Las 10 paradas más espectaculares en tu crucero por los Fiordos

9 mayo, 2016 - David García

El púlpito más famoso de los Fiordos, el Preikestolen . Gustavo Sugahara (Flickr)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Se acerca el buen tiempo y con él una oportunidad excelente de conocer los Fiordos noruegos sin padecer los rigores del invierno nórdico. Se trata de un área de agua y tierra exageradamente extensa por lo que hay que tener muy planificado qué lugares son de paso obligado en tu ruta. Para facilitarte las cosas, nosotros hemos confeccionado una lista con esos lugares.

1. Preikestolen.

Si hay una imagen que se asocie últimamente a los Fiordos noruegos, esa es la de este balcón vertiginoso que se asoma sobre el Lysefjord (el fiordo de la Luz), con una caída vertical de 604 m. Su nombre significa ‘púlpito’, muy acertado. La localidad más cercana es Jørpeland, aunque la ciudad importante más cercana es Stavanger.

El púlpito más famoso de los Fiordos, el Preikestolen . Gustavo Sugahara (Flickr)

El púlpito más famoso de los Fiordos, el Preikestolen . Gustavo Sugahara (Flickr)

2. Iglesia de madera de Hopperstad.

Ubicada en el municipio de Vik, no puedes perderte esta curiosa construcción del siglo XII (aunque reconstruida en el siglo XIX) que es orgullo de todos los noruegos y todo un símbolo de su cultura vikinga.

Iglesia de madera de Hopperstad. Sandra Fauconnier (Flickr)

Iglesia de madera de Hopperstad. Sandra Fauconnier (Flickr)

3. Museo Noruego de los Glaciares.

Diseñado por el arquitecto noruego Sverre Fehn en 1991 (más tarde recibiría el ‘Nobel’ de la arquitectura en 1997, el premio Pritzker), podemos encontrarlo en la localidad de Fjærland, en plenos fiordos. Es un hito de la arquitectura y un orgullo para sus ciudadanos.

Museo Noruego de los Glaciares. Bosc d'Anjou (Flickr)

Museo Noruego de los Glaciares. Bosc d’Anjou (Flickr)

4. Flåm.

¿Quieres conocer un pueblo típico de los Fiordos? Te recomendamos este, que se encuentra precisamente al final de uno de los más visitados de Noruega, el de Aurlandsfjord, que es a su vez un brazo del Sognefjord. Cuenta con una población de unos 350 habitantes y allí podrás quedarte encandilado con sus tradicionales casitas bajas de madera en diferentes colores: rojos, amarillos…

Flåm. Kamil Porembiński (Flickr)

Flåm. Kamil Porembiński (Flickr)

5. La catarata Kjosfoss.

No nos vamos muy lejos, porque junto a Flåm, a pocos kilómetros, se encuentra esta maravilla de la naturaleza en forma de catarata que te dejará con la boca abierta. Una imagen que no podrás olvidar.

Catarata Kjosfoss. Rebecca (Flickr)

Catarata Kjosfoss. Rebecca (Flickr)

6. Tren Flåmsbana.

También desde Flåm no podemos perdernos el tren Flåmsbana. Bueno, a no ser que tengas vértigo. Y es que el viaje en esta línea férrea es solo apto para los más valientes. Recorre los 20 kilómetros entre Flåm y Myrdal, siendo una de las vías férreas con mayor desnivel del mundo (incluyendo en su recorrido varias espirales). A cambio nos muestra las mejores postales de esta zona de los Fiordos.

Recorrido del Flåmsbana. Sai Kwong (Flickr)

Recorrido del Flåmsbana. Sai Kwong (Flickr)

7. Ålesund.

Vamos a dar un toque urbanita a nuestro recorrido por los Fiordos con esta ciudad, que está muy cerca de los turísticos fiordos de Hjørund y Geiranger. No la destacamos por casualidad, sino porque es la ciudad del Art Nouveau por antonomasia desde que en 1904 un incendio la destruyera por completo y el káiser Guillermo II de Alemania (que veraneaba allí) donara materiales para que se volviera a levantar, esta vez bajo los cánones de este estilo arquitectónico.

Ålesund. Roman Königshofer (Flickr)

Ålesund. Roman Königshofer (Flickr)

8. Geiranger.

Si vas a Noruega, no puedes dejar de visitar este municipio que da nombre al fiordo de Geiranger (o al revés). Además del encanto del pequeño pueblo, allí podrás contemplar la espectacular cascada de las Siete Hermanas. ¿No te parece suficiente? A ver si te convencemos con esto: Geiranger ha sido considerado como el mejor destino turístico en Escandinavia por la guía Lonely Planet y desde 2005 el fiordo de Geiranger ha sido incluido en la lista de la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Geiranger y su fiordo. Guillaume Baviere (Flickr)

Geiranger y su fiordo. Guillaume Baviere (Flickr)

9. Lærdal.

En la provincia de Sogn og Fjordane, junto al fiordo de Sogn encontramos este pueblo en el que la mayoría de las casas se remontan al siglo XVIII. Aunque por sí mismo el pueblo merece una visita, lo destacamos por una circunstancia muy curiosa: allí está el túnel de carretera más largo del mundo con 24,5 kilómetros. Pero lo llamativo es su diseño interior, que consta de una sucesión de tres cuevas con una iluminación especialmente ideada para que los conductores puedan descansar la vista.

Túnel de Lærdal. Jørn Eriksson (Flickr)

Túnel de Lærdal. Jørn Eriksson (Flickr)

10. Bergen.

Esta ciudad es sin duda la entrada principal a los Fiordos y no te la puedes perder porque aúna la tradición de sus casas y su muelle por ejemplo, con cierto aire de modernidad urbano, rodeado todo ello de montañas llenas de vegetación.

Bergen. Tristan Taussac (Flickr)

Bergen. Tristan Taussac (Flickr)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter