El famoso vino cubano que se hace con preservativos

19 junio, 2017 - Vanessa García

El garaje de Orestes Estévez. Foto de AP
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Podría parecer una broma, pero es la realidad: el vino más famoso que ahora mismo se produce en la Habana se hace con preservativos. Una ingeniosa idea en medio de un país donde la imaginación de la población combaten la escasez en la que viven a diario.

Desde  el  garaje de Orestes Estévez en La Habana surge este vino de frutas cada vez más conocido. Estévez y su familia lo consiguen gracias a mucha dedicación, con técnicas tan ingeniosas como rudimentarias, pero según dicen, el sabor y aroma no tienen nada que envidiar al de una bodega profesional.

De origen español, este hombre aprendió cómo hacer vino gracias su abuelo canario que producía pequeñas cantidades en su finca para consumo propio. Más tarde, de manera autodidacta comenzó su empresa de vinos frutales y cogió de las enseñanzas populares la idea de fermentar las botellas de vino gracias a los preservativos. En el año 2000 consiguió legalizarse y en la actualidad cuenta con la ayuda de su hijo y otro empleado más para producir este vino en 300 botellones de 20 litros tapados con preservativos y embotellados con una etiqueta bajo el nombre de “El Canal”.

Estévez hablando sobre el vino que le ha hecho famoso. Fotos de AP

Estévez hablando sobre el vino que le ha hecho famoso. Fotos de AP

Según cuenta el mismo Estévez haciendo referencia a la producción del vino con el preservativo, “Cuando usted le pone un preservativo a un botellón es igual que con un hombre: se para; y cuando el vino está, a eso no hay quien lo levante”, es decir, que cuando en un principio se tapa el botellón con el preservativo los gases hacen que este se hinche. 45 días más tarde, cuando los gases se han ido y el vino ha madurado  el preservativo vuelve a deshincharse, lo que significa que la bebida está lista para el consumo.

Los vinos son famosos porque además de este innovador método de fermentación, se hacen con diferentes tipos de frutas. Aunque Estévez reconoce que el vino de uva es el más querido por los consumidores, en su peculiar bodega también pueden encontrarse otros tipos de vino como de remolacha, jengibre o fruta bomba.

Hace unos años el canal de Youtube cubano “Así se hace” el propio Orestes contaba como conseguía este preciado vino que le ha dado tanta fama en un país donde emprender como empresario no es tan fácil como se podría imaginar:

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter