Copenhague, Capital Verde Europea 2014

16 julio, 2014 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?

Somos viajeros concienciados con el medio ambiente y por eso nos encanta viajar a Copenhague, una de las ciudades verdes por excelencia del mundo.

Copenhague es un paraíso para la sostenibilidad que provoca tanto la envidia como admiración de los viajeros de todo el mundo que cada año la visitan y se encuentran no solo con una capital bellísima repleta de atractivos si no, también, disfrutable de un modo sostenible. La capital danesa es una de las ciudades de todo el mundo más respetuosas con el medio ambiente (de hecho, Dinamarca fue el primer país del mundo en poner en marcha una legislación ambiental). Se estima que casi el 40% de sus habitantes emplean la bicicleta como medio de transporte para ir y venir del trabajo: cada día, se recorren en bicicleta más de un millón de kilómetros por las calles de Copenhague. Como visitante de la ciudad, es muy fácil subirse a una e ir en bicicleta con los demás, gracias a las revolucionarias bicis gratis que Copenhague ofrece desde 1995. La ciudad es relativamente pequeña y sus atractivos se concentran en el centro, lo que facilita dar una vuelta por la ciudad. Te sentirás cómodo rápidamente yendo en bicicleta por la ciudad en sus seguros carriles-bici, pues están separados del tráfico rodado.

Y hay otras cifras igual de impactantes: se reutiliza el 90% de los residuos generados en la ciudad, entre 2005 y 2012 disminuyó en un 25% sus emisiones de carbono y el 96% de los habitantes de la ciudad viven a menos de quince minutos a pie de un parque o zona de recreo… Por eso, no puede extrañarnos que la ciudad fuera designada a finales del año pasado como “Capital Verde Europea”, y según declararon las autoridades, “Copenhague es una ciudad que que está realizando importantes esfuerzos para mejorar el entorno urbano, y para proporcionar una forma más saludable y sostenible de vivir”.

El puerto de Copenhague es una de las zonas más sostenibles de la ciudad

El puerto de Copenhague es una de las zonas más sostenibles de la ciudad

El área del puerto de Copenhague ha sido objeto de una gran regeneración en las últimas décadas, y en ella se han hecho grandes inversiones para asegurar de que esté lo más limpia posible. Como resultado, se puede nadar en el puerto y disfrutar de algunas de las mejores piscinas naturales de toda Europa. Los baños al aire libre en IslandsBrygge son muy populares en verano y son muy conocidos por su característico diseño. Aparte de los sitios en los que se puede nadar en el puerto, la ciudad tiene muchas playas, incluyendo la arena blanca de la playa de Amager (Amager Strand) a la que se puede llegar en bicicleta o en metro. Al norte podrás disfrutar de las populares playas de Strand Bellevue y Hellerup.

La capital danesa es un paraíso para los amantes de la bicicleta

La capital danesa es un paraíso para los amantes de la bicicleta

Copenhague es una de las ciudades más verdes del mundo y en ella siempre estarás cerca de un parque en el que relajarte. No sólo encontrarás hermosos parques el Jardín del Rey (Kongens Have) en el patio del Palacio de Rosenborg y el Jardín Frederiksberg (Have), sino que un corto paseo en bici hacia el norte o el sur de la ciudad te acercará a paisajes de naturaleza virgen. El ambientado Parque de los Ciervos en Klampenborg se encuentra justo al norte de la ciudad y el camino está rodeado de playas y espectaculares vistas de la costa. Al sur está la vasta extensión abierta de Amager Common (Amager Fælled) repleto de caminos a pie y caminos para bicicletas.

Los Frederiksberg Gardens, un lugar clásico de encuentro de los habitantes de Copenhague

Los Frederiksberg Gardens, un lugar clásico de encuentro de los habitantes de Copenhague

Y es también Copenhague la capital mundial de la comida ecológica: una de cada diez compras de alimentos en Copenhague es orgánica. Los alrededores de la ciudad están llenos de explotaciones ganaderas y agrícolas totalmente sostenibles y respetuosas con el medio ambiente, además de muy rentables económicamente hablando. Es el caso de Krogerup Avlsgaard, una granja estatal al norte de Humlebæk, o la aldea ecológica Dyssekilde, en Torup, al norte de Selandia, en las cercanías de la estación ferroviaria de Dyssekilde, que cuenta con una población de 130 adultos y 50 niños, que comparten la visión de una comunidad socialmente, económicamente y ecológicamente sostenible. De vuelta en Copenhague no dejes de visitar el mercadillo de Torvehallarne, en la plaza de Israels Plads, con una superficie de más de 7.000m², 70 expositores y diversos restaurantes biológicos. ¡Buen viaje!

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter