8 secretos de la Puerta del Sol de Madrid que desconocías

13 febrero, 2017 - David García

8 secretos de la Puerta del Sol de Madrid que desconocías
¿Te ha gustado nuestro articulo?
8 secretos de la Puerta del Sol de Madrid que desconocías

Es paso obligado para quien visita Madrid, pero también para los propios madrileños. Un icono de la ciudad que es algo más que un lugar, una de las plazas con más historia. Un símbolo, como decimos. De todos es conocido que allí se toman las 12 uvas o que allí está el kilómetro cero de la red de carreteras españolas. Sin embargo, seguro que hay un montón de secretos de este lugar que aún desconoces. Vamos a contártelos.

1. ¿Por qué se llama así?
Aunque hoy conocemos a la Puerta del Sol como el centro de la capital, en sus orígenes fue uno de los accesos de la cerca que rodeaba la ciudad en el siglo XV. Esta cerca recogía en su perímetro los arrabales medievales que habían ido creciendo extramuros, en torno a la muralla cristiana del siglo XII. El nombre de la puerta proviene de un sol que adornaba la entrada, colocado ahí por estar orientada la puerta hacia levante. La imagen que vemos es de 1857.

Puerta del Sol

Puerta del Sol (Gtres)

2. Famoso mentidero.
Aunque desde los siglos XVII al XIX tenía importancia como lugar de encuentro, no era una plaza definida, como la Plaza Mayor, y ocupaba la mitad del espacio actual. Esa importancia entonces se debía a que aquí se encontraba uno de los mentideros más famosos de la villa desde el Siglo de Oro, las famosas gradas de San Felipe. Los mentideros eran lugares donde los madrileños del Siglo de Oro se reunían para conversar. Allí se hablaba de todo lo divino y lo humano, se especulaba, fabulaba y en suma, se comentaba, más por no callar que por otra cosa, sobre Madrid, sus gentes, sus secretos y aquellos que las gobernaban. Las gradas de San Felipe estaban situadas en las escaleras que tenía el Convento de San Felipe el Real en la Puerta del Sol. La foto recoge un momento de los años 20.

Puerta del Sol hace muchos años (Gtres)

Puerta del Sol hace muchos años (Gtres)

3. La forma actual gira en torno a la Casa de Correos.
La Casa de Correos fue construida por el arquitecto francés Jaime Marquet entre 1766 y 1768 (es el edificio más antiguo de la plaza) y será la que empiece a sentar las bases urbanísticas de lo que hoy es la plaza y su crecimiento como epicentro de la capital. Tras la conversión de este edificio en sede del Ministerio de Gobernación (estamos hablando del año 1847), se derriban algunas casas de la zona para realzar el edificio y darle seguridad y el resultado sería la creación de una gran plaza. Para ello, en virtud de la famosa desamortización de Mendizábal, se derriban los conventos que había y entre 1857 y 1862, se lleva a cabo una gran reforma que le daría su fisonomía actual.

Navidad en la Puerta del Sol (Gtres)

Navidad en la Puerta del Sol (Gtres)

4. Las antiguas fuentes, en Villa de Vallecas.
En 1959 se realiza otra reforma y se incluyen dos fuentes en el centro y zonas ajardinadas. Dichas fuentes desaparecerán en la reforma de 1986 llevada a cabo por el entonces alcalde, Enrique Tierno Galván, pero no se destruyeron: se trasladaron al paseo de Federico García Lorca, en Villa de Vallecas, donde aún permanecen. Aquí podemos ver una.

Fuente en la Puerta del Sol ( Vanessa G., Flickr)

Fuente en la Puerta del Sol ( Vanessa G., Flickr)

5. Los supositorios.
Con la reforma a la que aludíamos de 1986, se introdujeron nuevas farolas, en teoría más modernas. Pero no gustaron en absoluto a nadie y generaron mucha polémica. Los supositorios, como se les empezó a llamar, tuvieron que ser finalmente retirados ante la presión social y sustituidos por farolas de estilo fernandino. Pero dichas farolas se aprovecharon y se instalaron en el Parque Enrique Tierno Galván.

Vista de la plaza (Gtres)

Vista de la plaza (Gtres)

6. Las mudanzas del Oso y la Mariblanca.
El Oso y el Madroño y la Mariblanca son dos de las esculturas que se pueden ver en la Puerta del Sol. La primera de ellas no necesita presentación: es el símbolo de Madrid. La segunda es una estatua de origen incierto, que fue comprada en el año 1625 por el mercader florentino Ludovico Turchi para coronar la desaparecida Fuente de la Fe. Se trata del único elemento que se conserva de esta fuente monumental, que estuvo ubicada en la Puerta del Sol, frente a la Iglesia del Buen Suceso, igualmente desparecida. Pues bien, ambas figuras han tenido ya varias idas y venidas por la plaza, la última hace muy poquito tiempo, con la reforma que se llevó a cabo para llevar el Cercanías hasta allí.

Puerta del Sol

Oso y madroño (iStock)

7. Lugar de un magnocidio.
La Puerta del Sol también tiene una parte de historia negra en forma de magnicidio ya que el 12 de noviembre de 1912 fue asesinado el presidente del Consejo de Ministros y líder del Partido Liberal, José Canalejas, en la esquina de la Puerta del Sol (actual número 6) con la calle Carretas.

Plaza del Sol en la antiguedad (Gtres)

Plaza del Sol en la antiguedad (Gtres)

8. Escenario de la primera película sonora en español.
‘El misterio de la Puerta del Sol’, rodada por Francisco Elías Riquelme en 1929, es considerada la primera película sonora del cine español. Se rueda en la Puerta del Sol y se oyen los sonidos de la época, convirtiéndose así de las primeras películas rodadas en Madrid.

Tio Pepe en Sol (Gtres)

Tio Pepe en Sol (Gtres)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter