Las 8 palabras que debes conocer para entender a un madrileño

27 septiembre, 2016 - Miguel Á. Palomo

Chulapo fetén en las fiestas de la Paloma. Barcex, Foter
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Las 8 palabras que debes conocer para entender a un madrileño

Madrid no es una excepción pero hay que reconocer la importancia de su lenguaje propio. Más bien, de un diccionario forjado con el tiempo en el roce callejero y el uso castizo fruto de la personalidad de sus gentes que, “gatos” o no, son ejemplo de una miscelánea muy particular. En los ochenta adentrarse en La Elipa o en Carabanchel, como en cualquier territorio fronterizo, significaba tener que tirar de traductor para enterarse de una conversación juvenil en cheli. Como en La Verbena de la Paloma pero con vaqueros de pitillo. Esta herencia permanece y se expande al resto de España pero he aquí su origen y una muestra representativa de algunas palabras que hay que saber para saber qué dice un madrileño.

1. Mini

Medida sacrosanta para entenderse al otro lado de la barra del bar. Que es al fin y al cabo donde hay que entenderse. Los 750 ml de cerveza no es una proporción precisamente “mini” pero en los madriles la ironía siempre está en juego.

Mini de cerveza. Diogoppr, iStock

Mini de cerveza. Diogoppr, iStock

2. Menda

Forma coloquial de referirse a uno mismo en tercera persona. Ya en la comedia del astracán La venganza de Don Mendo se incluía esta fórmula que sigue en vigor. Te lo dice el menda lerenda.

Estilismo madrileño. horseman7869, Foter

Estilismo madrileño. horseman7869, Foter

3. Tronc@

Manera, ya casi universal y algo más “moderna” que la anterior, de referirse cordialmente a un amigo. El contexto de colegueo marca la entonación e incluso el sentido positivo o negativo. El “¿qué passa tronco?” es algo un poco viejuno pero se sigue escuchando. Tu tronc@ siempre será tu tronc@.

San Isidro. Alex Bikfalvi, Foter

San Isidro. Alex Bikfalvi, Foter

4. A pachas

Expresión coloquial comúnmente conocida para referirse a una operación que se hace a medias. Por lo general, a la hora de pagar la cuenta.

La cuenta. rs-photo, iStock

La cuenta. rs-photo, iStock

5. Keli o queli

De origen caló, su extensión a la jerga cheli amplificó su significado. La queli, como la choza, es la casa, claro.

Barrio de Vallecas. Gaelx, Foter

Barrio de Vallecas. Gaelx, Foter

6. Mazo

Camilo Sesto tiene la culpa de que esta palabra convertida en comodín se erigiera en símbolo de una época, en un hit que hizo que muchos se replantearan volver a utilizarla. El furor pasó pero todavía la chavalería utiliza este adverbio de cantidad mazo de veces.

(Mola) Mazo. Serggn, iStock

(Mola) Mazo. Serggn, iStock

7. Dabuten

El argot generacional madrileño quedó inmortalizado por Francisco Umbral en su Diccionario cheli. En él se incluía esta palabreja que adquiere distintas reformulaciones no tan auténticas como “debuti” o “dibuti”. Algo es dabuten si algo es guay y se está de acuerdo con ello.

It’s okay. InnerVisionPRO, iStock

It’s okay. InnerVisionPRO, iStock

8. Fetén

O si algo es fetén, por supuesto, palabra también cheli y castiza por antonomasia. Ejemplo de un término que ha conseguido ser aceptado por la Real Academia de la Lengua Española. La RAE define a fetén como “bueno, estupendo, excelente”, entre otras acepciones. El look de un chulapo debe ser siempre fetén. Que lo sepáis…

Chulapo fetén en las fiestas de la Paloma. Barcex, Foter

Chulapo fetén en las fiestas de la Paloma. Barcex, Foter

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter