Innato, el primer restaurante nudista de España

10 febrero, 2017 - Miguel Á. Palomo

Fotografía Restaurante Innato
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Innato, el primer restaurante nudista de España

Ya nos hicimos eco en El Viajero Fisgón de esta tendencia. Los restaurantes nudistas empiezan a prosperar como una opción apetecible para un colectivo, el naturista, que no para de crecer en todo el mundo. En Londres ya conocimos a uno de estos restaurantes que, al principio en formato pop up, llegó a tener mucho tirón. Pues precisamente inspirado en la idea de ese The Bunyadi nace ahora el primer restaurante nudista de España: Innato.

Imagen del restaurante nudista Innato

Cena del restaurante Innato (Google +)

El empresario Tony de Leonardis, italiano pero afincado en Tenerife, ha querido trasladar este modelo despreocupado al municipio de Granadilla de Abona, al sur de la isla. El lugar concreto, un restaurante antes especializado en carne de avestruz con su granja contigua y todo. La intención del hostelero es que Innato se afiance como un referente gastronómico en la zona. Más allá del morbo erótico de la propuesta, que lo tiene, y de su planteamiento de libertad y vuelta a los orígenes, para lograr su objetivo ha fichado al chef Olindo Donadio, ex mano derecha del mediático Gordon Ramsay.

Imagen del happy ending dessert

Happy ending dessert (Facebook)

Por un lado, decíamos, el morbo erótico. Innato es un restaurante nudista, hasta ahí más o menos normal, pero avanza hacia cierto sensacionalismo con la inclusión, a los entrantes y a los postres, de una especie de body sushi. Esto es, los bocados se presentan en los cuerpos desnudos de varios modelos para que los comensales los cojan directamente con sus manitas. Lo llaman happy ending dessert.

Imagen del espectáculo de fuego del restaurante Innato

Espectáculo de fuego del restaurante Innato (Google +)

Por el otro, el concepto más o menos gastronómico y de puesta en escena. En Innato se ofrecen sólo cenas a 150 euros por pareja cualquiera de estos tres menús: carne, pescado y vegetariano. Se cocina a la leña, los vinos son biodinámicos y locales, mientras las cervezas son artesanales. Los comensales deberán despojarse de vestimenta y pertenencias y les será entregados albornoces y pantuflas. Ya a las mesas, en cueros vivos. Sus posaderas se aposentan sobre fundas de cojín de un único uso. La ambientación, entre plantas, maderas y bambúes, corre a cargo de la luz de las antorchas y de las velas. Más calidez, más primitivismo.

Imagen del Restaurante nudista Innato

Pareja cenando en el Restaurante Innato (Google +)

Hay una parte del restaurante que puede ser ocupada por clientes que no deseen cenar sin ropa. Esa mesa no tendrá derecho a final feliz.

Imagen del espectáculo de fuego del restaurante Innato

Espectáculo de fuego del restaurante Innato (Google +)

Imagen del Restaurante nudista Innato

A las puertas del restaurante Innato (Facebook)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter