5 excursiones para hacer cerca de Berlín

13 noviembre, 2015 - Bárbara Chacón

Dresden (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
5 excursiones para hacer cerca de Berlín

Desde Berlín es posible realizar varias excursiones. La red de ferrocarriles, aunque no es barata, asegura una buena conexión con varias localidades cercanas. Éstas son los paseos más interesantes.

1. Campo de concentración de Sachsenhausen
Para visitar este lugar lleno de historia, hay que tomar el tren a Oranienburg. Allí podrás conocer todo el complejo del campo de concentración, desde el patio de formación, los barracones, la cocina, las celdas de castigo, la sala de autopsias e incluso los crematorios. En este lugar muchas atrocidades fueron cometidas por los nazis. El recinto fue demolido casi por completo, por eso es aconsejable hacer una visita guiada para entender qué acontecía en cada sector de este campo de concentración.

Campo de concentración de Sachsenhausen (iStock)

Campo de concentración de Sachsenhausen (iStock)

2. Postdam
El trayecto en el tren hasta Potsdam dura poco más de 40 minutos. Postdam es una de las ciudades más hermosas de Alemania. Visitándola por primera vez, parece que retrocedemos en los siglos. Algunos de los lugares más importantes y que no debemos olvidar en nuestra visita son: el Puente de los Espías; el Palacio de Cecilienhof, donde se reunieron Stalin, Churchull y Truman para repartirse Alemania; el Palacio Sanssouci y otros palacios que fueron residencia de la dinastía Hohenzollern; y el característico barrio holandés.

Postdam (iStock)

Postdam (iStock)

3. Treptower Park
Otro lugar que merece la pena visitar en Berlín es Treptower Park. Es un monumento conmemorativo ubicado en el homónimo parque. Terminado en mayo de 1949, fue construido por las fuerzas de ocupación soviéticas en la Segunda Guerra Mundial para honrar a los soldados del Ejército Rojo caídos en la lucha contra la Alemania Nazi. Alejado del centro, se halla en la zona más oriental del centro de la ciudad (Treptow). Desde el embarcadero, los visitantes tienen la oportunidad de descubrir Berlín desde el agua. Allí comienza un hermoso paseo de cuatro kilómetros a lo largo de la orilla del Spree.

Treptower Park (iStock)

Treptower Park (iStock)

4. Dresden
La manera más rápida y cómoda de ir de Berlín a Dresden es en tren. Son 200 kilómetros de trayecto. Dresden fue antiguamente la capital del estado federado de Sajonia. Es una ciudad bonita, llena de encanto. Es muy aconsejable realizar un paseo por la ribera del río Elba y quedarse a comer en alguno de los restaurantes de la orilla y como no, tomar una buena cerveza alemana.
En el centro histórico merecen una visita las iglesias barrocas más importantes, como Frauenkirche. También hay que ver Nuemarkt, una preciosa plaza situada en el reconstruido centro histórico de Dresden. Cabe destacar que esta ciudad, como la mayoría de urbes alemanas, fue parcialmente destruida durante la segunda guerra mundial.

Dresden (iStock)

Dresden (iStock)

 

5. Szczecin
A 151 kilómetros de Berlín, Szczecin es la ciudad que acoge el mayor puerto marítimo de Polonia. También es la séptima ciudad del país en número de habitantes. Desempeñó un importante papel en el alzamiento anticomunista de la década de 1970 y en el nacimiento del sindicato Solidaridad en la de 1980. Permite hacer una inmersión en el pasado soviético de esta región de Europa.

Szczecin (iStock)

Szczecin (iStock)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter