Las cosas menos típicas que hacer en Dublín pero que son interesantes

2 diciembre, 2016 - David García

Partido de hurling. Steven Burt (Flickr)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

La capital irlandesa esconde decenas de sorpresas para aquél que la visita. Se trata de una capital europea que de primeras nadie puede decir cuáles son las cosas típicas que hacer y que ver pero las tiene, y muchas, como la visita a la cervecera Guinness o el día de San Patricio por ejemplo. Pero si nos apartamos de los tópicos, la ciudad irlandesa encierra muchas más sorpresas. Te lo vamos a demostrar.

1. Rodéate de ciervos.

¿Te imaginas una ciudad en la que los ciervos camparan a sus anchas? Bueno, a ver… no ocurre exactamente eso en Dublín pero casi, porque en uno de sus parques (típico parque de las Islas de praderas verdes) pues tumbarte a disfrutar del día (si no llueve) rodeado de ciervos. Estamos hablando de Phoenix Park. Así que te animamos a que pases un buen rato de picnic en este curioso lugar.

Cervatillo en Phoenix Park de Dublín. Fireglo2 (iStock)

Cervatillo en Phoenix Park de Dublín. Fireglo2 (iStock)

2. Trasládate al siglo XVIII.

En Dublín es fácil trasladarte al siglo XVIII. Basta con encontrar la llamada casa Número 29, de estilo georgiano, y que recrea exactamente la vida de aquella época. La cocina, la despensa, la habitación de la ama de llaves, el comedor, los dormitorios, el cuarto de la institutriz… todo está como hace más de dos siglos. Lo único malo es que el tour es en inglés.

Casas georgianas de Dublín. Cathrine Johansson (Flickr)

Casas georgianas de Dublín. Cathrine Johansson (Flickr)

3. Fish and chips.

Si creías que el mejor fish and chips podías tomarlo en Inglaterra, estás muy equivocado. En Dublín tienes uno de los mejores en Darkey Kellys, una mezcla de taberna irlandesa y restaurante en el que poder disfrutar de este plato tan de las Islas y, eso sí, regado con cerveza… mucha cerveza.

Música en Darkey Kellys (http://darkeykellys.ie/)

Música en Darkey Kellys (http://darkeykellys.ie/)

4. Ir al Gallagher’s Boxty House.

¿Conocéis alguna comida típica de Dublín? No, la cerveza no vale. Pues sí, el boxty puede que no sea muy conocido fuera de Irlanda pero allí es muy famoso. Se trata de un pastel de patata y uno de los mejores sitios donde poder disfrutar de él es en Gallagher’s Boxty House. Te recomendamos que te pases por allí.

Gallagher's Boxty House. William Murphy (Flickr)

Gallagher’s Boxty House. William Murphy (Flickr)

5. El deporte menos conocido.

Todos conocemos la afición que en las Islas tienen por el deporte, en concreto por el fútbol. Sin embargo, en Irlanda son especiales y sienten verdadera pasión por otros deportes menos conocidos, y por eso te recomendamos que acudas a ver algún partido de hurling o de fútbol gaélico. Ambos eventos pueden disfrutarse en el Croke Park Stadium de la ciudad y se piensas que es minoritario, te equivocas, así que pilla las entradas con tiempo.

Partido de hurling. Steven Burt (Flickr)

Partido de hurling. Steven Burt (Flickr)

6. El Dublín más tétrico y misterioso.

Una de las características de Dublín es que está envuelto en un halo de misterio histórico gracias a la cantidad de sucesos que han tenido lugar en sus calles. Hay muchas rutas turísticas para conocerlo pero sin duda el centro neurálgico de ese lado oscuro dublinés es su cementerio de Glasnevin. ¡Atrévete a visitarlo!

Cementerio de Glasnevin. William Murphy (Flickr)

Cementerio de Glasnevin. William Murphy (Flickr)

7. Iglesia de San Audoen.

La catedral de San Patricio es la iglesia más famosa de la ciudad, y también la más grande (enorme). Su protagonismo eclipsa el resto de templos religiosos de la ciudad. Desde aquí te recomendamos que eso no ocurra y que no dejes de recorrer el resto de iglesias con especial atención a San Audoen, más antigua que la catedral.

Interior de San Audoen. Ben Snooks (Flickr)

Interior de San Audoen. Ben Snooks (Flickr)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter