Cena temática: comida italiana

15 julio, 2016 - Bárbara Chacón

Antipasto italiano (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

La culinaria de Italia es la más famosa del mundo, la más imitada y la más difundida. Puedes encontrar una pizza o una lasaña en prácticamente cualquier lugar del planeta, o casi. Pero lo que pocos saben es que la comida italiana es mucho más rica de lo que se conoce fuera. Existen muchísimos platos además de los espaguetis y raviolis. Os presentamos una cena temática 100% italiana y sin pasta. Y para entrar en el clima italiano, llamemos las cosas por su nombre.

Bruschetta (iStock)

Bruschetta (iStock)

Antipasti
En Italia hay una infinidad de entrantes, desde la famosa ‘bruschetta’, hecha con pan, ajo, aceite, tomate y orégano, hasta los embutidos, las verduras fritas o marinadas, y la siempre bienvenida Caprese con la verdadera mozzarella de búfala.

Bagna cauda (iStock)

Bagna cauda (iStock)

Primo piatto
La ‘bagna cauda’ es un plato muy poco conocido fuera de las fronteras italianas. Es muy sano porque se compone de verduras crudas como zanahorias, brócolis e hinojo, que son untadas en una salsa a base de leche, crema de leche, anchoas saladas y ajo. La receta es originaria de una región del Piamonte llamada Monferrato. Según la tradición, se consumía después de la fatiga de la vendimia.

Polpettone (iStock)

Polpettone (iStock)

Secondo piatto
El ‘polpettone’ es una albóndiga gigante rellena de queso ahumado, jamón y salami, que habitualmente es servido con patatas al horno aliñadas con romero. El parmesano, el ajo, el perejil picado y la pimienta molida son ingredientes fundamentales que deben ser mezclados con la carne picada, el huevo y el pan para hacer la masa del albondigón.

Cannoli alla siciliana (iStock)

Cannoli alla siciliana (iStock)

Dessert
Los ‘cannoli alla siciliana’ son uno de los postres más tradicionales de la cocina italiana. Se componen de una pasta frita en forma de tubo, espolvoreada con azúcar en polvo y rellena de una crema a base de ricota de leche de oveja. Antiguamente se solía preparar en la semana del carnaval. Su origen se remonta a la época de la dominación sarracena del sur de Italia, cuando las esposas del emir engañaban el tiempo en ausencia del macho preparando dulces deliciosos y muy elaborados.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter