Las 10 piscinas naturales más impresionantes

2 febrero, 2015 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
¿Sueñas con darte un baño inolvidable en un increíble entorno natural? Te desvelamos 10 asombrosas piscinas naturales que puedes encontrar en diferentes partes del mundo. En estas mágicas piscinas no hay saturación de gente ni tratamientos químicos, sino la empleada perfecta para su mantenimiento: la propia naturaleza.
1.       Piscina del Diablo (Zambia)
En los meses de septiembre a diciembre, cuando es más bajo, el caudal del río Zambeze, es posible nadar en esta piscina natural de las famosas cataratas Victoria. El nombre de Piscina del Diablo no está puesto al azar: hay más de 100 metros de altura y el riesgo de perder la vida es evidente. Sobre todo si, como hacen algunos turistas inconscientes, sacas la cabeza o incluso hasta medio cuerpo asomando al vacío…
Victoria
2.       Cenote Ik Kil (México)
La visita a las ruinas arqueológicas de Chichen Itzá tiene un complemento idóneo en el cenote Ik Kil. El cielo abre un impresionante hueco de 60 metros de diámetro a 26 metros de la superficie para alojar unas cristalinas aguas rodeadas de una deslumbrante vegetación.
Cenote
3.       Cataratas Havasu (Estados Unidos)
Las aguas azules verdosas de esta piscina natural son impactantes. Tanto como el sorprendente contraste con el entorno que las rodea: el paisaje desértico y rojizo del Gran Cañón del Colorado.
Havasu
4.       Cascada Rainbow (Estados Unidos)
Las aguas de esta cascada levantada en Hawai sobre una cueva natural forman un precioso estanque en el que poder bañarse. Recibe el nombre de ‘Arco iris’ (‘Rainbow’) por el abanico de colores que desprende la proyección de los rayos de sol sobre sus aguas.
Rainbow
5.       Laguna Azul (Islandia)
En Islandia hay varias piscinas naturales, pero ninguna tan destacada como la Laguna Azul. Este balneario geotermal se alza sobre un campo de lava de Grindavik y sus aguas, ricas en minerales, tienen una temperatura media de 40 grados.
Lago-Azul
6.       Fairy Pools (Escocia)
Las piscinas de hadas de la isla de Skye son todo un deleite para la vista. El agua elige caprichosamente su camino para seguir un camino mágico. Eso sí, aquí el agua no está, ni mucho menos, tan calentita como en la Laguna Azul de Islandia.
Fairy-Pools
7.       Laguna Giola (Grecia)
No es fácil acceder a la laguna Giola, en la isla griega de Tasos, pero una vez que estés allí, disfrutando de esa franja de aguas turquesas junto al mar, seguramente se te olvidará lo difícil que es llegar hasta allí.
Giola
8.       Pamukkale (Turquía)
Pamukkale significa en turco ‘castillo de algodón’. El nombre no podría ser más acertado. De sus fuentes naturales mana agua con una gran cantidad de bicarbonato de calcio. Así se forman grandes capas de piedra caliza y travertino que caen en forma de cascada y crean la imagen de una catarata helada.
Pamukkale
9.       Erawan (Tailandia)
En el parque natural de Erawan (que significa elefante, como la forma que tiene su cascada más conocida) puedes darte uno de los baños más gozosos de tu vida gracias a sus aguas transparentes y a la belleza del paisaje que las rodea.
Erawan
10.   Cataratas Kuang Si (Laos)
Este conjunto de piscinas naturales, la mayoría de ellas abiertas al público, es sencillamente espectacular. Además de bañarte en sus aguas cristalinas, podrás emular a Tarzán saltando de liana en liana y zambullirte en el agua desde los árboles.
Kuang-Si
¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter