El Museo de la Mierda

11 mayo, 2016 - David García

Instalaciones del Museo Della Merda. (http://www.theshitmuseum.org/)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
El Museo de la Mierda

Parece una broma pero no lo es. Existe un museo dedicado a la mierda, a los excrementos. Se trata del Museo della Merde, y concretamente es un ‘homenaje’ a los excrementos de vaca. Vamos paso a pasa, a darte todos los detalles de este excéntrico espacio ‘artístico’. Mira que hay museos raros y demenciales pero este es candidato a llevarse la palma.

En primer lugar, vamos a ubicarlo. Se encuentra (como habrás podido deducir de su nombre original) en Italia, en Castelbosco, no muy lejos de Milán.

Allí hay una enorme extensión de tierra propiedad de Giantonino Lucatelli, en la que tiene pastando a 2.500 vacas con las que produce 30.000 litros de leche al día que vende a la denominación de origen Grana Padano para hacer queso.

Esa tierra se encuentra en lugar premonitorio, puesto que el propio empresario cuenta que mientras se llevaban a cabo las obras del museo, se encontraron con fósiles de excrementos. Es el destino, sin duda.

Os contamos esta historia porque es el origen del museo. Y es que es obvio que teniendo 2.500 vacas, vas a tener un problema de mierda. Concretamente de 100.000 kilos de mierda, que es lo que generan las reses. ¿Cómo aprovecharlo? Lucatelli lo sabía desde hace años pero ha sido ahora cuando ha puesto en marcha su gran idea. “Hace años ya entendí que de este material se podían hacer muchas cosas“, ha explicado este curioso emprendedor italiano.

Toneladas de mierda en la explotación ganadera de Lucatelli. (http://www.theshitmuseum.org/)

Toneladas de mierda en la explotación ganadera de Lucatelli. (http://www.theshitmuseum.org/)

Su imagen corporativa o logo es además muy acertado: un escarabajo pelotero, insecto muy ligado a los excrementos desde hace miles de años, y muy importante en culturas como la egipcia.

Logo del museo. (http://www.theshitmuseum.org/)

Logo del museo. (http://www.theshitmuseum.org/)

Así, ha recordado que al principio de todo comenzó transformando en metano las heces y desde ahí llegó a descubrir que podían aprovecharse más usos, como abonos ecológicos. La siguiente fase fue descubrir que “se pueden crear ladrillos y construcciones formadas por un 80 por ciento de mierda”, lo que supone un “un ahorro energético importante y funcionan de aislamiento”.

Por eso en el museo se muestran ladrillos hechos con heces, así como otros objetos como tiestos, platos y vasos. Sí, platos. Platos de mierda para poner tu comida ahí e ingerirla. Pero no os alarméis. Según explican en la propia web del museo, “La merdacotta se puede cristalizar con el fin de producir objetos aptos para el contacto con alimentos y bebidas, al igual que cualquier otro objeto en terracota o porcelana, y se aplica un barniz transparente que no contiene plomo que luego se cuece a 1.000 grados centígrados”. Así que no hay problema para comer sobre unos platos de mierda. Añaden además que esta curiosa vajilla tiene un diseño clásico de casa de campo, con bordes gruesos e interiores de gran capacidad.

Platos y vasos hechos con mierda. (http://www.theshitmuseum.org/)

Platos y vasos hechos con mierda. (http://www.theshitmuseum.org/)

Y ya que hemos mencionado anteriormente el ahorro energético, hemos de explicar también que con todos esos excrementos, Lucatelli genera además dos megavatios por hora de electricidad que vende al propio estado italiano. Un ejemplo de sostenibilidad y respeto por el medioambiente.

Demos ahora un paseo por la ‘fétida’ colección de este museo. Y decimos fétida porque quien lo ha visitado, reconoce que el olor no es todo lo agradable que a uno le gustaría.

“Pocos fenómenos están tan llenos de complejidad material y conceptual como la historia cultural de la mierda”, ha dicho Lucatelli. Partiendo de esta base, el objetivo del centro es profundizar y divulgar enseñanzas sobre los excrementos en las civilizaciones pasadas y actuales.

Tiestos hechos con mierda. (http://www.theshitmuseum.org/)

Tiestos hechos con mierda. (http://www.theshitmuseum.org/)

Uno de los aspectos que se tratan son los usos medicinales que han tenido los excrementos y para ello ha una muestra de botes con distintas combinaciones de estiércol y plantas usadas para sanar enfermedades.

También explican el proceso para crear ladrillos con una gran capacidad aislante; y como pueden ser un componente importante para pinturas y arcillas. Pero además de ello el museo también cuenta con un espacio para muestras eventuales de arte contemporáneo a través de fotografías, pinturas y dibujos con un objetivo común: reflexionar sobre la naturaleza, la antropología, la ecología y el arte.

Esperamos que si te atreves a visitarlo, tu experiencia no sea una mierda.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter