Extremadura y las Rutas del Jamón

30 noviembre, 2014 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?

Que el jamón ibérico es un manjar de categoría internacional es algo conocido por todos. Por eso, viajar a Badajoz y descubrir sus escenarios es un plan viajero de primera.

Extremadura es una de las regiones más bellas de España y, al mismo tiempo, más desconocidas. Es de las más extensas, lo que le confiere una variedad de escenarios en los que caben impresionantes centros monumentales -ahí están Cáceres, Mérida o Trujillo, por citar algunos-, paisajísticos -como el parque nacional de Monfragüe o el parque natural de Tajo Internacional y, desde luego, su gastronomía, donde sobresale por derecho propio uno de los productos más destacados de la despensa española: el jamón ibérico de bellota, una maravilla que alcanza en estas tierras su máxima expresión.

Rutas del jamón en Extremadura

Para engordar un kilo, un cerdo ibérico necesita comer doce kilos de bellotas.

Y eso es por que Extremadura no se entiende sin la dehesa, ese bosque “artificial” creado por la mano del hombre en el que las encinas y los alcornoques sirven de sombra y alimento al cerdo ibérico, formando un paisaje único en el mundo. Más de un millón de hectáreas de dehesa se extienden por la región (lo que supone más de la cuarta parte del territorio): y es que un cerdo ibérico necesita, para engordar un kilo, comer doce de bellotas, algo que solo es posible si tiene para sí una hectárea y media de dehesa.

Extremadura: la región del jamón

La dehesa extremeña ocupa más de un millón de hectáreas

Así que no es de extrañar que el jamón sea otra de las razones para poner rumbo a Extremadura. Desde las dehesas, a la oferta cultural relacionada -visitas a secaderos de jamones, a museos y a centros de interpretación en torno a los ibéricos- y desde luego gastronómica -degustación de algunos de los mejores jamones del mundo, fiestas y eventos relacionados con su elaboración y actividades como talleres de corte o cata de jamón… Propuestas muy tentadoras que, desde hace unos meses, se han reunido en torno a varias rutas temáticas, que son una excusa perfecta para descubrir el universo del jamón ibérico, los paisajes que le dan forma y, también, algunas de las localidades más bellas de la provincia de Badajoz.

Jerez de los Caballeros: la capital del jamón ibérico.

Jerez de los Caballeros, en la provincia de Badajoz, es una de las capitales del jamón ibérico.

Las dos rutas más destacadas son la la Ruta del Jamón Ibérico Dehesa de Extremadura, que recorre varios municipios de Cáceres y Badajoz, Un viaje por esta Ruta nos lleva a descubrir pueblos de muy rico patrimonio, donde no faltan centros urbanos muy bien conservados e, incluso, castillos: Jerez de los Caballeros -donde tiene lugar una auténtica fiesta en torno al jamón como es el Salón del Jamón Ibérico-, Feria, Almendralejo, Zafra, Hornachos y Olivenza son algunas de las paradas de esta Ruta jamonera donde nos aguardan también museos y centros de interpretación en torno al jamón; y la Ruta del Jamón de las Sierras de Badajoz, que recorre más de treinta municipios del sur de la provincia, partiendo desde Azuaga y llevando hacia Fregenal de la Sierra, Fuentes de León, Higuera la Real, Llerena, Monesterio, Montemolín, Oliva de la Frontera y Valencia del Mombuey, entre otras localidades.

Hay multitud de celebraciones relacionadas con el jamón en la región: en Monesterio se celebra todos los años el Día del Jamón, una fiesta declarada Fiesta de Interés Turístico de Extremadura, donde hay concursos de cortadores de jamón -todo un arte; y en en marzo, la matanza didáctica de Llerena es todo un acontecimiento. ¡Buen viaje y disfruta de tu ruta del jamón!

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter