Descubre Auroville, la ciudad más idílica del mundo

7 septiembre, 2016 - Bárbara Chacón

Auroville (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Auroville, la Ciudad de la Aurora, fue fundada en 1968 en Tamil Nadu, en el sur de la India, con el objetivo explícito de ser una urbe experimental y universal “donde los hombres y las mujeres de todos los países sean capaces de vivir en paz y armonía, más allá de todas las creencias, opiniones políticas y nacionalidades”.

Auroville (Aleksandr Zykov-Flickr)

Auroville (Aleksandr Zykov-Flickr)

El proyecto surgió por la iniciativa de Mirra Alfassa, una artista y música nacida en Francia de padre turco y de madre egipcia. Conocida con el apodo de ‘La Madre’, fue compañera espiritual de Sri Aurobindo, un popular filósofo, poeta y maestro de yoga del siglo XX.

A Sri Aurobindo, que apoyó el movimiento de independencia de la India cuando todavía era colonia británica, se debe el concepto de yoga integral, un método espiritual que considera el hombre un ser de transición hacia la vida divina.

Auroville (InOutPeaceProject-Flickr)

Auroville (InOutPeaceProject-Flickr)

Nominado para el Premio Nobel de Literatura en 1943 y el Premio Nobel de la Paz en 1950, Sri Aurobindo fundó un ‘ashram’ en esta región, que después de su muerte pasó a ser administrado por Mirra Alfassa. ‘La Madre’ concibió el proyecto de Auroville con el fin de “contribuir significativamente en el progreso de la humanidad hacia un futuro espléndido, reuniendo a personas de buena voluntad con la aspiración para un mundo mejor”.

Auroville (Okramesh-Flickr)

Auroville (Okramesh-Flickr)

La idea fue presentada a la ONU y al Gobierno de la India en 1965 y un año después la Unesco anunció que apadrinaría y seguiría el proyecto. La ciudad fue inaugurada el 28 de febrero de 1968 con la presencia de más de 5.000 personas y delegados de 124 naciones. La planta de la ciudad tiene forma de mandala. En el centro fue construido el Matrimandir, una cúpula que devuelve los rayos del sol gracias a espejos superpuestos. Simboliza el núcleo de la ciudad y el lugar donde meditar.

Auroville (iStock)

Auroville (iStock)

Auroville sigue cuatro preceptos sencillos. No pertenece a nadie en particular, sino al mundo entero; es un lugar de educación continua y de progreso; es un puente entre el pasado y el futuro; y es un lugar de búsqueda espiritual que intenta propiciar la unión mundial.

Hoy sus habitantes, originarios de unos 50 países diferentes, conviven en aldeas rodeadas de bosques y jardines. La sustentabilidad y las fuentes de energía renovable son promovidas, así como el principio de no-violencia introducido por Gandhi. La tierra y los edificios son de propiedad colectiva y las drogas, incluido el alcohol, están prohibidas.

Auroville (Barry Pousman-Flickr)

Auroville (Barry Pousman-Flickr)

Cualquier persona puede vivir en esta ciudad utópica. Es necesario hacer la petición en el ‘Entry Group’, en la página web oficial de Auroville, y pasar por un periodo de prueba de uno a dos años. También es obligatorio hablar inglés. Si el ‘newcomer’ es considerado apto para quedarse y para colaborar con los fines establecidos en la Carta de Auroville, el ‘Entry Service’ lo recomienda a la Comunidad como nuevo auroviliano.

Auroville (InOutPeaceProject-Flickr)

Auroville (InOutPeaceProject-Flickr)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter