Demostrado científicamente: esta es la comida más rica del mundo

29 septiembre, 2016 - Emilio Leighton

Local de patatas fritas / Bruselas (Istock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Demostrado científicamente: esta es la comida más rica del mundo

De seguro os estaréis preguntando cuál es la mejor comida del mundo mundial. Pero si creíais que eran esos platos elaborados por los superchefs que combinan emulsiones y sabores extraterrestres, pues os habéis equivocado. La comida más sabrosa del mundo según los investigadores de la Universidad de Erlangen-Nuremberg, Alemania, son la bien ponderadas “patatas fritas”.

Claro, estabais pensándolo pero no lo asimilabáis porque es una comida tan sencilla pero a la vez tan adictiva que vuestro cerebro ya lo da por hecho. La verdad es que los alimentos llenos de grasas y sal activan nuestro cerebro generando un placer y un deseo que hace difícil el abstenerse.

El estudio en concreto se realizó con ratas y el equipo de investigadores concluyó que tras ingerir patatas fritas, el cerebro de los roedores aumentó la secreción de dopamina, la hormona del placer, provocando una apreciable sensación de bienestar. Sin duda a todos nos ha pasado que se nos hace imposible negarnos a coger una patata frita de un cucurucho cuando lo vemos cerca. No lo podéis negar. Bueno por eso os dejamos algunos lugares donde las patatas fritas son un clásico tanto por su estilo de cocción como por su corte. También hay que destacar que para realizar unas buenas patatas fritas es necesario freírlas en dos tiempos, ya que de esa manera quedarán crujientes por fuera y deliciosas por dentro.

patata frita (Istock)

Patata frita (Istock)

Las patatas fritas fueron creadas, según los expertos del tema, entre el siglo XVII y el XVIII. Y cómo no, hay una disputa entre Francia y Bélgica sobre quien las metió primero a la sartén con aceite hirviendo. Eso sí lo que está claro es que la patata la trajeron los españoles desde el Perú y de ahí viajó a Canarias, y luego se extendió a los países bajos.

Bueno, las calles de Bruselas están llenas de los típicos locales de patatas fritas donde los belgas y turistas se juntan a comer este adictivo alimento. Hay que destacar que el corte de las patatas belgas no se asemejan en nada a las que os sirven en los locales de comida rápida porque son más gruesas y no tienen mucha sal. Además, podéis elegir muchos tipos de salsas e incluso comerlas con mejillones. ¡Sí, con MEJILLONES!. Para los expertos, el Maison Antoine, que queda por detrás del parlamento Europeo, es uno de los locales donde sirven las patatas fritas más ricas. Que más decir de los belgas. Que son tan ‘frikis’ que tienen hasta un museo dedicado a la “french fries”(www.frietmuseum.be/en).

Patatas francesas (Istock)

Patatas francesas (Istock)

Como decíamos antes, la patata viajó desde el Perú hasta el puerto de Sevilla. Por eso, los peruanos no podían dejar de tener un espacio en este artículo. Sin duda, la cocina inca ha ganado en el último tiempo mucha fama por sus grandes platos y chefs. Por ejemplo tienen un ceviche delicioso y también el mejor pollo a la brasa del mundo, que va acompañado con una patatas deliciosas, que suelen comerse también en un plato muy popular llamado Salchipapas. Este es consumido también en distintos países de Hispanoamérica como Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador. En Perú, hay tanto culto a la patata que el país ha elegido el 30 de mayo como el ‘Día Nacional de la Papa’.

Salchipapas (wikipedia)

Salchipapas (wikipedia)

Volviendo a Europa nos situamos ahora en España. Aquí hay un plato que es tradicional en la mayor parte de sus regiones: las ‘patatas bravas’. Estas se cortan en trozos gruesos, como dados irregulares de tres centímetros, se fríen y van cubiertos en salsa de chile o bañadas en salsa alioi o con mayonesa, según el gusto. Algunos incluyen chorizo y siempre se acompañan con cerveza o vino tinto. En Logroño hay un local que no debéis de dejar de conocer y que se encuentra en la calle Laurel. Se llama ‘El Jubera’. Ahí sirven unas patatas bravas inolvidables para el paladar.

Patatas Bravas (facebook)

Patatas Bravas (facebook)

La razón de que todo el mundo llame a las patatas fritas ‘french fries’ es debido a que en la Primera Guerra Mundial, los norteamericanos visitaron Bégica y comieron el adictivo alimento. Entonces como los belgas hablan francés, los soldados pensaron que los galos habían inventado las patatas fritas y así bautizaron esas frituras. Pero los norteamericanos no se quedaron sólo con ese plato. En EE.UU han ido más allá y han creado platos más elaborados en base al tubérculo frito. Uno de ellos es el llamado ‘Chili cheese fries’ que son las patatas fritas típicas pero con más elementos adictivos como son el queso derretido y una salsa de chile con carne molida. Si os da más hambre podéis incluir ciboulette o tocino, o ambos.

Chili cheese fries (Istock)

Chili cheese fries (Istock)

En el último tiempo, en Madrid han ido apareciendo varios locales holandeses que venden patatas fritas. Uno de ellos está en la calle Princesa (Mr Potato) y otro cerca de la FNAC de Callao. En esos establecimientos sirven unas muy gruesas y riquísimas. Bueno, las patatas fritas son un plato típicos también en Holanda y las sirven doradas. También se fríen dos veces para que estén muy crujientes. En Amsterdam, Vleminckx es el local recomendado para visitar si tienes hambre porque ofrece más de 25 tipos de salsas. Holanda es el mayor proveedor en Europa de patatas fritas y de otros productos congelados derivados de este tubérculo, al acumular casi un tercio de toda la producción europea por ingresos.

Local patatas fritas / Holanda (Istock)

Local patatas fritas / Holanda (Istock)

Si volvemos a Latinoamérica y aparcamos en Buenos Aires, descubriremos donde se comen unas patatas deliciosas llamadas Soufflé. La mayoría de los restaurantes que quedan en la calle Corrientes ofrecen el clásico bife de chorizo acompañado con patatas “sufle” (así le llaman los porteños), o infladas. Las soufflé no nacieron en Argentina sino hacia 1830 cuando un cocinero del rey Luis Felipe de Francia las descubrió por casualidad. Como el monarca no llegaba tuvo que sacar las patatas cortadas en rodajas que estaba friendo. Luego volvió a meterlas en el aceite y estas se convirtieron en bolas doradas y crujientes. Voilá!

Patata frita Soufflé (chetango.wix.com)

Patata frita Soufflé (chetango.wix.com)

En la isla de Albion, específicamente en Irlanda, se come muy a menudo el famoso Fish & Chips. Es un pescado jugoso, crujiente junto a unas patatas fritas deliciosas. Muchos le añaden al pescado un toque de vinagre, salsa de ajo o guacamole. Este plato se suele acompañar con cerveza negra Guinnes. Si os pasáis por Dublín debéis entrar al restaurante Leo Burdocks, al Christchurch, o al Drury Street.

Fish & Chips (Istock)

Fish & Chips (Istock)

En gustos no hay nada escrito y todo está por descubrir. Como en Vietnam donde se come un estilo de patata frita llamada Khoai Tay Chien. Este plato se elabora con patatas que se fríen con mantequilla o margarina y luego se le añade azúcar.

Patatas fritas / Vietnam (Istock)

Patatas fritas / Vietnam (Istock)

Otro país que también se disputa el nacimiento del tubérculo es Chile. En la isla de Chiloé, 1.000 km al sur de la capital, se dice que habría nacido el tubérculo. Pero eso se lo dejamos a los historiados. En el puerto bohemio de Valparaíso se sirve, generalmente en los pubs, la “Chorrillana”. Es un plato para compartir después de la juerga. Este lleva patatas fritas, cebolla caramelizada, trozos de carne de vacuno y huevo frito. Se acompaña con vino de la casa. Hay fuentes que señalan que su origen es peruano. Su nombre correspondería al gentilicio de Chorrillos, donde ocurrió la batalla de Chorrillos (1881) durante la guerra del Pacífico que enfrento a ambos países.

Chorrillana / Vaslparaíso/ Chile (flickr.com/photos/58081220@N00)

Chorrillana / Valparaíso/ Chile (flickr.com/photos/58081220@N00)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter