España y sus extraños horarios frente al resto del mundo

8 abril, 2016 - Raúl Fernández

Los españoles, siempre pendientes del reloj (Flickr)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
España y sus extraños horarios frente al resto del mundo

En España nos despertamos más tarde, sí. Pero a partir de ahí arrastramos toda una serie de desfase horario con respecto a nuestros vecinos europeos que nos hacen disfrutar de menos tiempo libre a la última hora del día. No es nuestro único handicap: tenemos esa mala costumbre de tener pausas para la comida más amplias que Italia o Francia.

El tema de racionalización de horarios ya no es un tema que se quede en debates internos sino que incluso el diario New York Times se ha hecho de ello. En ese artículo recoge los intentos dados por el Congreso de los Diputados en la pasada Legislatura para avanzar en un modelo moderno y que permita conciliar la vida laboral y personal.

Horas de trabajo por países (Fuente: Eurostat)

Horas de trabajo por países (Fuente: Eurostat)

Aunque uno de los recientes informes elaborados por Eurostat refleja que España está en la media de horas invertidas en tiempo laboral respecto a nuestros colegas de la Unión Europa (37,9 horas semanales, muy por debajo de Holanda pero menos horas que los griegos), esto no quiere decir que su distribución a lo largo de la jornada sea más satisfactoria.

Según un estudio elaborado por la DIrectora del Centro Internacional de Trabajo y Familia del IESE Business School, los horarios españoles carecen de ninguna lógica.

Horarios Españoles (Fuente: IESE)

Horarios Españoles (Fuente: IESE)

Como se puede ver en el gráfico elaborado por este centro de estudios, la jornada partida tan habitual de los puesto de trabajo españoles así como las largas pausas para la comida restan la posibilidad de disfrutar de un tiempo de ocio temprano dado que éste no podrá arrancar nunca, como media, antes de las 20:30h de la noche.

Todo va en cadena. Salir tarde del trabajo significa cenar más tarde, ver la tele más tarde, los horario prime time de las televisiones que se alargan hasta la medianoche… y así en un bucle del que parece imposible salir. Y todo ¡empezando a la misma hora a trabajar! Pero mientras aquí lo habitual es realizar una jornada de 9 a 14h y de 16 a 19h, los británicos lo hacen de 8:30 a 17h o los alemanes de 9h a 18h.

¿Y estamos satisfechos?

Índices de satisfacción (Fuente: Eurostat)

Índices de satisfacción (Fuente: Eurostat)

Si hacemos caso al mismo estudio de Eurostat citado antes, no parece que nos disgustemos mucho más que la media de la Unión Europea aunque los nórdicos siempre nos llevan ventaja.

De momento, se sigue buscando una solución consensuada, una extensión de la jornada continua, un adelanto de las comidas, un prime time televisivo más racional, etc. ¿Se conseguirá?

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter