El Gran Cañón de España: Las Hoces del Río Duratón

30 marzo, 2017 - Emilio Leighton

imagen iglesia San Frutos Río Duratón
¿Te ha gustado nuestro articulo?
El Gran Cañón de España: Las Hoces del Río Duratón

No es necesario viajar al desierto de Arizona en EE.UU para deleitarse con un paisaje espectacular. En España también tenemos un Gran Cañon, un lugar hermoso, que forma parte de una reserva llamada Parque Natural de las Hoces del Río Duratón.

A sólo una hora de Madrid y situado en el noreste de Segovia, a los pies de la villa de Sepúlveda, nace ‘Las Hoces del Duratón’, una parque protegido que en un día podrás recorrer sin problemas. Con una extensión de 27km, las aguas del río Durantón han formado unas paredes de más de 70 metros de altura que llegan hasta el embalse de Burgomillodo.

La visita al cañon y de sus acantilados comienza en el pueblo de Sepúlveda, en la Casa del Parque, en la antigua Iglesia de Santiago, reconstruida en 1994 y que cuenta con una cripta subterránea del siglo X. Este además consta de sala de audiovisuales, un museo para que vayas informándote de la historia del lugar.

calles de la villa de Sepúlveda provincia Segovia

Vista de las calles de Sepúlveda en el inicio del Parque Natural Las Hoces Río Duratón

Sepúlveda es pequeño pero acogedor ya que tiene a disposición del visitante lugares arquitectónicos de carácter románico muy interesantes como la iglesia de El Salvador, la de San Justo, la de Nuestra Señora de la Peña, entre otras. Además ofrece una gastronomía deliciosa como los asados de cochinillo, de cordero, o las rosquillas de Castrillo o las capuchinas.

iglesia de San Salvador en verano

Iglesia San Salvador de Sepúlveda (Istock)

Si bien el cañón es de acceso público, al ser áreas reservadas por su alta calidad biológica y fragilidad ambiental se debe solicitar autorización en la Casa del Parque para poder transitar por sus caminos.

El sendero que recorre el Parque Las Hoces del Río Duratón tiene un importante patrimonio cultural y etnográfico debido a que ha tenido presencia humana desde hace miles de años. Antiguos residentes, especialmente los romanos dejaron puentes como el de Talcano, a las afueras de Sepúlveda.

Cortados de Parque Natural Las Hoces

vistas de Las Hoces del Río Duratón desde Sepúlveda (Istock)

A medida que avanzamos por el Parque Natural no encontramos con un entorno que es ideal para aves rapaces que vuelan libres y a su antojo entre los altos farrallones. El buitre leonado tiene en este paraje una importante colonia reproductiva en sus acantilados. En los cortados rocosos se instalan también para criar el alimoche, el halcón peregrino, el cernícalo vulgar, el águila real, y el búho real, entre otras aves.

Buitres leonados en primavera

Buitres leonados anidando en los farallones de Las Hoces del Río Duránton (Istock)

En esta zona, el río se ha encajado en un profundo cañón que, en algunos lugares, alcanza más de 100 metros de desnivel. Si seguimos recorriendo el parque nos encontraremos con la ermita de San Frutos que nos permite ver en todo su esplendor el Gran Cañon y el Río Duratón.

Las Hoces del Río Durantón en verano

Vistas del Monasterio de la Hoz en Las Hoces del Río Duráton (Istock)

El Río Duratón también nos enconde entre sus cauces el Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz que se ubica en una pequeña lengua de tierra y aunque está en ruinas en la actualidad vale la pena visitarla. Eso sí sólo se puede acceder a él mediante una embarcación ya que el embalse generado por la presa de Burgomillo ha inundado los accesos terrestres.

Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz

Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz en el Río Duratón (commons wikimedia)

Sin duda, el Parque Natural de Las Hoces de Río Duratón no te decepcionará. ¿Te animas a visitarlo?

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter