Las 10 ciudades más bonitas de África

14 marzo, 2016 - David García

Sidi Bou Said, en Túnez. Romain Cloff (Flickr)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Las 10 ciudades más bonitas de África

Es tal vez el continente más desconocido y es curioso porque en el caso de España lo tenemos muy cerca. África esconde decenas de tesoros naturales, rurales… y también urbanos. Merece mucho la pena tener en cuenta las ciudades africanas a la hora de hacer una escapada. Algunas están cerca y basta cualquier puente para poder conocerlas así que no hay excusa para ello. Para visitar otras basta con incluirlas en nuestro itinerario de viaje, no como simple escala o paso obligado, sino como parte de él para disfrutarla. Nosotros hemos seleccionado diez de ellas.

1. Marrakech.

Esta ciudad marroquí (una de las cuatro tradicionales ciudades imperiales) tiene la capacidad de embaucar y embelesar al turista. La Medina, con sus particulares construcciones en rojos y ocres, es su centro neurálgico. Los zocos y bazares centran también la vida social de los ciudadanos y no pueden dejar de visitarse, al igual que la irregular plaza Jamaa el Fna, un enorme escenario donde encontrar músicos, faquires y hasta encantadores de serpientes.

Calle de Marrakech. Francisco Restivo (Flickr)

Calle de Marrakech. Francisco Restivo (Flickr)

2. Ciudad del Cabo.

La situación geográfica de la capital legislativa sudafricana es ya motivo suficiente para visitarla. De hecho, es la ciudad más visitada de todo África, en la que se mezcla la modernidad con la naturaleza (con su Montaña de la Mesa) y con el mar (y su famoso puerto). Muy cerca de allí además está Robben Island (la isla de las focas) donde permaneció preso Nelson Mandela.

Puerto en Ciudad del Cabo. Eric Bauer (Flickr)

Puerto en Ciudad del Cabo. Eric Bauer (Flickr)

3. Túnez.

Al igual que en Marrakech, el centro de la capital tunecina es la Medina, que además es Patrimonio de la Humanidad. Allí podrás perderte entre sus callejuelas y pasadizos cubiertos, impregnados siempre de colores y olores procedentes de sus comercios. Al norte de la ciudad está la masa verde de Belvedere, y también cuenta con un lago natural y una gran avenida conocida como ‘los Campos Elíseos de África’.

Medina de Túnez. Victor Hermida Prada (Flickr)

Medina de Túnez. Victor Hermida Prada (Flickr)

4. Chefchauen (Marruecos).

Chauen (también se conoce así) es una pequeña ciudad de tan solo 35.000 habitantes que no va a dejar de sorprenderte. Primero, sus características casas encaladas de colores azules y blancos, que recorren su histórica Medina. Dentro de ella podemos darnos un relajarte baño de vapor en su hammam, comprar una alfombra típica artesana o tomar un café. Además de todo ello no hay que dejar de admirar la antigua mezquita, los lavaderos junto al río o simplemente pasear por sus empedradas y estrechas calles.

Vivienda típica de Chefchauen. Juergen Heitmann (Flickr)

Vivienda típica de Chefchauen. Juergen Heitmann (Flickr)

5. Luxor.

Luxor es un auténtico tesoro arqueológico. Si eres aficionado al arte egipcio y a todo lo relacionado con esta milenaria civilización, Luxor es tu destino. En pleno corazón del país, a orillas del Nilo, y sobre las ruinas de la antigua ciudad de Tebas, se levantan templos, hipogeos y gigantescas esculturas que nos harán disfrutar al máximo. Célebres son su Valle de los Reyes y su Valle de las Reinas.

Luxor. Holger Wirth (Flickr)

Luxor. Holger Wirth (Flickr)

6. El Cairo.

No nos vamos de Egipto porque entre las ciudades más bellas de África no puede faltar su capital, El Cairo. Su caótico (y a la vez ciertamente romántico) día a día es ya por sí mismo motivo suficiente para hacer una visita. Pero su máximo atractivo está en sus pirámides y en su Gran Esfinge, que juntos forman la única de las Siete Maravillas del mundo antiguo que aún perdura.

Vista de la mezquita de El Cairo. Ramón (Flickr)

Vista de la mezquita de El Cairo. Ramón (Flickr)

7. Shashemene. (Etiopía)

Puede ser que esta ciudad etíope no sea especialmente bella pero si la hemos traído aquí es porque tiene encanto. Se supone que este es el corazón mundial de la comunidad rastafari. Al fin de la Segunda Guerra Mundial, aquí se donó una gran parcela de tierra para permitir el asentamiento de seguidores del movimiento rastafari de las Antillas que quisieran “regresar a su patria” en África.

Vivienda en Shashemene. Purpleglobetrotter (Flickr)

Vivienda en Shashemene. Purpleglobetrotter (Flickr)

8. Argel.

La capital argelina está considerada como la ciudad árabe más romántica. También como ‘la ciudad blanca’ por el color de sus edificios. En Argel encontrarás esa mezcla tan curiosa entre la herencia colonial francesa y por supuesto todo lo árabe, por lo que encontrarás grandes y elegantes edificios y barrios de callejuelas estrechas.

Vista de Argelia desde el puerto. Magharebia (Flickr)

Vista de Argelia desde el puerto. Magharebia (Flickr)

9. Victoria (Seychelles).

Si hay una capital africana que une lo urbano con lo paradisíaco, esa es Victoria, en Seychelles. Estas islas en el Índico son consideradas por muchos un verdadero paraíso de arena blanca y aguas cristalinas y turquesas. En Victoria además encontrarás una ciudad preciosa con ese reloj tan colonial que hace de centro neurálgico.

Torre del reloj en Victoria. David Stanley (Flickr)

Torre del reloj en Victoria. David Stanley (Flickr)

10. Sidi Bou Said (Túnez).

Esta ciudad tunecina es célebre desde 1920, cuando se aprobó una ley que obligaba a todos los habitantes de la localidad a pintar y mantener sus casas de color blanco, menos las puertas, ventanas y rejas que tienen que ser de color azul claro. Así, casi cien años después esta ciudad se ha convertido en todo un referente turístico por ser una de las más bonitas de África.

Sidi Bou Said. SarahTz (Flickr)

Sidi Bou Said. SarahTz (Flickr)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter