Las leyendas más turbias de los Pirineos

21 abril, 2017 - Bárbara Chacón

Pirineos (Pixabay)
1. Pirene y el nombre de los Pirineos
El nombre Pirineos se debería a la mítica Pirene, la hija del dios Tubal. Reza la leyenda que Pirene, una mujer muy hermosa, estaba muy enamorada de Hércules. Sin embargo Tubal, que era dueño de las tierras pirenaicas, era contrario a esta relación. Ni corto ni perezoso, decidió desterrar a Hércules. Pirene quedó muy triste y rechazó a todos sus pretendientes. Uno de ellos, celoso por los sentimientos que la bella muchacha nutría por Hércules, resolvió incendiar el bosque donde ella vivía. Pirene murió en el incendio y Hércules, tras volver de su exilio, la enterró en el bosque junto a unas piedras gigantescas. Según las leyendas sobre los Pirineos, fue así que se originó la cordillera pirenaica.
¿Te ha gustado nuestro articulo?
¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter