6 planes para una Semana Santa diferente

28 febrero, 2015 - Jordi Pastor

¿Te ha gustado nuestro articulo?

Tengamos un puente largo o, en el mejor de los casos, casi 10 días por delante para desconectar y salir pitando, lo realmente seguro es que, esta vez, será diferente: nada de cirios humeantes, saetas ni acompasados redobles en el clamor de la noche. Para esta Semana Santa –del 29 de marzo al 6 de abril– proponemos senderos de auténtico vértigo, contemplar la costa norteafricana vista desde cubierta, una ruta de pasión (por la bici), la única jungla de Europa o una aventura vertical en los Pirineos, incluso para no escaladores. ¿Te apuntas…?

1. Un camino a estrenar

Es la sensación de esta primavera. Aunque no es el único sendero vertiginoso de nuestra geografía, el Caminito del Rey, un aéreo pasaje que cruza el desfiladero de Los Gaitanes, en El Chorro (Málaga), colgando literalmente de sus paredes, sí es, probablemente, el más famoso de todos. Cerrado durante años debido al lamentable estado de conservación de la estructura original (de 1905) y varios accidentes graves, el próximo 28 de marzo reabrirá su recorrido después de la instalación de una pasarela de madera completamente nueva y perfectamente asegurada.

Los recorridos iniciales, guiados y gratuitos, requieren no obstante de reserva previa. Se puede hacer en la web https://reservas.caminitodelrey.info

Foto: salvadorfornell

2. África a la vista

Quien busque desconexión, nada como despeguar los pies de tierra y echarse al mar. La naviera Norwegian Cruise Line propone rutas de 10 noches desde Málaga y Barcelona (el 3 y 5 de abril, respectivamente) que recalan en Casablanca (visita a Marraquech incluida), el archipiélago portugués de Madeira y las islas Canarias, con atraques en Tenerife y Lanzarote. Una travesía que mezcla Mediterráneo y Atlántico para estrenar la primavera.

Foto: agvnono

3. Pasión por la bici

Con más horas de luz y temperaturas más cálidas el cuerpo pide aire libre e invitan, por ejemplo, a subirse a la bici. Un buen plan es escoger una de las rutas que propone el programa Vías Verdes, antiguas líneas férreas abandonadas y recuperadas para la causa cicloturista. Se trata de itinerarios perfectamente señalizados y acondicionados con servicios, de dificultad generalmente moderada y repartidos por toda España, en muchos casos a través de fabulosas reservas naturales.

Vía Verde del Aceite (Jaén). Foto: Chris-Juden

4. Gozar en Malta

La isla de Malta está de aniversario: se cumplen 450 años del Gran Sitio, el gran acontecimiento histórico maltés, cuando en 1565 un reducido grupo de Caballeros de Malta repelió el ataque del imperio otomano. Aunque los grandes fastos llegarán en otoño, la isla es ideal para una escapada de varios días, tiene de todo. Desde una lección de historia europea mientras paseamos por las calles de La Valetta, ciudad natal del Corto Maltés, hasta obras maestras de Caravaggio, la moderna intervención realizada por el arquitecto Renzo Piano en la histórica puerta de la ciudad, la excelente gastronomía mediterránea, un atardecer memorable en los Jardines de la Barraca o una sesión de buceo alucinante en la espectacular Laguna Azul, en el vecino islote de Gozo.

Foto: Rune E

5. La única jungla de Europa

Un buen plan viajero con niños es volar hasta la que se autodenomina como única jungla de Europa, el parque temático Jungle Park, al sur de Tenerife. Espectáculos con aves rapaces y leones marinos, los espectaculares tigres blancos de India, programas educativos o atracciones como el descenso en Bob o el Jungle Raid aguardan a los más pequeños. Diversión, animales exóticos y aprendizaje en este espacio verde junto al pueblo de Arona, al sur de la isla Canaria.

Tigre blanco del Jungle Park (Tenerife). Foto: steve p2008 3

6. Aventura vertical en Pirineos

Paladear la estimulante ascensión por una pared vertical en plena montaña pirenaica no está reservado solo a escaladores y alpinistas. Las denominadas vías ferratas, aéreos itinerarios a base de escalones de hierro fijados a la roca, surcan muros y realizan vertiginosas travesías a través de puentes tibetanos, proponiendo itinerarios para (casi) todos los públicos que permiten disfrutar de la altura y los paisajes pirenaicos de una forma lúdica y segura.

Eso sí, convienen contratar los servicios de un guía especializado (especialmente, no iniciados) y consultar previamente las condiciones de la ruta escogida. La reciente guía Vías ferratas de los Pirineos, de Bruno Mateo (Ediciones Lectio) es una buena referencia, con 42 propuestas de vías bien equipadas de todas las dificultades.

Foto: nwpuzzlr

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter