Bares por tiempo: conoce la nueva tendencia

2 septiembre, 2016 - Miguel Á. Palomo

Mesa de un anticafé francés (http://www.anticafe.eu/)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Creíamos que lo habíamos visto todo en cuanto a bares, materia que aprobamos con nota. Creíamos que conocíamos todas su tipologías habidas y por haber. Habíamos incluso superado la época en la que el concepto de Honesty Bar en los hoteles había puesto nuestra conciencia a prueba. Pero no, no lo habíamos visto todo. Al parecer los bares por horas, aquellos en los que se paga en función del tiempo que se permanezca dentro, son tendencia global. Aunque, para nuestra desilusión y la vuestra, la idea todavía no está abierta a consumir cervezas y copazos sin límite como si no hubiera un mañana. En estos time cafes no se sirven alcohol.

Mesa con reloj (Ziferblat London)

Mesa con reloj (Ziferblat London)

¡Cómo son estos modernos! Ivan Mitin, ruso treintañero con su bigotito hipster, se sacó de la manga estos locales y actualmente su empresa cuenta con 11 de ellos repartidos por Rusia, Ucrania y Reino Unido. La estrategia de dar el salto a las islas ha sido decisivo para que el radar de la estirpe coolhunter saque su cazamariposas a pasear.

Pizarra de horarios (Ziferblat Londres)

Pizarra de horarios (Ziferblat Londres)

Algo así como si de un parking humano se tratase –desde el punto de vista transaccional, queremos decir- este tipo de cafeterías –o anti-cafés, más que bares- son espacios de buen rollo, socialización y de relax aunque lógicamente el wifi corre sin trabas. Te sientas a tu mesa con el reloj correspondiente marcando tu paso a 2,1 euros la hora y, a partir de ahí, a tus anchas. El cliente se desenvuelve con autonomía, se sirve su propia taza de café, se prepara el piscolabis -orgánico, por supuesto-, trabaja, participa de eventos y de la cultura colaborativa, toca el piano, hace comunidad.

Jardín del café (Ziferblat Rostov del Don)

Jardín del café (Ziferblat Rostov del Don, Rusia)

De Rusia y Londres, los anticafés están llegando a Francia. Allí sobresale una comunidad bajo sencillo de Anticafé que tiene locales en París, Provenza y ya uno en Roma. La tarifa oscila entre 3 y 5 euros la hora pero el concepto es exactamente el mismo.

Mesa de un anticafé (http://www.anticafe.eu/)

Mesa de un anticafé (http://www.anticafe.eu)

Por último, la moda entra en España conexión Barcelona, como suele pasar. A escasas manzanas de la Sagrada Familia, Tactic Café fue fundado por jóvenes rusos. Nació por un grupo de colegas dedicados a organizar curiosos juegos en grupo que consisten en escaparse de habitaciones. Además de estas Escapes Rooms dispone de un lugar de desconexión en el que se navega, se ven pelis o se toma café sin pagar consumición, simplemente por el tiempo compartido allí, unos seis céntimos el minuto.

El reloj del Tactic Café (http://www.tacticgame.es/)

El reloj del Tactic Café (http://www.tacticgame.es/)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter