6 fábricas de cerveza artesana que no te puedes perder

2 enero, 2015 - Angela Gilabert

¿Te ha gustado nuestro articulo?

La fabricación de cerveza artesanal está en auge, y no solo como entretenimiento de aficionados, también a nivel empresarial. Gracias a ello podemos degustar cervezas fresquitas y muy auténticas después de visitar una fábrica.

La Virgen

la virgen

A las afueras de Madrid, en el polígono Európolis de Las Rozas de Madrid, encontramos esta fábrica de cerveza artesanal. Es conveniente visitar la web para ver qué días abren al público. Quien se acerque aquí podrá acompañar la cerveza con algún picoteo de su foodtruck.

La Cibeles 

cibeles

Es otra cerveza artesanal madrileña que está pegando fuerte y que, además de la visita a la fábrica, ofrece otras actividades. Por ejemplo, llama la atención sus cursos de elaboración de cerveza artesanal para todo aquellos que quieran introducirse en este mundillo.

Ceriux

ceriuxEn La Rioja no solo se elaboran vinos de calidad, también cerveza. Buena muestra de ello es Ceriux, una cerveza artesanal que aporta un punto de mosto de uva, un producto muy ligado con esta tierra. Cuentan con las variedades de Rubia, Tostada y Negra y es recomendable seguir su perfil de Facebook para conocer las actividades que llevan a cabo, por ejemplo catas de cervezas.

Maier 

maier

La visita a la fábrica incluye: explicación sobre la historia de la cerveza en Cádiz, los productos y proceso de elaboración; cata de cuatro cervezas y un aperitivo gaditano con lomo en manteca, chicharrones, queso de cabra y patatas chip. Informate en el 856 923 309 o en bebe@cervezamaier.com. También ofrecen cursos y tienen un servicio de asesoramiento para microcervecerías.
Mammooth

mammooth

Desde 2009 Mammooth elabora esta bebida en su sede de Padul, Granada, y presume de ingrediente único: agua de manantial que procede de las cumbres de Sierra Nevada. Su fabrica es visitable y solo es necesario ponerse en contacto con ellos por teléfono, email o a través de su formulario web.

Badúm

badum
Esta cerveza toma el nombre de la torre de origen medieval ubicada en Serra d’Irta, Peníscola, una de las ciudades costeras más bonitas de Castellón. Durante la visita a la fábrica se recorren las instalaciones junto a un elaborador de cerveza que explica los procesos artesanales. Además, se puede hacer una parada en la cervecería Badúm, un bonito rincón donde probar sus elaboraciones junto con un pincho.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter