10 rincones secretos que ver en Rusia

5 enero, 2016 - Raúl Fernández

Rusia (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
10 rincones secretos que ver en Rusia

Rusia es un destino que hay que ver y además, cada vez esta más al alza. Aunque lo asociamos con la monumental Moscú y la europea y cosmopolita San Petersburgo, cuenta en su vasta extensión con pequeños rincones secretos que, con frecuencia, se quedan fuera de los circuitos, como las múltiples y originales iglesias construidas a base de madera o el mestizaje de culturas que convive en multitud de pequeñas poblaciones.

Si aún estás planeando tu viaje aquí van algunas de nuestras recomendaciones. Recuerda, también puedes encontrar información en nuestra guía de destinos

1. Una experiencia única en el archipiélago Solovetiskie

Prepárate para descubrir uno de los rincones más secretos, un lugar único y enigmático que se encuentra a tan solo 165 kilómetros del Círculo Polar Ártico. Es un archipiélago formado por seis islas en las que podrás maravillarte con restos de construcciones que datan, según los expertos, del III milenio a.C. La flora y la fauna salvaje predominante es única en este inmenso país.

Solovetiskie

Solovetiskie

 

2. La turística Kizhi Pogost

Tras las habituales paradas en Moscú y San Petersburgo para aquellos que visitan Rusia, el siguiente puesto en el ranking de rincones que ver lo tiene la iglesia de Transfiguración de Kizhi es una de las candidatas. No en vano, este complejo religioso se encuentra en el catálogo de la Unesco de Patrimonio de la Humanidad.

Kizhi Pogost (iStock)

Kizhi Pogost (iStock)

3. La divinidad de Valaam

Su nombre popular de ‘Nuevo Jerusalén’ no es vano. Esta isla está considerado uno de los lugares de peregrinaje por excelencia siendo su monasterio uno de los lugares más concurridos del país. Se encuentra en pleno lago Ládoga y la diferenciarás fácilmente por sus cruces elaboradas a base de granito.

Valaam (iStock)

Valaam (iStock)

4. La antigüedad romántica de Veliki Ústiug

La provincia de Vólogda alberga una de las ciudades más desconocidas a la par que más hermosas que ver de toda Rusia. Desde su fundación hace casi mil años se convirtió en un punto de referencia para el transporte marítimo gracias a su ubicación. Es un buen rincón para llevarte souvenirs elaborados con la técnica chernenie.

Veliki Ústiug

Veliki Ústiug

5. Vólogda, la ciudad del Anillo de Oro

Sin salir de la misma provincia, nos encontramos al norte con su capital protagonizada por una arquitectura única elaborada a base de madera y que, en muchos casos, ha pervivido al paso de los años. Eso sí, lo único que tienen en común es el material empleado dado que su fisonomía está absolutamente diferencia de unas a otras. Aprovecha la visita para conocer el museo de Pedro el Grande.

Vólogda (iStock)

Vólogda (iStock)

6. La iglesia de madera de Vitoslavlitsy

No es la única en Rusia elaborada con este material pero sí una de las más imponentes que ver. Se trata de la Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora de Peredki que conserva su esplendor desde el siglo XVI. Una visita obligada si quieres conocer la proliferación de este tipo de construcciones dado que actualmente se encuentra convertida en el museo de arquitectura en madera y que te servirá para conocer todas las claves y secretos.

Vitoslavlitsy (iStock)

Vitoslavlitsy (iStock)

7. La budista Kalmukia

La cultura ancestral del pueblo calmuco convive con el espíritu modernista liderado por poetas, directores de cine y arquitectos vanguardistas. Y todo ello en una región donde el budismo es mayoritario, algo único en Europa. Kalmukia respira aún sus orígenes como zona de paso de centenares de civilizaciones nómadas que dejaron su huella en la zona convirtiéndola en uno de los rincones históricos únicos.

Kalmukia (iStock)

Kalmukia (iStock)

8. Vive otra Venecia en Astracán

Al sur del país, prácticamente sobre la frontera que separa Europa de Asia, nos encontramos con esta pequeña población conocida popularmente como la ‘Venecia del Volga’. Es una de las ciudades estandarte de la multiculturalidad dado que conviven más de 100 etnias diferentes. Es tu oportunidad para llevarte a casa una prenda elaborada a base de piel de cordero, la industria textil característica de la zona.

Tumba de Ivan IV el Terrible y sus hijos, Astracán (Flickr)

Tumba de Ivan IV el Terrible y sus hijos, Astracán (Flickr)

9. Un paseo nocturno por San Petersburgo

Los planes que te podríamos proponer en una de las ciudades más bellas del mundo son infinitos. Entre los menos habituales, aunque cada vez más explotados turísticamente, está el paseo por sus canales pero con una particularidad. Pregunta la hora, en función de la época del año, a la que se levantan los puentes de la ciudad para dejar pasar a los barcos mercantes y aprovecha ese instante para montarte en una embarcación y recorrer el río Neva.

San Petersburgo (iStock)

San Petersburgo (iStock)

10. Déjate llevar por el metro de Moscú

Moscú tiene muchos edificios espectaculares en la superficie… y bajo tierra. El Metro de la capital rusa presume de ser uno de los más transitados del mundo pero también uno de los más imponentes artísticamente donde cada estación es un nuevo ‘paraíso’ por descubrir dado que poco tiene que la decoración de la anterior. Los elementos comunes son el granito, el mármol, el yeso las piedras semipreciosas.

Metro de Moscú (iStock)

Metro de Moscú (iStock)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter