Los 10 lagos más importantes y bonitos de Europa

9 diciembre, 2015 - Redacción

Schluchsee - Manuel Paul (Flickr)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Los 10 lagos más importantes y bonitos de Europa

Seleccionar diez de los cientos de lagos más bellos de Europa es una tarea complicada ya que ya sea de formación natural o artificial, si de algo podemos presumir es de preciosos paisajes en los que no falta un lago (de hecho, podemos hacer un lista de los lagos españoles que no te puedes perder).

Asumiendo el reto y siendo conscientes de que nos dejamos muchos por el camino, te proponemos una ruta por diez de los lagos que de seguro, no puedes perderte antes de morir.

1. Lago de Hallsttat (Austria)

Encabeza esta lista el lago Hallsttat, al que nos atrevemos a calificar como el lago más bonito de Europa. El entorno de montaña, las casas llenas de flores a orillas del agua y un lago espejado que quita el habla te esperan  de forma obligada si haces un viaje a Austria. Todo en este pequeño pueblo austriaco parece una maqueta y es que en Austria, muchos pueblo parecen de cuento.

Lago de Hallsttat - Marta Atram (Flickr)

Lago de Hallsttat de los más bonitos de Europa – Marta Atram (Flickr)

2. Lagos de Covadonga (Asturias)

En España también podemos presumir de lagos, y más cuando hablamos del norte. El ejemplo más claro lo tenemos en los lagos de Covadonga, en Asturias. Se trata de tres lagunas glaciares situadas a más de 1.000 metros de altitud en un entorno inigualable: Enol, La Ercina y El Bricial.

Ya puede accederse a los lagos en coche o transporte público durante todo el año, excepto en temporada alta, cuando sólo se puede acceder en transporte público. Por lo que no tienes excusa para hacer una visita a este precioso lugar.

Lagos de Covadonga - Oscar Martín Antón (Flickr)

Lagos de Covadonga – Oscar Martín Antón (Flickr)

3. Bachalpsee (Suiza)

Desconocido por muchos, Grindelwald  es un pequeño pueblo alpino situado a 2.200 metros en las montañas de Berna, que da cobijo a uno de los lagos alpinos más bonitos de Europa. Se trata del lago Bachalpsee, espejado como ninguno, refleja en su agua las impresionantes montañas nevadas dando lugar a una imagen que podría ser la protagonista de cualquier cuento.

Lago Bachalpsee - Arne Wuensche (Flickr)

Bachalpsee – Arne Wuensche (Flickr)

4. Lago de Annecy (Francia)

De origen glaciar, el lago de Annecy es absolutamente espectacular. Sus aguas cristalinas son el reclamo de cientos de personas que en verano acuden a bañarse, practicar vela, pasear en barco o incluso hacer buceo. En invierno, la orilla del lago ofrece un lugar perfecto para disfrutar de una caminata en un entorno más que agradable. También es muy recomendable una visita por los pueblos de la zona.

Si buscas una buena panorámica del lago, te recomendamos acércate, cámara fotográfica en mano, al puerto de la Forclaz. Las vistas son inigualables.

Lago de Annecy - Jose Luis Clemente (Flickr)

Lago de Annecy – Jose Luis Clemente (Flickr)

5. Lago Bled (Eslovenia)

Situado a los pies del pueblo de Bled, este lago es uno de los más fotografiados del mundo, y sin duda, una de las mayores atracciones de Eslovenia. Rodeado de montañas, este precioso lago glaciar llama la atención por albergar en mitad de sus aguas una pequeña isla, conocida como la Isla de Bled. Ésta está formada por varios edificios, entre los que destaca la iglesia de la Asunción, del siglo XV.  Una estampa que te enamorará a primera vista.

Bled - Pilar Azaña Talán (Flickr)

Bled – Pilar Azaña Talán (Flickr) – de los lagos màs bonitos de Europa

6. Lago de Como (Italia)

Situado en Lombardia, entre Como y Lecco y a 50 kilómetros de Milán, es considerado uno de los lagos más profundos de Europa con más de 410 metros de profundidad. Además, es el tercer lago más grande de Italia, detrás del  Garda y el lago Mayor.

El entorno en el que se encuentra ha llamado la atención de artistas y turistas de todo el mundo, desde el escritor francés Flaubert a Giuseppe Verdi, entre muchos otros.

Una sucesión de espléndidas villas y pequeños pueblos flanquean las orillas del lago, que ha destacado siempre por ser el lugar elegido por la nobleza lombarda para pasar sus vacaciones.

Lago de Como - Ici VS Ailleurs (Flickr)

Lago de Como – Ici VS Ailleurs (Flickr)

7. Parque nacional de Killarney (Irlanda)

La localidad de Killarney  alberga en su interior a uno de los parques naturales más impresionantes de Europa, el Killarney National Park, de más de 102,89 km2 de bosques, montañas y lagos, en concreto tres, que son totalmente espectaculares.

El parque ha sido denominado Reserva Mundial de la Biosfera por la UNESCO y es una visita obligada si visitas Irlanda.

Killarney - Finbarr O Shea (Flickr)

Killarney – Finbarr O Shea (Flickr)

8. Lago Mayor (Italia)

El lago Mayor, (Maggiore en italiano) es el segundo más grande de Italia con 212 km2, por detrás del Garda. Rodeado de bosques, montañas y colinas, se extiende desde la Suiza italiana hasta el Piamonte italiano y Lombardia.

El paisaje que proyecta es idílico, hasta el punto que el poeta Montesquieu, lo definió como “el lugar más bello del mundo”. Pequeños pueblos y villas espectaculares decoran las orillas de este lago, uno de los lugares con mejores vistas de Italia. A parte el lago Maggiore y el Lago de Como, si estás en el norte de Italia vale la pena visitar el magnifico Lago de Garda

Lago Mayor - Eva Buijs (Flickr)

Lago Mayor – Eva Buijs (Flickr)

9. Schluchsee (Alemania)

El Lago Schluchsee es el más grande de la Selva Negra con 5 km2 de superficie. Es un lugar perfecto para dar una vuelta en barca, pasear o montar en bicicleta ya que el entorno no puede ser más agradable.

Por tratarse de un enclave inigualable rodeado de vegetación, la Federación Alemana de Fútbol (DFB) instala aquí su centro de entrenamiento para preparar los mundiales.

Schluchsee - Michael Schlegel (Flickr)

Lago Schluchsee – Michael Schlegel (Flickr)

10. Lago de Serre-Ponçon (Francia)

En el corazón de los Alpes Franceses, el lago de Serre-Ponçon, el segundo artificial más grande de Europa, se abre paso entre las montañas dando lugar a un paisaje al que no se le puede poner ninguna pega. Sus aguas turquesas y cristalinas reflejan las diferentes tonalidades de los cientos de árboles que rodean el lago, compitiendo en belleza con las montañas y las pequeñas casas que cobran vida en el agua.

Lago de Serre Ponçon  - Giuliana Castellengo (Flickr)

Lago de Serre Ponçon – Giuliana Castellengo (Flickr)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter