Esto es lo que tienes que saber para que tu hijo no se ahogue en la piscina

16 junio, 2017 - Vanessa García

Chicos saltando al agua
¿Te ha gustado nuestro articulo?

¿Lo sientes? Sí, ya ha llegado la temporada de calor y con ella la de ir a la piscina, al mar o al río, a cualquier superficie grande de agua que nos proporcione unos momentos de tregua con los sudores y los punzantes rayos de sol que azotan la tierra.

Seguramente este fin de semana tú mismo y tu familia echéis la toalla y la crema solar al bolso y vayáis en búsqueda de un sitio donde ponerte en remojo, así que es probable que esto te interese mucho.

Antes de empezar tienes que conocer un dato: ¿Sabías que los ahogamientos en el agua son la segunda causa de muerte infantil en España? Según la Asociación Nacional de Seguridad Infantil 100 menores han muerto en los últimos 5 años, siendo los niños menores de 5 años el grupo con más riesgo.

Este fin de semana, mientras disfrutas de unas horas de relax, tú mismo podrías ser testigo del ahogamiento de tu hijo. La pregunta es: ¿Cómo podrías evitarlo?

Si te has quedado sin respuesta ante esa pregunta la Asociación Nacional Infantil  nos cuenta qué hacer cuando vas a la piscina con niños en su campaña #OjoPequeAlAgua. La conocida como “norma 10/20” y otros trucos más podrían salvar la vida de tu hijo en caso de peligrar en la piscina.

Según esta norma,  deberíamos estar concienciados de que cuando los más pequeños están dentro del agua nosotros deberíamos estar a no más de 20 metros para llegar a la superficie y tendremos que mirarla cada 10 segundos aproximadamente.

Otros consejos que nos da la Asociación son los siguientes:

  • Vigilancia continuada:

Aunque haya otros niños en la piscina no dejes a tu hijo sin la supervisión de un adulto. No hace falta que todos los padres estén en la piscina, pero se pueden establecer turnos para que en ningún momento los niños se queden solos.

  • Evita riesgos:

Vigila que cuando estáis fuera de la piscina el niño pueda llegar al agua sin que te enteres. Es recomendable que las piscinas privadas estén cerradas de alguna forma para impedir al niño entrar cuando no estemos vigilando.

  • Enséñale:

La mejor forma de evitar un ahogamiento es que el niño sepa flotar y nadar cuanto antes.

  • Dispositivos de protección:

Es recomendable tener flotadores cerca de la piscina. También llevar siempre el móvil por si hubiese que llamar a los servicios de emergencia.

  • Manten el orden:

 Recoge siempre los flotadores y juguetes del niño de la piscina para evitar que sientan la tentación de cogerlos.

Sabiendo estos consejos harás que el chapuzón veraniego en familia sea mucho más seguro, ¡al agua pato!.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter