Las 11 costumbres españolas que más sorprenden a los extranjeros

19 mayo, 2016 - Emilio Leighton

costumbres españolas que sorprende a los extranjeros (Istock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Las 11 costumbres españolas que más sorprenden a los extranjeros

Spain is different. Nadie lo puede negar. Es el país que todos quieren visitar por su vida en las calles, sus hermosos monumentos, sus preciosas playas y porque acá nos la pasamos de lujo. Pero nuestras costumbres sorprenden al extranjero cuando pisa el país. Entérate aquí cuáles son las costumbres que más llaman la atención:

1. Horarios descontrolados

Para los extranjeros nuestros horarios son una fatalidad porque todo lo hacemos tarde. En comparación con otros países los horarios de comer y cenar son muy tardíos, entre dos y tres horas más. Bueno que decir de las discotecas que duran abiertas hasta las 6 de la mañana, los horarios de los comercios que cierran a las 23:00. A ello se suma la hora en que se organizan los partidos de la Liga de fútbol, que comienzan a las 22:00, una hora impensable en Reino Unido.

comiendo en el centro de Ayamonte, Huelva / Andalucía

comiendo en el centro de Ayamonte, Huelva / Andalucía (Istock)

2. Vida en la Calle

A los españoles nos gusta la vida en la calle y estar rodeados de gente. Especialmente en verano cuando el calor es insoportable.  No hay nada mejor que beberse unas cervezas en una terraza con un grupo de amigos y arreglar el mundo. También solemos quedarnos en el bar, después del trabajo, bebiendo cañas con los compañeros. Luego nos damos cuenta que son la 1am y corremos al metro. De esta manera, siempre hay vida en las calles de España incluso en la madrugada.

vida en la calle en Logroño (Istock)

vida en la calle en Logroño (Istock)

3. Ir de tapas

En España todo está ligado con la vida en la calle. El ir a comer unos pinchos o tapas, actividad típicamente española, es lo primero que aprenden los extranjeros que visitan nuestro país o quienes se quedan a vivir una temporada en la península. Si bien en un principio no comprenden porque hay que ir a un bar a comer unas tapas si te las puedes preparar en casa, luego terminan amando el irse de tapas y de marcha.

tapas en la Boquería de Barcelona (Istock)

tapas en la Boquería de Barcelona (Istock)

4. Aceite de oliva en toda la comida

Otra costumbre que sorprende a los extranjeros. Si bien el aceite de oliva va ganando terreno en el mundo porque es más saludable que el de girasol, aún muchos extranjeros no entienden porque los españoles rociamos toda la comida con aceite de oliva y les sorprende también cuando se le hecha al pan o a una tostada.

aceite de oliva (Istock)

aceite de oliva (Istock)

5. Las fiestas populares y los días festivos

Las fiestas populares son parte del adn español y en todos los pueblos se celebran sin preocuparse de los gastos. Lo primero que sorprende a un extranjero cuando llega a España es la gran cantidad de fiestas populares que se celebran en los pueblos de la península. Además les soprende que en esos días nadie vaya a trabajar, que haya tantos días festivos y que todavía el país no haya “quebrado”. Pero igualmente cada año viajan a ver y a vivir las tradicionales fiestas como las Fallas, la Feria de Abril, la Batalla del Vino o los San Fermines, entre otros.

San Fermín en Pamplona

San Fermín en Pamplona

6. El saludo con dos besos ¿Por qué?

Mejor dos que uno, en eso no hay duda. En España es una costumbre que se salude al invitado, al amigo o a la familia con dos besos y es que los españoles somos muy tocones, besucones, efusivos. Para los anglosajones y nórdicos, poco acostumbrados a las caricias, somos demasiados cercanos mientras que a los latinoamericanos les parecemos muy toscos y bruscos. La historia de los dos besos es cristiana según los expertos en el tema: nos damos dos besos “para demostrar franqueza y sinceridad”.

saludos con dos besos en España (Istock)

saludos con dos besos en España (Istock)

7. Los toros

Los toros se convirtieron en míticos en el mundo gracias al escritor Ernest Hemingway, quien quedó fascinado tras vivir los San Fermines, y luego plasmó su experiencia en el libro ‘Fiesta’ (1926) y en ‘Muerte en la tarde’ (1932). Es un tema polémico porque a muchos extranjeros les afecta emocionalmente que se mate a un toro en una plaza o que en algunos pueblos de España el animal sea perseguido por una muchedumbre sedienta de sangre hasta darle muerte. Sin duda todos alucinan con este rito. A unos les gusta el ambiente y lo que rodea a la fiesta taurina. A otros les sorprende la decoración de los bares y tabernas, especialmente los que tienen una cabeza de toro colgada de la pared. La tauromaquia es surrealista para el extranjero.

corrida de toros (Istock)

corrida de toros (Istock)

8. La siesta

Echarse una siesta después de comer es un placer inigualable. Aunque a los extranjeros les sorprende esta costumbre poco a poco la van incorporando a sus actividades de relax. La siesta tiene sólo cosas positivas: repone las fuerzas para seguir trabajando, mejora el cutis, lucha contra el estrés y el agobio.

siesta (Istock)

siesta (Istock)

9. Escandalosos con mayúsculas

Sí, somos gritones y puede que los más gritones del mundo. ¿Qué hay de malo en eso? Los españoles nos reímos y hablamos fuerte. Somos escandalosos e incluso los italianos, que también tienen lo suyo, nos dicen que somos los más ruidosos del planeta.

españoles gritones y escandalosos (istock)

españoles gritones y escandalosos (istock)

10. Vivir hasta los 30 en casa de los padres

Esta situación es impensable en los países nórdicos o en EE.UU. Sin embargo en España y en los países latinos es una costumbre muy arraigada. La verdad es que muchos jóvenes prefieren seguir en casa de la mama hasta “mayorcitos” porque tienen comida gratis, la ropa limpia y además pueden ahorrar en alojamiento. Para un extranjero esa costumbre no cuela.

mudanza (Istock)

mudanza (Istock)

11. Idioma

A los extranjeros les extraña mucho que no se hable inglés en España teniendo en cuenta la gran cantidad de turistas ingleses, norteamericanos y alemanes que recibe a diario. Para los expertos la tardía incorporación a las aulas de la lengua de Shakespeare explica la dificultad con el idioma. También señalan que no hablamos inglés más que nada por el miedo al ridículo. Pero las nuevas generaciones están avanzando en ese tema.

conversando en inglés en un pub (istock)

conversando en inglés en un pub (istock)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter