Los 10 mejores restaurantes mexicanos de Madrid

12 agosto, 2016 - Miguel Á. Palomo

taco de Punto MX. Restaurante Punto MX
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Los 10 mejores restaurantes mexicanos de Madrid

Cómo nos enciende la comida mexicana. Bueno, México entero, de extremo a extremo, de chile en chile. Y qué bien nos sienta tener en nuestra patria tantos y tan buenos lugares para viajar a él con el paladar. Si hace poco ampliamos miras para conocer nuestros favoritos de toda España, ahora nos damos a la proximidad y nos limitamos a la capital que tiene una nutrida plantilla de restaurantes mexicanos a todo color: cocina refinada, taquerías sabrosas, cantinas de última generación, rincones de guisos caseros y secretos que corren de voz en voz y a voz en grito. ¡Ándele con esos mejores restaurantes mexicanos de Madrid!

1. Punto MX

Claro, con su estrella Michelin relumbrando gracias al talento del chef Roberto Ruiz cualquiera no abre ranking con él. Pero es que no se concedió al tuntún sino que demuestra la capacidad de una cocina elevada a los altares. Alta cocina, se entiende. Además, no se conforma con ese guacamole preparado in situ o ese pecaminoso tuétano a la brasa: en la planta superior, un gastrobar (tequilas y mezcales) impecable como Mezcal Lab; en el espacio Gourmet Experience de El Corte Inglés de la calle Serrano, el rincón de antojitos llamado Salón Cascabel. Que no pare nunca…

Mesa puesta. Restaurante MX

Mesa puesta. Restaurante MX

2. Tepic

Al rico taco urbanita. Menudo salto de escenario ha pegado esta taquería (y mezcalería) antes en Chueca y ahora en el barrio de Salamanca con un localazo de impresión. Hablamos de tacos de altura –en mesa o en barra-, no de cualquier cosa, a elegir entre tortilla de maíz o trigo. Un puntazo, como sus opciones vegetarianas o sus salsas servidas aparte. Pero amigos, esos tacos al pastor no tienen rival. Ni en Madrid ni en Tepito. Bueno, igual nos hemos pasado.

Mesa alta y barra. Restaurante Tepic

Mesa alta y barra. Restaurante Tepic

3. Entre Suspiro y Suspiro

Tradición y color. Antes del boom de la gastronomía mexicana en los madriles, esta casa ya servía pollo al mole o arrachera poblana, platos con raíces y personalidad sobrada. Ahora en el barrio de Ópera, la familia Castañeda sigue marcando el ritmo con su experiencia, en los fogones y en las paredes repletas de cuadros explosivos. Tipismo con carácter. Hay que olfatear las sugerencias fuera de carta. Y catar los tequilas de su generoso museo.

A todo color. Entre Suspiro y Suspiro

A todo color. Entre Suspiro y Suspiro

4. La Taquería del Alamillo

Hasta esta recoleta plazuela del Madrid de los Austrias se viene a pedir molcajetes en piedra volcánica y, ya de paso, buenos chiles en nogada. Los asiduos a la noche de La Latina atiborran el local, todavía más en verano cuando sacan terraza, por lo que pedir mesa es misión de riesgo. El restaurante es típico, algo folclórico, pero no suele defraudar y animado es un rato.

Expositor de tequilas. La Taquería del Alamillo

Expositor de tequilas. La Taquería del Alamillo

5. Comala

A la fuerza hay que incluir este diminuto pero bien puesto local casi contiguo al hotel Ritz más que nada por la divertida propuesta de Abraham García, chef de Viridiana. Quiso él una “taquería ilustrada” y parió una revisión personalísima que fusiona la cocina mexicana con la española. A su aire, que no es poco. Tacos de jabalí estofado a la cerveza Negra Modelo, calamares a la plancha con una Vizcaína de Chile, bacalao sobre salsa veracruzana, crema de apionabo con huitlacoche y cremoso queso de Arzua… Uf. Sin duda, uno de los restaurantes revelación de hace un par de temporadas.

Tortilla de trigo con langostinos. Comala

Tortilla de trigo con langostinos. Comala

6. Taquería Mi Ciudad

Lo más de lo más en cuanto a tacos en Madrid. Y además, tirados de precio. Da igual que sea la de siempre, la pequeñaja de la calle Fuentes, que las otras taquerías abiertas después. ¡Que rulen la tinga de pollo y las carnitas! Pero vamos, que nos da igual si son tacos al pastor o cochinita pibil. Acertamos siempre.

Carnitas. M. Nieves Martín, Taquería Mi Ciudad

Carnitas. M. Nieves Martín, Taquería Mi Ciudad

7. Mestizo

No engaña. Aquí se vende mezcla en vena, parte de la esencia de la mejor gastronomía mexicana. Además de sus antojitos, de su gran variedad de quesadillas y de sus enchiladas y chiles en nogada, destacan el pozole al más puro estilo del estado de Guerrero y el molcajete para dos personas como mínimo. Y tacos y más tacos. Más informal y casera, la Taquería Chirrión, de la misma propiedad.

Interior del local. Restaurante Mestizo

Interior del local. Restaurante Mestizo

8. Oyamel

Avispado como pocos, nuestro José Andrés comparte propiedad de este moderno restaurante del barrio de Salamanca apenas anclado en el sota, caballo y rey de la cocina mexicana. Distintos menús, brunch, hora feliz de cócteles, tacos y antojitos… La flexibilidad es una de las marcas de la casa. Que si gazpacho estilo Morelia, que si acelgas en nuez de Castilla, que si ceviches a elegir, que si platillos originales y bien interpretados más allá de las convenciones.

Vista de la sala. Oyamel Cocina Mexicana

Vista de la sala. Oyamel Cocina Mexicana

9. La Malinche

Cocina mexicana casera. Esto es lo fundamental a saber en esta taquería bien puesta y de ambiente familiar a un paso de la Gran Vía. Las tortillas son de maíz y se cocinan al estilo tradicional, aunque hay quien prefiere siempre las de trigo. De una carta bien extensa nos quedamos con cualquiera de los huaraches, sobre todo el especial con tres guisos a elegir entre tinga, pollo, ternera, cochinita pibil, carnitas y pastor. Un festín para unos cuatro comensales.

Salón. La Malinche

Salón. La Malinche

10. La Madrina

Una de nuestras últimas debilidades. Una pequeña antojería abierta desde hace unos meses en plena calle San Bernardo y que conquista por su divertida decoración, su buena onda informal y sus platos muy afinados. Cunde el guacamole casero servido en mocajete, los tacos en tortilla de maíz, así como el huarache y los panuchos. Además, pambazo: el bocadillo mexicano adobado con choripapas. Y repetimos, y repetimos… Y no nos cansamos.

Guacamole. La Madrina

Guacamole. La Madrina

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter