Harbin: descubre la maravillosa ciudad de hielo

26 enero, 2017 - Miguel Á. Palomo

Gran escultura en Harbin (aphotostory, iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

En invierno uno de los temas recurrentes de conversación es el frío. No falla. Las olas polares, los récords de temperaturas bajo cero, las cascadas congeladas, las ciudades más frías del mundo. Pero hay un lado hedonista en esta convivencia con el lado más duro de estos meses gélidos. En Harbin así se lo llevan planteando desde el año 1963, aquel primer enero en el que se celebró por primera vez el Festival de esculturas de hielo y nieve. Llegó la Revolución Cultural y la cita se interrumpió hasta retomarla en 1985. Al mal tiempo, buen rollo.


Ciudad de hielo de Harbin en Navidad (Shipsony, iStock)

Ciudad de hielo de Harbin en Navidad (Shipsony, iStock)

El clima continental de la que es capital de la provincia china Heilongjiang se endurece con la llegada del invierno cuando el termómetro empieza a registrar temperaturas extremas que pueden caer hasta los -35ºC y casi hasta los -40ºC. La media suele estar entre 16,8ºC y 21,2ºC, que ya está bien. Se trata del invierno más largo de las principales ciudades chinas y es que Harbin está al norte del noreste del país, bajo la influencia del Anticiclón Siberiano. Septentrional al máximo. Lejos lejísimos, sí. Largo viaje a la ciudad apodada como Ice City.

Escultura de Newton (aphotostory, iStock)

Escultura de Newton (aphotostory, iStock)

El pistoletazo oficial es el 5 de enero, aunque puede empezar antes, y dura un mes aproximadamente porque puede prolongarse unos días más. Aunque la ciudad entera se llena de esculturas, hay dos focos principales de exposiciones: la Isla del Sol, que es una especie de parque temático de esculturas de nieve, y el Mundo de Hielo y Nieve, cuyos edificios fabricados en miles de metros cúbicos de hielo recortado del río Songhua ofrecen de noche una iluminación espectacular. Una especie de Disneyworld de hielo multicolor.

Edificios de hielo (aphotostory, iStock)

Edificios de hielo (aphotostory, iStock)

Los artesanos del hielo se valen de todo tipo de herramientas para esculpir sus obras: desde motosierras, picos o cinceles al láser y el agua desionizada para ganar transparencia.
Además de estas construcciones de fantasía, el festival incluye otras actividades como el esquí alpino, la natación de invierno (¡glups!) y la exposición de linternas de hielo en el jardín Zhaolin, tal y como se hizo en 1963.

Gran escultura en Harbin (aphotostory, iStock)

Gran escultura en Harbin (aphotostory, iStock)

Pero Harbin no es el único festival helado del mundo, hay otros tres grandes: el Festival de Nieve de Sapporo, en Japón, el Carnaval de Invierno de Quebec, en Canadá y el Festival de Esquí Holmenkollen, en Noruega. Pero la fama del festival de Harbin es tal que cada noviembre manda a Estados Unidos un grupo de artistas del hielo para una exposición itinerante navideña.

Exhibición de linternas de hielo (aphotostory, iStock)

Exhibición de linternas de hielo (aphotostory, iStock)

Toboganes en Harbin (La Priz, Foter)

Toboganes en Harbin (La Priz, Foter)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter