El mejor tapeo de España

4 diciembre, 2014 - Jordi Pastor

¿Te ha gustado nuestro articulo?

Un domingo soleado, sea invierno o primavera, cuando al final de la mañana se está mejor a la puerta que dentro del bar, un buen aperitivo resulta insuperable. La prueba es que la gastronomía española, alta cocina incluida, cada vez dedica más atención a platillos y tapas variadas para el diseño de las cartas más sofisticadas. Es lo que proponen, por ejemplo, Mateu Casañas, Eduard Xatruch y Oriol Castro, tres cocineros de El Bulli, en su restaurante Compartir de Cadaqués (Girona): pequeños platos que van al centro de la mesa para picotear.

Pero ahora nos vamos de tapeo, de tapeo clásico, se entiende. De San Sebastián a Sevilla, pasando por el ‘juenpincho’ zaragozano, proponemos 5 de las mejores zonas de pinchos en España para disfrutar del aperitivo y lo que surja después…

La Laurel

LOGROÑO

Foto: Marc Kjerland

Una calle y casi 60 bares. Tiene hasta página web propia. Los bares y restaurantes, las clases de tapas y por qué vegetarianos y celíacos también son bienvenidos (consulten el listado de pinchos veggies) a esta milla de la tapa. Aquí es fácil perderse, así que uno puede guiarse antes consultando aquellas que más le llamen la atención: desde el zorropito en La Gota de Vino, hasta el champiñón con gamba a la plancha del Soriano o el pincho cojonudo en El Muro.

‘Juenpincho’

ZARAGOZA

Potito de huevos rotos con jamón serrano, crema de hongos y ceniza de patata del Bar Heroísmo, en Zaragoza.

La propuesta es sencilla: todos los jueves del año (salvo festivos, vísperas de festivo y las fiestas del Pilar) se puede tomar un vino o una caña con una suculenta tapa por dos euritos. Interesados dirigirse a la Zona de Heroísmo y La Magdalena, donde un colectivo de una treintena de bares ha lanzado la iniciativa del juenpincho. Además, por si fuera poco, el templo de la tapa en Zaragoza queda muy cerca: la taberna Tragantua.

Parte Vieja

SAN SEBASTIÁN

La Cuchara de San Telmo, en San Sebastián. / Foto: Tim Bradshaw

Alta gastronomía pinchada en un palo. La parte vieja de San Sebastián es la capital del pintxo y sus posibilidades infinitas. Eso sí, cuatro clásicos que no deberían faltar en el recorrido son Zeruko y su rosa de bogavante; Borda Berri y su risotto de Idiazábal; La  Cuchara de San Telmo y su foie con compota de manzana, y Ganbara, uno de los bares más tradicionales de la ciudad donde bordan las setas a la plancha.

Barrio Húmedo

LEÓN

Plaza de San Martín, en el Barrio Húmedo de León

Morcilla, cecina, picadillo, patatas… Tapas clásicas para un referente del tapeo nacional, el barrio Húmedo. En los alrededores de la plaza de San Martín la oferta es casi inabarcable. Tres buenas sugerencias son La Bicha (cerrado temporalmente por reformas en el local), con uno de los mejores pinchos de morcilla de la ciudad; El Garbanzo Negro, que hace honor a su nombre con una de sus tapas clásicas, el pote de barro (y garbanzos), y por último, las croquetas de El Rebote.

Alameda de Hércules

SEVILLA

Una tapa de Dúo Tapas, en la Alameda de Hércules (Sevilla).

La revitalización urbanística de este barrio marginal en otra época –si recuerdan la película Grupo 7 sepan que se inspiró en el pasado de estas calles– también alcanzó a la gastronomía. Conocida como una de las zonas alternativas de siempre en Sevilla, seduce con propuestas como las de Dúo Tapas y su hamburguesa Elvis, el abigarrado interior de La Habanilla o la Bodega Mateo Ruiz, donde la estrella es el bacalao.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter