio Cooper, tal vez sean las más conocidas pero, a continuación, vamos a intentar convenceros de todas las bellezas y rutas que se esconden Cantabria.
Tanto si os apetece playa, montaña, animales, disfrutar de los mejores monumentos o , incluso, sentiros como en la Edad Media, tenemos tres planes adaptados a todos los gustos.

1. Ruta de Carlos V
Una ruta fundamental para todos aquellos los amantes de la historia: recorrer la primera etapa del viaje de Carlos V hasta su retiro en el increíble monasterio de Yuste. Esta ruta tiene su origen en el maravilloso pueblo costero de Laredo y termina justo entrando en la provincia de Burgos en Agüera.

2. Playa y montaña
Cantabria es una de las pocas comunidades con el lujo de poder compartir playa y montaña a tan solo escasos kilómetros de distancia y el valle del Ansa es una de las regiones que conserva ese lujo y mantiene intacta su pureza.
Partiendo desde Santander pondremos rumbo a San Vicente de la Barquera y nos desviaremos para visitar la cueva de El Soplao, una de las maravillas geológicas de nuestro país y de toda Europa.
Más tarde visitaremos Cosío y el sensacional enclave de Tudanca, declarado como Conjunto Histórico Artístico, una parada fundamental para los amantes de la gastronomía y de las antiguas casonas.
Tras ello, podemos acercarnos a disfrutar del embalse de la Cohilla antes de comenzar el regreso a Santander. Eso sí, os recomendamos parar también en San Vicente de la Barquera para disfrutar de los impagables atardeceres que ofrecen sus playas.

Los juegos de luces de El Soplao son dignos de ver (Bradley Howard-Flickr)

Los juegos de luces de El Soplao son dignos de ver (Bradley Howard-Flickr)

3. Visita al parque de Cabárceno
El Parque de Cabárceno nos permite disfrutar de animales salvajes en libertad, desde jirafas u osos hasta rinocerontes. Recordamos que Cabárceno no es un zoo ni quiere parecérsele, es un privilegiado enclave en el que los animales son tratados como lo que son y disfrutan de mayor libertad y espacio que en cualquier otro recinto. Una experiencia inigualable que encantará tanto a niños como a no tan niños.

Oso pardo y sus crías en el Parque de Cabárceno (iStock)

Oso pardo y sus crías en el Parque de Cabárceno (iStock)

Esto son solo algunos ejemplos de las maravillas que nos ofrece Cantabria pero podríamos seguir eternamente. Los Picos de Europa, el Palacio de la Magdalena o los secretos que ofrece la localidad de Comillas…
Eso si, no os olvidéis de tener el coche siempre apunto y más si estáis en el Norte, ya que, en cualquier momento puede cambiar el tiempo y darnos un susto. Antes de salir de casa, revisad bien todo el coche y en especial los neumáticos,  los que más sufren en carreteras de montaña como las que os encontraréis en estos planazos. En algunas páginas especializadas, como en la de Neumáticos Copper, puedes consultar cuáles son los más adecuados para tu vehículo en función de la época del año.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter