Gastronomía extremeña: las 9 comidas típicas que debes probar

11 noviembre, 2016 - Miguel Á. Palomo

Gazpacho extremeño (paulo_i_sverige, Foter)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Gastronomía extremeña: las 9 comidas típicas que debes probar

La enorme diversidad gastronómica de nuestro mapa nos da la posibilidad de recrearnos por regiones y así detectar que hay veces que nuestro apetito parece tener denominación de origen. De hecho, ahora nos ha entrado hambre de Extremadura. Despensa suculenta y variada, la extremeña da para un recetario rico en tradición monástica y pastoril apoyado en la caza, la bendita raza ibérica y la repostería con carácter. De las migas del pastor al bacalao en salazón, de la caldereta de cabrito al ajoblanco ya universal, de la torta del casar a cualquier cosa que lleve jamón Dehesa de Extremadura. Lo dicho, nos ha entrado hambre de aquella tierra.

1. Migas

Al estilo manchego y andaluz, se preparan en sartén y se suelen servir en cazuela de barro con chorizo, tocino, torreznos, ajos, pimientos y pimentón. Plato tan sencillo como calórico, destaca sobre todo la variedad de migas de Tierra de Barros, con miga de pan candeal.

Migas completas (Cayetano, Foter)

Migas completas (Cayetano, Foter)

2. Torta del Casar

Más famoso todavía que la torta de la Serena, este queso con DOP elaborado en unos cuantos municipios cacereños, además del homónimo, es perfecto para untar en pan. Además de consumirse directamente sobre la misma corteza, de un tiempo a esta parte viene siendo un ingrediente importante dentro de la cocina extremeña, incluso de la alta cocina. Uno de los platos más habituales es el de las croquetas con relleno de torta del Casar, por ejemplo.

Torta del Casar abierta (Pakus Futuro Bloguero, Foter)

Torta del Casar abierta (Pakus Futuro Bloguero, Foter)

3. Ajoblanco

Popular sopa fría blanca alternativa al gazpacho que tiene en Extremadura una de las versiones pastoriles más diferenciadas. Suele acompañarse de torreznos, uvas o higos frescos. En Herrera del Duque, núcleo extremeño del ajoblanco, se celebra un concurso anual en las fiestas de verano.

Ajoblanco (cyclonebill, Foter)

Ajoblanco (cyclonebill, Foter)

4. Chanfaina

De interés turístico regional es la Fiesta de la Chanfaina, celebrada en Fuente de Cantos el último domingo de abril. El origen de este plato tradicional es el aprovechamiento de las partes menos nobles (asadura: corazón, riñones, bofe, tripas, hígado…) del cordero que se quedaban los pastores cuando éstos recibían la orden de sus señores de sacrificar el animal para comérselo a su aire. Una comida de pobres que ha calado hondo.

Chanfaina de Ceclavín (Herrero Uceda, Wikipedia)

Chanfaina de Ceclavín (Herrero Uceda, Wikipedia)

5. Cojondongo

Más allá del ajoblanco e incluso del gazpacho extremeño, este otro plato veraniego típico de Tierra de Barros y de nombre algo estrambótico se remonta a la macarraca, mejunje rápido que los hombres del campo preparaban con agua, aceite y vinagre, sal, ajo y el pan que tuvieran a mano. Después, el cojondongo más contundente con su tomate, su pimiento y su cebolla ya puede considerarse directamente como el precursor del gazpacho actual.

Gazpacho extremeño (paulo_i_sverige, Foter)

Gazpacho extremeño (paulo_i_sverige, Foter)

6. Caldereta de cordero

Otro básico de la cocina pastoril puede ser la versión extremeña de la caldereta manchega de cordero preparada en una gran sartén a la leña. A la carne de paletilla, pierna o la que se quiera se le añade tomate, pimiento rojo, laurel, vino blanco, ajo y pimentón de la Vera.

Caldereta típica de cabrito con patatas Restaurante Alberjerte (Valle del Jerte – Valle Cereza, Foter)

Caldereta típica de cabrito con patatas Restaurante Alberjerte (Valle del Jerte – Valle Cereza, Foter)

7. Bacalao

Tal vez el pescado y la formulación más presentes en la carta extremeña sea el bacalao en salazón. Tiene lógica y el plato más recurrente puede ser el potaje -llamado también de vigilia cuando se sirve los viernes de cuaresma- conformado en pote junto a garbanzos y espinacas. Aunque también encontramos el bacalao dorado, al estilo portugués.

Bacalao dorado (Arild Helgeland, Foter)

Bacalao dorado (Arild Helgeland, Foter)

8. Zorongollo

Más refrescante esta especie de ensalada de pimientos y tomates asados bien bañados en su propio jugo y en aceite de oliva. No falta su ración de cebolla y ajo. Muy de la zona de la Vera, sirve de acompañamiento de carnes asadas y pescados en escabeche. Le da un aire a la escalibada catalana.

Ensalada de zorongollo (Web Cinco Estrellas y Seis Tenedores)

Ensalada de zorongollo (Web Cinco Estrellas y Seis Tenedores)

9. Ibéricos

Más que un plato, un conjunto de manjares a los que es imposible no rendir pleitesía en la cocina extremeña. Que si el morcón, que si el chorizo, que si el lomo, que si la patatera. Que si la matanza. Que si el jamón como acompañante del jamón. Que si el ibérico Dehesa de Extremadura. No hay nada más que añadir.

Piara de cerdos Ibéricos (Javier Ábalos Álvarez, Foter)

Piara de cerdos Ibéricos (Javier Ábalos Álvarez, Foter)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter