Las 10 curiosidades más fascinantes de Central Park

7 enero, 2017 - Miguel Á. Palomo

Tormenta de nieve en Central Park. Anthony Quintano, Foter
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Las 10 curiosidades más fascinantes de Central Park

Si pensamos en parques urbanos, el primero que nos viene a la mente es Central Park. El parque de los parques. El parque de Nueva York, aunque no es el único. Y parece lógico que una atracción en sí misma tan importante para la ciudad y para Manhattan acumule tantas historias y curiosidades dignas de conocerse.

1. Origen: la mano del hombre

En una ciudad en plena expansión que parecía no tener límite, se intervino para crear un pulmón verde para ciudadanos, fauna y flora. Por lo tanto, se puede decir que Central Park es un espacio “artificial” creado a partir del año 1857 según los planos de los arquitectos Calvert Vaux y Frederick Law Olmsted, los mismos del Brooklyn’s Prospect Park, como un espacio de ocio y salud.

Crepúsculo en el parque. Cody huelster, Foter

Crepúsculo en el parque. Cody huelster, Foter

2. Tamaño: un parquecito de nada

Si se sobrevuela la ciudad en helicóptero o se sube al Empire State Building se puede admirar el parque en toda su inmensidad. Delimitado de norte a sur por las calles 110 y 59, y de este a oeste por la Quinta Avenida y Central Park West, el rectángulo verde mide 4.000 por 800 metros -340 hectáreas-, unas dimensiones que superan en tamaño a la Ciudad del Vaticano y al estado de Mónaco.

Central Park desde el aire. Guilherme Nicholas, Foter

Central Park desde el aire. Guilherme Nicholas, Foter

3. Una brújula que ilumina el camino

Si uno se adentra en tan gigantesco entramado de calles, explanadas, lagos, arboledas y parterres es fácil perderse o desorientarse. Vale, los rascacielos despuntan y son la mejor referencia pero, por si acaso, el parque cuenta con un sistema propio de guía: las farolas están marcadas con un número de cuatro dígitos que indica la calle en concreto y la orientación este u oeste.

Sendero en Central Park. Eric K Gross, Foter

Sendero en Central Park. Eric K Gross, Foter

4. El gran plató de la ciudad

Además de haber acogido conciertos tan legendarios como el de Simon and Garfunkel en 1981, no hay escenario más utilizado para servir de set televisivo y cinematográfico. Central Park ha sido prota de King Kong, Desayuno con diamantes, Love Story, The French Connection, Manhattan, Sexo en Nueva York, Wall Street o Soy Leyenda, por poner sólo algunos casos.

Woody Allen y Diane Keaton en barca por Central Park. Fotograma de la película Manhattan

Woody Allen y Diane Keaton en barca por Central Park. Fotograma de la película Manhattan

5. El secreto: un parque dentro del parque

Pocos visitantes son conscientes de que Central Park esconde un jardín secreto: el Hallett Nature Sanctuary. Un ecosistema cerrado –y al público- pero que permite tener en libertad un buen número de especies animales.

Gapstow & The Pond. A. Strakey, Foter

Gapstow & The Pond. A. Strakey, Foter

6. De pesca en el centro de Nueva York

Efectivamente, uno puede pasearse por Manhattan caña de pescar en ristre. En el Harlem Meer, al noreste del parque, se puede tirar el sedal pero las piezas hay que devolverlas al estanque.

Park Drive. InSapphoWeTrust, Foter

Park Drive. InSapphoWeTrust, Foter

7. El primer zoo neoyorquino

La casa de fieras que se abrió en 1860 se convirtió en el primer zoológico de la ciudad. Conocido como Zoo 1934 o Robert Moses Zoo, el pequeño zoo a la altura de la calle 64 Este es una atracción más del parque con sus exhibiciones de pingüinos, leones marinos, con los osos Grizzly, los pandas rojos y los leopardos de las nieves.

Leopardo de las nieves. Jbylund, Foter

Leopardo de las nieves. Jbylund, Foter

8. Apadrina un banco

Todo el mundo puede tener su pedacito de Central Park. Bueno, todo el mundo no porque cada uno de los casi 9.000 bancos que pueden ser apadrinados cuesta la friolera cantidad de 7.000 dólares. A cambio obtienes una plaquita con tu nombre.

Bancos de Central Park. Phil Roeder, Foter

Bancos de Central Park. Phil Roeder, Foter

9. El parque de John Lennon

Entre el sinfín de estatuas y monumentos representativos de Central Park, uno de los más visitados es el Strawberry Fields, una zona ajardinada dedicada a John Lennon a la altura del edificio Dakota. La compungida Yoko Ono se encargó de inaugurar el memorial cinco años después del asesinato del beatle, y allí se encuentra el popular mosaico de Imagine, tan de culto, y que curiosamente fue enviado por la ciudad de Nápoles.

Strawberry Fields. Lara Mercer Photography, Foter

Strawberry Fields. Lara Mercer Photography, Foter

10. Despacio, amigo conductor

Hay que tener en cuenta que al ser un parque tan grande está atravesado por calles con circulación. Pues bien, los conductores deben pisar con cuidado porque una multa por exceso de velocidad acarrea el doble de importe que en cualquier otra zona metropolitana.

Tráfico en Central Park. Juliana Swenson, Foter

Tráfico en Central Park. Juliana Swenson, Foter

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter