‘BedSurfing’: Viaja gratis a cambio de sexo

4 julio, 2017 - Jesús Torrado

Bedsurfing Viajar gratis a cambio de sexo
¿Te ha gustado nuestro articulo?
‘BedSurfing’: Viaja gratis a cambio de sexo

¿Te encanta viajar y no dispones del dinero necesario para hacerlo? ¿Te consideras una persona abierta sexualmente y no tienes medio a probar cosas nuevas? ¿Cambias la configuración en Tinder cuando tienes un viaje planeado? Si es así, debes probar el ‘BedSurfing’, una nueva vertiente de CouchSurfing, en la que sus usuarios ofrecen sexo a cambio de alojamiento gratis en distintas ciudades del mundo.

Esto es lo que pensó Ju Peng,  una joven china de 19 años, que para costearse sus viajes por el país asiático decidió publicar un anuncio en una famosa web de microblogging llamada Sina Weibo. En este portal publicó un anuncio en el que ofrecía acostarse con los todos los hombres que le acogieran  en su casa. Este fue el inicio de esta curiosa modalidad de alojamiento.

Ju Peng buscaba un intercambio en el que todas las partes salieran ganando. Los hombres que le acogiesen en su casa debían de ser atléticos, menores de treinta años, con una altura mínima de 1,75 metros y un alto poder adquisitivo: “Ellos financiarán mi transporte a su ciudad y todos mis gastos mientras esté allí. Tienen que ser generosos. A cambio conseguirán una noche entera conmigo, mi atención exclusiva y la posibilidad de fardar delante de los amigos en compañía de una muchacha realmente hermosa”, explicaba Peng en el anuncio.

Esta chica fue precursora del Bedsurfing (Facebook)

Esta chica fue precursora del Bedsurfing (Facebook)

La propuesta de la joven revolucionó internet y generó una enorme controversia en China. Aun así, fueron muchos los internautas que recibieron con gran entusiasmo su proposición y la defendieron a destajo: “Aunque puedan parecer prácticas de dudosa moralidad cada uno puede hacer lo que quiera con su cuerpo”, escribía uno de los usuarios. Otros, en cambio, no estaban muy por la labor: “Si ella aceptara el dinero en efectivo todo sabríamos como llamarla. Es un modo asqueroso de continuar viajando”, comentó otro internauta.

Desde entonces, esta nueva modalidad de viajar se ha extendido por todo el mundo. No está tan presente en la web como el propio crouchsurfing, aunque si hay distintas páginas de Facebook donde anfitriones y huéspedes pueden ponerse en contacto y ‘bedsurfear’. ¿Te atreves?

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter