Las 10 playas más bonitas de Grecia

7 abril, 2016 - Miguel Á. Palomo

Navagio Beach. zbg2, iStock
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Las 10 playas más bonitas de Grecia

Uno de los destinos con un litoral más interesante merece un repaso para no fallar en el viaje a la playa soñada. En suelo peninsular pero, sobre todo, en cualquiera de sus múltiples y siempre apetecibles islas, Grecia tiene playas para elegir. Una razón más para no dejar de ir a Grecia. El Mediterráneo es así, se reserva unas cuantas joyas tostadas al sol. Milos, Leucas, Creta. Playas, calas y arenales vírgenes de arena blanca, roja y naranja bañada por aguas de azul intenso o verde turquesa. ¡Vamos a la playa (griega), calienta el sol!

1. Playa Kokkini, Creta

A priori igual no es la playa más representativa de Grecia, ni la más hermosa, pero la playa roja del pueblo de Akrotiri tiene ese algo especial por el que merece la pena desplegar la esterilla sobre su arena volcánica. Lo mejor es llegar a ella en barco si no se quiere bajar a patita durante un buen rato. Lo malo es que no estarás solo…

Playa roja. CataFratto, iStock

Playa roja. CataFratto, iStock

2. Playa del Naufragio, Isla de Zante

Ésta sí es la playa helena por antonomasia, la que viene en todas las listas y en todas las guías de playas memorables. La Shipwreck Beach, en la gran isla jónica de Zakynthos (Zante), es un regalo de la naturaleza, un fondeadero recoleto casi inaccesible si no es por mar, una calita producto de un tajo limpio en la montaña. En la arena, los restos oxidados de un naufragio fechado en 1983. Las aguas, transparentes como un espejo.

Navagio Beach. zbg2, iStock

Navagio Beach. zbg2, iStock

3. Vagies Bay, Rodas

Vale, igual no encontráis esta playa en el mapa si no cambiáis el nombre por el de bahía de Anthony Quinn. ¿Y eso? Bueno, aquí se rodó Los cañones de Navarone, peli que el actor nacido en México protagonizó. Una pequeña calita de la isla de Rodas, muy rocosa pero pintoresca gracias a la calidad y limpieza de sus aguas.

Anthony Quinn Bay Beach. Gkordus, iStock

Anthony Quinn Bay Beach. Gkordus, iStock

4. Porto Katsiki, Léucade

Para admirar la espléndida panorámica de esta playa traducida como el puerto de la cabra es mejor tomar distancia desde sus acantilados próximos. Impresiona. Altas paredes blancas, playa de arena dorada y aguas que invitan a no salir nunca. Para los amantes de la mitología griega: el lugar donde se suicidó Safo. Una vez más, lo peor es que tanta fama hace que sea una playa muy concurrida.

Porto Katsiki. PANAGIOTIS KARAPANAGIOTIS, iStock

Porto Katsiki. PANAGIOTIS KARAPANAGIOTIS, iStock

5. Playa de Firiplaka, Isla de Milos

Milos es una de las islas más asombrosas del Mediterráneo, una de las Cícladas cuyo litoral volcánico hace que depare playas de paisaje caprichoso. Más acantilados y más aguas calmadas y sumergirse con los ojos bien abiertos. Aunque parezca mentira, los accesos son bastante cómodos.

Firiplaka. siete_vidas, iStock

Firiplaka. siete_vidas, iStock

6. Cavo Paradiso, Cos

La enorme extensión de la bahía de Kefalos de esta isla del Dodecaneso se recorre de playa en playa. Banana, Exótica o Cavo Paradiso, a elegir y según se vayan llenando de bañistas. Eso es lo bueno, que a poco que te lo trabajas, encuentras tu lugar ideal en donde sentirte en el paraíso.

Cavo Paradiso. mike_drosos, iStock

Cavo Paradiso. mike_drosos, iStock

7. Balos, Creta

Al noroeste de la isla y cerca de Kissamos, hay que patear un par de kilómetros para alcanzar esta bella singularidad donde las aguas se arriman a unas lenguas de arena blanca que conectan tierra firme con un islote. El resultado: una especie de laguna verde en un entorno salvaje y puro.

Gramvousa. Vladimirs_Gorelovs, iStock

Gramvousa. Vladimirs_Gorelovs, iStock

8. Tsigrado, Isla de Milos

Es lo que pasa cuando uno quiere playas con intimidad. Que suelen ser las de peor acceso. Tomada la decisión de acudir a esta llamada, el baño merece la pena. Más fácil si acudes a él en un práctico velero.

Tsigrado. S_Kaisu, iStock

Tsigrado. S_Kaisu, iStock

9. Playa de Egremni, Léucade

A continuación de la playa de Porto Katsiki, esta playa virgen se abre a la inmensidad del Jónico. Por un lado, el acantilado corrido. Por el otro, el blanco cegador de la estrecha franja de arena y la intensidad del azul marino. Un sueño.

Egremni beach. Whitewizzard, iStock

Egremni beach. Whitewizzard, iStock

10. Playa de Sarakiniko, Isla de Milos

Más que una playa, una piscina natural producto de la orografía espectacular de esta isla volcánica, de apariencia casi lunar. Toba blanca sinuosa y agua turquesa para zambullirse y chapotear. Muy cerca de aquí un campesino encontró la Venus de Milo.

Sarakiniko. Freeartist, iStock

Sarakiniko. Freeartist, iStock

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter