Guía para contratar un autobús adaptado

26 octubre, 2016 - Julieta Areco Iglesias

Bus adaptado (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Todos sabemos lo difícil que puede llegar a ser moverse en transporte para una persona con discapacidad física. Las calles no siempre están adaptadas y los transportes públicos muchas veces dejan bastante que desear. Por otra parte, muchos vehículos que dicen estar adaptados a personas con movilidad reducida, cumplen muy por encima la Ley lo cual hace que muchas veces la “accesibilidad” no sea tan buena.

Por todo esto hay que estar muy atento a la calidad de los servicios que se ofrecen y a la manera en que los vehículos se adaptan. En el caso de los autobuses hay que tener en cuenta ciertos puntos fundamentales:

1. Situación de la plataforma elevadora.
La plataforma elevadora puede estar en diferentes posiciones:
• Entre los escalones de la puerta trasera o central que utilizan los pasajeros.
• En una tercera puerta específicamente diseñada para la plataforma.
• En la parte posterior del vehículo (en microbuses de motor delantero).
Entre estas posibilidades, la que es más adecuada es la primera ya que facilitan las maniobras de acceso de la silla de ruedas y, al subir por los escalones, reducen la sensación de vértigo.

Rampa (iStock)

Rampa (iStock)

2. Tipos de plataformas elevadoras
Es importante que las empresas de autobuses instalen plataformas elevadoras que sufran pocas averías, ya que muchas veces esto no se hace así y puede ser un problema. Las de dos brazos suelen ser más fiables que las de tipo casette, pero también suelen usarse principalmente en vehículos más pequeños.

3. Sistemas de seguridad:
En este caso, además de los sistemas de seguridad que tiene que tener el autobús de por sí, también tiene que incluir sistemas de anclajes de ruedas y otros sistemas de seguridad para el ocupante. En el caso del anclaje de ruedas, sería mejor optar por un anclaje de 4 puntos que se adapte a todo tipo de silla de ruedas y evitar el de cremallera, ya que no es apto para sillas de ruedas eléctricas. Aparte de estos sistemas, hay que tener en cuenta que el cinturón de seguridad de las propias sillas no sustituye al del autobús y que las plataformas elevadoras tienen que seguir un protocolo para que la subida sea segura.

Autobús adaptado (istock)

Autobús adaptado (istock)

4. Experiencia
La experiencia que tenga una empresa en este aspecto es algo fundamental a la hora de elegir un alquiler de un autobús adaptado para discapacitados. No hay que subestimar este punto para garantizar la seguridad y comodidad del pasajero.

5. Aspectos legales:
Muchas veces nos olvidamos de los aspectos legales pero son un punto muy importante. Siempre hay que ver que el autobús haya pasado la ITV. Siempre se puede solicitar la tarjeta de transporte de la empresa para confirmar la legalidad del autobús. Empresas como Grupo Ruiz, llevan años proporcionando servicios de calidad para todos los usuarios.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter