“La dolce vita” y otras 6 películas imprescindibles sobre Italia

12 enero, 2015 - Angela Gilabert

¿Te ha gustado nuestro articulo?
“La dolce vita” y otras 6 películas imprescindibles sobre Italia

Este es nuestro pequeño homenaje a Anita Ekberg. Y es que su baño en la Fontana di Trevi será irrepetible e inolvidable, pero “La dolce vita” no es la única película que debes ver antes de viajar a Italia, por eso a continuación resumimos siete imprescindibles.

La dolce vita

Anita Ekberg, esa diosa rubia platino, nos dejaba ayer, pero su famosa escena en la Fontana di Trevi (Roma) junto a Marcello Mastroianni perdurará en la memoria de los cinéfilos para siempre. La película es del gran cineasta Federico Fellini y se rodó en blanco y negro en los años 60. Si ver la película entera se os hace un poco cuesta arriba, podéis ver el fragmento icónico de “La dolce vita”.

Vacaciones en Roma

Un clásico. Si no hubiera fallecido Anita Ekberg, esta película estaría en lo más alto de la lista. El director William Wyler, ese mago de las películas románticas de los años 50, mostró Roma como un actor principal más y así podemos disfrutar de la “Bocca della Verità”, la “Piazza Spagna”, el “Colosseo” o el “Ponte Sant’Angelo” al igual que de Gregory Peck y Audrey Hepburn. Por cierto, ella consiguió el Óscar a la Mejor Actriz por esta película.

Saga El Padrino

La trilogía cuenta con numerosas escenas rodadas en Italia y lo más interesante es que muestra esa Sicilia profunda de principios y mediados del siglo XX, cuando la Cosa Nostra tenía un inmenso poder en la zona. Se puede visitar el hiperconocido pueblo de “Corleone” y también Savoca, donde Michael se casa con su primera mujer y el bar Vitelli, donde pide la mano de Apollonia. En fin, un sinfín de localizaciones para los más cinéfilos.

La vida es bella

Tierna, dura, entrañable. Inolvidable. “La vida es bella” es una de esas películas que hay que ver sí o sí y su “¡Buenos días princesa!” probablemente nos saque una sonrisa, pero también provocará un nudo en la garganta. El pequeño pueblo donde se ambientó y que cuenta con una plaza con cierta inclinación es Arezzo. Quien se acerque aquí podrá imaginar perfectamente las escenas de las películas gracias a los paneles informativos con las localizaciones del largometraje de Roberto Benigni.

Bienvenidos al sur

Mucho antes de que se estrenara “Ocho apellidos vacos” otros países, como Italia, habían hecho ya su película sobre diferencias entre el norte y el sur. Y en “Bienvenidos al sur” podemos ver la diferencia entre vivir en Milán y un pequeño pueblo cerca de Nápoles. Una película con la que echarse una risas y como dice uno de los personajes, recordad: “Un forastero llora dos veces, una cuando llega y otra cuando se va”.

Bajo el sol de la Toscana

Película de “manta y sofá”, perfecta para un domingo por la tarde. El argumento es sencillo: Chica conoce a chico en Italia y se enamoran. El pueblo donde se localiza una parte de la película es Cortona, un precioso pueblo interior en la Toscana y relativamente cerca de Florencia. La otra parte de la película se rodó en Positano, en la Costa Amalfitana, en el sur de Italia y una de las zonas más bellas del mundo.

Tengo ganas de ti

El fenómeno Moccia ha resultado un auténtico bombazo y, aunque las películas nunca llegarán a optar a un Óscar, sí pueden resultar entretenidas. Además es una forma de ver cómo se originó la nueva moda de poner candados con los nombres de los enamorados en los puentes de todas las ciudades europeas. El primer puente donde se inició la moda fue en el Ponte Milvio de Roma y fue un acto romántico que se inventó Moccia en “Tengo ganas de ti”.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter