Esquiar en familia en Andorra

5 noviembre, 2014 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?

Andorra es un paraíso para practicar deportes de invierno. El principado es un país de nieve con más de trescientos kilómetros de pistas en las que practicar nuestra pasión en las mejores condiciones, y sus estaciones invernales son un clásico en los mapas de los esquiadores de toda Europa: Granvalira, la estación más grande de los Pirineos, tiene más de 200km de pistas, y hoteles a pie de pista en los pueblos de Encamp, Canillo, El Tarter, Soldeu, Grau Roig y Pas de la Casa. Y Vallnord, situada en los valles del norte (Ordino y La Massana), tiene cerca de 100km de pistas, así como una amplia y variada oferta de actividades para los no esquiadores.

Pista de esquí de Grandvalira

En Grandvalira hay siete escuelas de esquí y snowboard con programas adaptados a niños de entre 3 y 6 años, y cuentan con monitores especializados que ofrecen clases individuales o de grupo, según el nivel de cada niño, con los que podrán perfeccionar su estilo y asegurar una buena progresión. Por ejemplo, los niños menores de 4 años recibirán una sesión de adaptación a la nieve con juegos y actividades, y los niños entre 3 y 5 años aprenderán a esquiar en Andorra de forma amena y divertida. Los seis jardines de Nieve -repartidos entre los sectores de Encamp, Canillo, El Tarter, Soldeu, Grau Roig y Pas de la Casa- son una manera estupenda para aprender a esquiar con todo tipo de objetos inflables: la risa está asegurada.

Hay también cuatro trazados ubicados en la zona de Grau Roig (tres trazados con temática Imaginarium) y en la zona de El Tarter (circuito Bababoom Circus), pistas únicas diseñadas para los más pequeños. Y, por supuesto, hay también guarderías para que los mayores disfruten relajándose.

En Vallnord, es posible realizar clases de esquí y snowboard para todos los niveles con monitores profesionales y multilingües. Además, las escuelas cuentan también con cursos para aprender o perfeccionar otras disciplinas como telemark, freeride, freestyle… Las clases de esquí y snowboard se realizan en grupo o personalizadas, adaptadas totalmente al nivel y al progreso individual de cada uno. Hay dos pekeparks, en los sectores de Arcalís i Arinsal, pensados para niños de entre cuatro y ocho años, e ideales para la iniciación al esquí.

Pista de esquí de Vallnord

Pero no solo en sus estaciones se puede sacar todo el jugo a una escapada a la nieve. Uno de los lugares más populares de Andorra es el Naturlandia, un parque de aventuras que, en invierno, se convierte en todo un festival de nieve donde los más pequeños de la casa lo pasan mejor que nunca. Pueden hacer muñecos de nieve o jugar con trineos en el Baby Parc, o lanzarse con neumáticos por los toboganes de nieve. Las dos actividades más populares del parque son el Tobotronc, que con más de cinco kilómetros está reconocido como el tobogán alpino más largo del mundo, y el mayor skytrail de Europa, el Airtrekk, un circuito de 10 torres y 13,5 metros de altura para poner a prueba tu equilibrio. ¡A disfrutar de la nieve en Andorra!

¿Quieres seguir disfrutando de la nieve? Mira las 10 estaciones de esquí más exclusivas del mundo

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter